Un potenciador muscular

Pildora

Estanozolol y el sofisticado ligandrol son las sustancias detectadas en Jarry. Juntas son más fuertes.




Nuevamente, los anabólicos ensucian el deporte chileno. Y esta vez, Nicolás Jarry, el segundo mejor tenista de Chile, es quien pasó a engrosar la lista negra, tras detectársele estanozolol y ligandrol, dos sustancias de máxima prohibición por la Agencia Mundial de Antidopaje (AMA).

Fue una muestra de orina tomada el 19 de noviembre en Madrid, mientras Jarry defendía a Chile en las Finales de la Copa Davis, la prueba con la que la ITF y la AMA culpan al 78º del mundo por infringir las normas de juego limpio.

No es una acusación menor. El estanozolol, uno de los anabólicos más clásicos, es reconocido por ser un agente dopante. El Ligandrol, en cambio, es un SARM (Modulador Selectivo de los Receptores Androgénicos, por sus siglas en inglés), un sofisticado agente anabolizante que ofrece resultados similares a los de la testosterona, pero sin tantos efectos secundarios.

"El estanozonol es un esteroide anabólico cuyo principal efecto es que busca en los deportistas un aumento de la masa corporal, disminución de la grasa y, por lo tanto, una mejora del rendimiento. El ligandrol también tiene que ver con los esteroides anabólicos, trabaja a nivel de los receptores moleculares, también es para disminuir los efectos secundarios de la administración de anabólicos", explica Francisco Verdugo, deportólogo de la Clínica Ciudad del Mar. Además, ambas sustancias potencian sus efectos al ser ingeridas juntas. "Muchas veces se mezclan este tipo de anabólicos para generar los efectos deseados y contrarrestar los efectos no deseados", dice el médico.

Dadas sus consecuencias en el cuerpo humano, ambas sustancias están ordenadas bajo la categoría S1 del Código Mundial, es decir, son agentes anabolizantes prohibidos en todo momento.

Por ello es que el futuro de Jarry no es muy promisorio. Aunque asegura su total inocencia, la AMA podría sancionarlo con hasta cuatro años, castigo que comenzó a correr desde hoy.

El caso de Duco

Su infracción es similar a la de Natalia Duco, quien fue sancionada por tres años por presencia de GHRP-6 en una muestra de orina. Aunque la hormona detectada a la lanzadora de bala está catalogada como un péptido (categoría S2), ambas sustancias son consideradas no específicas, por lo que los castigos a los que se expone Jarry son similares.

Revisando otros casos de positivo por estanozolol, hay dos emblemáticos y reconocidos en Chile. El del velocista canadiense Ben Jonhson, en Seúl 1988, y el del ciclista chileno Marco Arriagada, en 2014.

Comenta