Un tenista forjado en Texas

Matías Soto fue becado por la Universidad de Baylor, de la primera división de la exigente NCAA.




Matías Soto (20 años y 866º ATP) fue la gran sorpresa de la nómina de Nicolás Massú, luego de que Christian Garin confirmara su baja del equipo por una lesión en la espalda.

El tenista nacido en Copiapó viene de una familia de mucho esfuerzo y su hermano ejerció como entrenador. Llegó a ser número 53 en el ranking junior y actualmente se desempeña en la División I de la NCAA, el máximo circuito del tenis universitario estadounidense. Ahí defiende a la Universidad de Baylor, ubicada en Waco.

“Hace seis meses no tenía en mente esta opción, no era mi objetivo”, reconocía Soto a La Tercera el año pasado. Luego de perder en las clasificaciones del Wimbledon junior en 2017, el oriundo de Copiapó se abocó derechamente a la opción de mezclar el tenis con los estudios. “En la academia de Nick Bollettieri me dijeron que debía pensarlo, en esa época tenía varias ofertas de muy buenas universidades. Me convencieron de que no era un retroceso”, explicaba.

Las características ofensivas de su juego y los torneos que disputó llevaron a que la Universidad de Baylor se interesara en él, ofreciéndole una beca completa que cubre desde los estudios hasta la indumentaria deportiva. Matías estudiará negocios, aprenderá inglés y representará a su universidad en la división 1, donde cada establecimiento tiene un equipo conformado por aproximadamente nueve tenistas. La universidad también le gestiona el ingreso a torneos profesionales donde puede sumar puntos ATP.

Justamente, una de las actuaciones destacadas que tuvo fue en el M25 de Waco en 2018, donde llegó a semifinales. De ahí en adelante ha alternado algunas participaciones en torneos profesionales, aunque su foco está en la NCAA, desde donde han salido tenistas de la talla de James Blake, Kevin Anderson, John Isner y Cameron Norrie, entre otros.

La convocatoria a la Copa Davis de un jugador del circuito universitario norteamericano no es algo común en el tenis chileno. Sin embargo, ya hay un precedente. En 1996, Óscar Bustos fue convocado para una serie ante Canadá por la Zona Americana I. Jugó dos singles y el dobles.

Comenta