Veterano a los 21

Imagen Presidents-Cup-17-01

Joaquín Niemann estuvo ayer de cumpleaños, celebrando la nominación a la Presidents, otro éxito a una edad en que pocos golfistas lucen su palmarés.




En cama, resfriado, recibió la noche del miércoles Joaquín Niemann la noticia de que había sido elegido por Ernie Els como miembro del equipo Internacional para la Presidents Cup que se va a jugar en diciembre en Australia, un honor que se suma a una larga lista de logros fuera del país que nadie soñaría tener antes de cumplir los 21 años.

Como aficionado, ganó torneos como el Orange Bowl y el Optimist (el mismo año, algo que solo pudo hacer Tiger Woods), se impuso en sudamericanos, el Mundial Junior 2017 y el LAAC 2018. A esa altura ya era número uno del mundo amateur.

Hasta ahí la carrera de Joaco era la de un destacado aficionado joven. Donde realmente dio pasos agigantados fue en el profesionalismo, al que entró en abril de 2018. En el primer torneo jugado, el Texas Open, fue sexto (el mejor chileno en un PGA); un mes después de eso ya era número uno de Chile en el ranking mundial; en el siguiente torneo, el Memorial, ya conseguía la membresía temporal para el PGA Tour 2019 y un mes después, la clasificación definitiva de la manera más complicada, es decir, con invitaciones y sin pasar por la segunda división estadounidense.

Y esta temporada 2019-2020 debutó con el primer triunfo para un chileno en el PGA Tour: el ganador extranjero más joven de un torneo.

A los 21 años, el chileno suma el número uno del mundo amateur, un corte superado en un major, un título del PGA Tour y más de cuatro millones de dólares en premios. "El haber ganado el primer torneo del PGA para Chile te consolidó a mi vista. Apareciste muy joven, conseguiste top 10 y obtuviste tu tarjeta. Supe entonces que eras especial", le dijo Els a Niemann.

A los 21 años, el número uno del mundo, Brooks Koepka, era aficionado con títulos en la NCAA (univerisdad). Dustin Johnson (3º) se hizo profesional a los 23 años. Justin Thomas (4º) pasó el corte en un torneo del PGA Tour a los 16 años y se hizo profesional a los 20, pero no ganó torneos (solo uno del Web.com Tour).

El dos del orbe, Rory McIlroy, se hizo rentado a los 18, como Niemann, también fue uno del mundo amateur y antes de los 21 ganó dos campeonatos, uno del European Tour y otro del PGA.

La leyenda Tiger Woods también fue precoz: se hizo profesional apenas cuatro meses antes de cumplir 21 años, en su primer torneo profesional fue 60º, pero ganó dos certámenes antes de cumplirlos. Fue Rookie y Deportista del Año.

Comenta