Garin da la espalda a la Copa Davis

Foto: Photosport

Los dolores del Tanque en el dorso vuelven a dejarlo fuera. Una lesión, síndrome facetario lumbar, sobre la que tranquilizan los médicos: solo en el caso de no cuidarla, se vuelve crónica.




“Hola a todos. Quiero informar que debido a mi lesión de espalda, síndrome facetario lumbar, mi equipo médico ha decidido que debo hacer reposo una semana para poder llegar bien a Indian Wells, lo que supone que no podré estar con el equipo en Suecia”. Con esas palabras, Christian Garin (18º del mundo, 23 años) anunciaba que no será tampoco parte del equipo chileno que disputará ante Suecia el repechaje a las finales de la Copa Davis.

La baja es sensible para el elenco que capitanea Nicolás Massú, que no contará con la primera raqueta del país, cuya espalda es su principal queja. Una zona complicada de tratar y que en el tenis termina siendo fundamental. “Las lesiones en la espalda son típicas en el jugador de tenis, porque sufre mucho en las rotaciones”, explica Horacio de la Peña, ex entrenador de Fernando González y Paul Capdeville, entre otros. “El cuerpo rota mucho en los tiros. Un buen golpe necesita de una gran rotación del tronco”, añade El Pulga.

Garin no terminó de jugar su duelo por cuartos de final del ATP de Santiago, pero sus quejas venían de antes. Cuando ganó el título en el ATP 250 de Córdoba, luego debió bajarse de Buenos Aires, para llegar con más energía a Río de Janeiro. En Brasil, el ariqueño triunfó en su primer ATP 500 y llegó con lo justo a Chile. Por lo mismo pidió retrasar su debut en el torneo que hoy vivirá su final en San Carlos de Apoquindo.

En Santiago, Garin ganó su primer partido en dos horas y en el siguiente solo alcanzó a estar 62 minutos en cancha hasta que, luego de perder el primer set, abandonó el torneo. “Vengo hace una semana con problemas lumbares, vengo con mucho dolor; tengo una inflamación en una articulación lumbar. El doctor me dijo que tenía que parar, pero quería jugar”, dijo Gago tras retirarse.

El diagnóstico de Garin dice que sufre de un síndrome facetario lumbar. En palabras del doctor Luis Vergara, médico deportólogo y parte del staff de Gago, “el síndrome facetario es una causa muy común de dolor lumbar, especialmente en deportistas que realizan extensión de la columna de manera repetida, como es el caso de los tenistas. El tratamiento consiste en un reposo relativo durante los primeros días, asociados a ejercicios kinesiológicos de la zona lumbar y estiramientos. En muchos casos el dolor cede con esta primera línea de tratamiento. En caso de que no ceda o se hace crónico, hay otras opciones mas invasivas, como realizar infiltraciones y en casos severos, cirugía”.

En tanto, el doctor Manuel Pellegrini, traumatólogo de la Universidad de Los Andes con experiencia en la selección chilena de fútbol y en Universidad de Chile, plantea que “no es una lesión de gran cuidado, pero si no es bien tratada puede pasar a ser crónica”. Y añade que “esta lesión se focaliza en las vértebras, específicamente en la parte de atrás, que une a una con otra. Esa zona es la que se le inflamó, pero con descanso no debería tener problemas”.

Por su parte, el doctor Marcelo Sajuria, de la Clínica Lo Curro y con experiencia en el Team Chile y Colo Colo, agrega que es una lesión “en una articulación que se llama facetaria. Hay harta gente adulta que no hace deporte y tiene lumbago crónico. Un deportista debería estar más preparado para evitar una lesión así, haciendo pautas de ejercicio de columna para prevenir. A veces, cuando tienen fatiga, terminan sobrecargando la articulación”.

Por su función en el desempeño del jugador, la espalda es una zona que ha generado molestias no solo en el chileno. Por ejemplo, Roger Federer no pudo disputar la final del Torneo Final de la ATP del 2014 por dolores en la zona lumbar, luego de jugar dos horas y 48 minutos en la semifinal ante Stan Wawrinka. El año pasado también estuvo con problemas y aunque no se retiró de torneos, sí le pesó cuando quedó eliminado en el Abierto de Estados Unidos, en septiembre. O bien, lo padecido por Djokovic, que en 2011 se retiró en plena serie de Copa Davis entre Argentina y Serbia y que, en definitiva, fue el punto que le dio el triunfo a los transandinos y la eliminación para los balcánicos.

“El problema en la espalda es que no se puede llegar con cremas y es difícil con inyecciones. Por eso tarda tanto tiempo en arreglarse”, indica de la Peña. “Toda medicina preventiva está en el fortalecimiento de los abdominales y músculos de la espalda, para mantener nivelados los lugares. Esta lesión es probable que le haya pasado en un ajuste por un mal pique de la pelota o un giro”, añade el argentino.

¿Es normal sufrir esta lesión a los 23 años? “¿Creen que Garin es joven? Tiene muchos años de tenis, no tres días. Aparte, el físico que tiene es trabajado. Muchas horas”, cierra De la Peña.

Comenta