Unión Española impondrá el contrato por los rayados en Santa Laura: “Los costos de los daños corren por cuenta de la U”

Ronnie Fernández cabecea el balón en el duelo entre la U y O'Higgins

Ronnie Fernández cabecea el balón en el duelo entre la U y O'Higgins (Foto: Agenciauno)

El club de colonia reacciona con relativa calma frente a los rayados que aparecieron en el frontis del recinto de Independencia antes del duelo entre los azules y Curicó Unido. Sin embargo, manifiesta una inquietud más profunda, en relación al desarrollo de las actividades del fútbol.



Unión Española está en Antofagasta, esperando por el duelo de vuelta frente a los Pumas, por la Copa Sudamericana. Sin embargo, de reojo, los hispanos miran lo que ocurrió en el estadio Santa Laura, que amaneció con varios rayados alusivos al tenso momento que atraviesa Universidad de Chile, que recibirá en ese recinto a Curicó Unido. El frontis del reducto de Independencia muestra varios mensajes alusivos a la disputa entre los barristas y la dirigencia de Azul Azul y también de advertencia a los jugadores que dirige Santiago Escobar.

El club de Independencia lamenta la situación. Sin embargo, aclara que los daños que están a la vista, y los que eventualmente puedan producirse, están cubiertos por el contrato de arriendo que suscribieron ambos clubes, que considera cuatro compromisos. “Tendremos que pintar el frontis con cargo a Universidad de Chile. Así como se rayó, se borra. No tengo idea de los costos, tenemos que calcularlos, pero corren por cuenta de la U, como está en el contrato”, explica Luis Baquedano, gerente general de los hispanos, a El Deportivo.

Tenemos arrendado el estadio a la U por cuatro partidos y hemos tomado todas las medidas económicas y financieras para que cualquier daño, incluso estructural, lo pague la U. Pero espero que no pase. Lo que me preocupa es que no se pueda desarrollar un espectáculo. Por lo otro, tomamos todos los resguardos”, profundiza el ejecutivo.

Universidad de Chile posa en el estadio Santa Laura (Foto: Agenciauno)

Inquietud mayor

Baquedano se detiene en un punto que considera incluso más trascendente que el daño temporal que sufrió el recinto. “No me preocupa el rayado en sí, porque está cubierto. Me preocupa el nivel de agresividad en que un club tan importante como la U no pueda desarrollar sus espectáculos. Están en un problema serio. Lo siento muchísimo. La pintura es darle más pega a gente. No voy a pintar con la gente de mantención del club. Tengo que traer gente de afuera y me lo paga la U, pero no es el punto. El punto es no poder desempeñar bien un evento. Nuestra preocupación está puesta en el desarrollo de la industria y en el daño que estas acciones puedan significar”, sostiene.

En ese contexto, más allá de que el convenio con los laicos protege los intereses de la institución que representa, Baquedano adelanta que presentará las denuncias de rigor ante todos los estamentos competentes, incluida la ANFP. Por los rayados, no se inquieta mayormente. “Mañana debería estar todo repintado. Pero, insisto, ese no es el punto”, concluye.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.