Santiago Videla: “Queremos ser el mejor equipo chileno de rugby de la historia ”

Santiago Videla lleva la pelota durante el entrenamiento de los Cóndores, previo al partido contra Canadá. Foto: Federación de Rugby.

El fullback, especialista nacional en las patadas, se ilusiona con lo que pueda suceder esta tarde frente a Canadá, por el Clasificatorio para la Copa del Mundo de Francia 2023.


Santiago Videla (23 años) es uno de los hombres claves de los Cóndores. De su buena pegada depende buena parte del éxito de la selección chilena de rugby. Hoy frente a Canadá, en el Elías Figueroa de Playa Ancha, la escuadra nacional irá en busca de algo histórico frente a los norteamericanos. La derrota por solo un punto (22-21) en Langford, donde el jugador aportó con tres penales y una conversión, fundamentales para dejar abierta la serie, cuyo ganador quedará a un paso del Mundial de Francia 2023. Si Chile gana por mayor diferencia, enfrentará al perdedor de la llave entre Estados Unidos y Uruguay (la ventaja la tienen los norteamericanos), por el cupo mundialista.

¿Cómo están las sensaciones después del primer partido?

Las sensaciones son de unión, como equipo sentimos más unión que nunca. No han cambiado los objetivos ni la convicción que teníamos antes del primer partido. Siguen siendo las mismas y estamos muy convencidos de lo que hacemos y con harta seguridad.

Se logró un resultado cerrado para definir en casa, pero se dejó ir una victoria histórica. ¿Cómo lo tomó?

Sí. Hubiese sido una victoria histórica, pero en un principio teníamos claro que eran dos tiempos de 80 minutos al final, y ahora estamos perdiendo a mitad de tiempo por solo un punto. Entonces, haber ganado por dos puntos o estar perdiendo por uno, son resultados muy parecidos.

¿Cómo gestionan la ansiedad de la previa?

Con el grupo es algo que hemos trabajado harto en el último tiempo. La ansiedad se va en los entrenamientos, se va estudiándose a uno mismo. Mientras uno va llegando al día del partido, uno ya se va preparando mentalmente e individualmente para estar lo mejor posible, y esa ansiedad se va al comienzo del partido.

¿Cuál es el secreto para patear tan bien?

No hay ningún secreto. Es entrenar, nomás. Practicar y nada más que eso: entrenar, entrenar y entrenar.

¿Está consciente de que de sus pies puede salir una clasificación histórica?

Sí, estoy consciente. No es algo que uno está pensando todo el día, tampoco; pero estoy consciente, así como lo he estado en los otros partidos en que pateo, de que los puntos de mis patadas son muy importantes y tengo que seguir con esta mentalidad, nomás.

¿Cree que Canadá va a cambiar en algo de lo mostrado en la ida?

Al equipo de Canadá lo seguimos viendo de la misma manera que lo veíamos antes del partido de ida. Son un equipo muy fuerte y con grandes experiencias mundialistas. Nosotros seguimos mirándolos de igual forma. Ellos siguen con su sentido de juego y con su identidad.

¿Cuánto pueden influir en ustedes las condiciones de Valparaíso y la presencia del público?

Yo creo que va más por la presencia de público de local más que por las condiciones, porque no son muy extremas para que afecte más a uno más a otro. Uno tiene que encontrar la motivación en eso.

Pero el viento porteño es complejo.

En el Elías Figueroa suele haber harto viento, pero ahí juega de igual manera y los dos nos tenemos que adaptar de la misma forma.

Martín Sigren decía que la meta es ser el mejor equipo chileno de rugby de todos los tiempos. ¿Comparte esa opinión?

Cien por ciento. Eso en el grupo está claro: queremos ser el mejor equipo chileno de rugby de la historia y para lograrlo tenemos que clasificar al Mundial, así que no hay dudas al respecto.

¿En lo personal cómo ha vivido toda esta transición?

Esto es lo más importante de mi carrera lo que estamos viviendo con este grupo y es en lo que más he estado enfocado. He entrenado para esto y el objetivo de ser la mejor selección de la historia es el objetivo más grande que he tenido individual y grupalmente.

¿Qué tan cerca ven el Mundial?

Está cerca. Tenemos que ganarle a Canadá y ahí se va a poner cada vez más cerca.

Ustedes dicen que esta es una final del mundo. ¿Cómo la enfrentan?

Nosotros hablamos de eso, es nuestra final del mundo. Acá perdemos y nos vamos para la casa. Pensamos en trabajar el partido y salir con la victoria.

¿Cómo se refuerzan emocionalmente?

Reforzamos mucho el sentido de pertenencia y de unión del equipo; nuestra trayectoria, todo lo que hemos crecido durante los últimos tres o cuatro años, independientemente de todas las condiciones y adversidades sufridas como equipo, que las hemos sabido sobrepasarlas todas, y es ahí donde agarramos una motivación interna, que hemos desarrollado en estos últimos tres años. No estamos sacando motivación del aire para esta semana. Esta semana es algo que hemos trabajado los últimos tres años y todo lo que ha pasado en este proceso: derrotas, victorias nos llevaron a estar acá.

¿Cuáles son las fortalezas del equipo?

Nuestras fortalezas son nuestra mentalidad, nuestra actitud y nuestra perseverancia. Eso lo tenemos bien plasmado.

¿Qué ha sido lo más duro de este proceso?

Lo más duro ha sido en un principio adaptarse a las condiciones como país; como selección de un país donde es difícil ser deportista. A las condiciones, recursos y todo lo que se necesita para entrenar. Tener que adaptarnos a esas condiciones, asumirlas, asimilarlas y hacerlas nuestras; hacer que nos jueguen a favor, en vez de en contra, y tomarlas como una motivación.

Aparte del rugby, también se dedica a otra actividad...

Estudio Ingeniería Comercial en la Universidad de Chile. Los profesores han tenido mucha paciencia, tanto la universidad, como institución, y los profesores, como individuos, me han apoyado en todas mis competencias y entrenamientos. Nunca he tenido un problema al respecto, he podido congeniar de muy buena manera el rugby y los estudios, ya estoy en mi quinto año. Me atrasé un semestre, pero lo vale, y no me quemo la cabeza con eso.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.