Un año diablo: el irregular paso de Alexis Sánchez por el Manchester United

El chileno llegó como fichaje estelar al club inglés, pero apenas suma cuatro goles. En el nuevo período, busca la redención.


El 22 de enero del año pasado, Alexis Sánchez se transformó en el nuevo jugador del Manchester United. El equipo al que elegía en la PlayStation, como dijo en sus primeras intervenciones, para graficar la felicidad que le producía llegar a los Diablos Rojos después de brillar en el Arsenal. Llegaba como estrella. Desde lo simbólico, pues le asignaron la mítica camiseta 7 que utilizaron George Best, David Beckham y Cristiano Ronaldo, hasta lo monetario, que lo convirtió en el futbolista mejor pagado de la Premier League, a razón de US$ 28 millones de dólares por año.

Sin embargo, el recuento de los primeros 365 días en Old Trafford consigna que no todo ha sido felicidad para el tocopillano. De hecho, su producción futbolística ha estado muy por debajo de las expectativas que tenía el United cuando decidió invertir 48 millones de dólares más el pase del armenio Henrikh Mkhitaryan por su pase.

En la Premier League, los Diablos Rojos se han abrazado apenas tres veces gracias al Niño Maravilla. En febrero ante el Huddersfield Town, en marzo ante el Swansea y en octubre, frente al Newcastle. Un festejo más, ante el Tottenham, por la FA Cup, completa un exiguo aporte que tuvo al chileno distanciado del técnico anterior, José Mourinho, y lo puso como objetivo de crítica de parte de la prensa inglesa y de connotados comentaristas.

A Alexis, incluso, le sacan cuentas en función de la millonaria inversión que realizó el United para reclutarlo. En 32 partidos y 2.265 minutos, suma apenas cuatro conquistas. Un ejercicio de simple aritmética arrojaría que cada uno de ellos costó US$ 7 millones.

Para colmo, una lesión muscular tuvo al chileno parado durante todo diciembre. En su retorno, se resintió aunque ya volvió a estar en óptimas condiciones físicas para intentar, ahora de la mano de Ole Gunnar Solskjaer, encontrarse con su mejor nivel. Por lo menos, con su nuevo entrenador se lleva mejor y ya ha habido elogios mutuos. Tiempo, al menos desde el plano contractual, queda, pues la relación entre el Manchester United y Sánchez termina, según contrato, en 2022.

Seguir leyendo