Teletón da inicio a una inédita y emotiva edición

Un emocionado Don Francisco, con voz entrecortada, abrió la edición 2020 de la Teletón desde su casa.

Anoche partió la versión más atípica en la historia de la Teletón, con un emocionado Don Francisco transmitiendo desde su casa y dirigiéndose a un teatro casi vacío, con apenas un par de rostros que comandaron el inicio de una cruzada que sólo se extenderá por 12 horas.




“Vamos a cometer muchos errores pero aquí estamos”, advertía anoche Don Francisco, en el arranque de la edición número 31 de la Teletón. Una sentencia casi calcada a su discurso de apertura para la primera campaña, la de 1978 (“no sabemos bien cómo nos va a salir, vamos a cometer muchos errores”, dijo entonces), cuando el evento solidario se presentaba al público chileno como una cruzada quijotesca desde el entonces Teatro Casino Las Vegas.

42 años después, ahora desde la cuarentena que cumple en su casa, el animador volvió por un instante al origen de todo para presentar la edición más compleja y atípica de su creación, postergada desde noviembre pasado por los coletazos del estallido social, condicionada en cada detalle por la pandemia que azota al mundo y armada sobre la hora durante esta semana, con una frenética coordinación en medio del toque de queda, las medidas sanitarias que rigen en el país y los cuestionamientos de una parte del público.

El animador asesorado por personal médico antes del inicio de la transmisión.

Así, desde la partida, una Teletón de formato virtual, equipos técnicos reducidos al mínimo y estructurada en tres bloques de transmisión interrumpida -que continúan hoy con un segmento infantil en la mañana y un bloque de cierre a las 22.00- daba cuenta del complejo contexto en que se realiza: tras un paneo por el Estadio Nacional vacío, la acción se trasladó a un Teatro Teletón sin público en las butacas para luego dar el paso a un Don Francisco conmovido y con voz entrecortada. “Nunca imaginé que tendría que dirigirme a ustedes desde mi casa”, reconoció el animador, quien de entrada aclaró que no habrá meta y que esta “no es una Teletón, porque la Teletón es con público, con risas y aplausos”.

Sin asistentes, autoridades ni su animador histórico presentes en el teatro, las primeras horas de la campaña tuvieron a Julián Elfenbein y José Miguel Viñuela como solitarios hombres ancla en el silencioso recinto, sólo acompañados sobre el escenario por seis telefonistas e intentando mantener la distancia de un metro sugerida por la autoridad sanitaria. Y junto a ellos, una serie de figuras de la televisión y el deporte que participan de la cruzada desde sus casas, como Rafael Araneda, Martín Cárcamo, Tonka Tomicic, Luis Jara, Cecilia Bolocco, Christiane Endler y Benjamín Vicuña.

Tal como advertían reiteradamente los conductores, la inédita dinámica “a distancia” no estuvo exenta de ripios técnicos, sobre todo en los primeros minutos de emisión, con problemas de audio -le ocurrió a Tomicic y al colombiano Carlos Vives- y más de alguna descoordinación, subsanada con imágenes de archivo, historias pre-grabadas de pacientes de la Teletón y constantes recomendaciones al público para enfrentar el coronavirus.

Además, se presentó un cover de Resistiré a cargo de diversos artistas nacionales, un nuevo aporte millonario de la familia Luksic -de $2 mil millones- y un saludo de Sebastián Piñera junto a Cecilia Morel, horas después de su cuestionada foto en Plaza Baquedano. Al cierre de esta edición, se esperaba la presentación de Stefan Kramer, en su retorno al evento tras su polémico paso de 2018.

Un anómalo bloque matinal

El segmento infantil del evento, que se emitirá hoy entre 09.00 y 12.00, también refleja los ajustes y las inéditas condiciones que enfrenta la cita: será transmitido desde el estudio de Bienvenidos, de Canal 13, con contenido principalmente de archivo y a cargo de un reducido equipo de profesionales, con Sergio Lagos y Millaray Viera en la conducción. Esta última reemplazó a Pamela Díaz, confirmada para ese rol inicialmente, quien el jueves decidió restarse por temor a exponerse al contagio.

“Estamos trabajando con la mitad de la dotación habitual”, comenta el director Juan Pablo González, “En total, serán 6 a 7 técnicos en el estudio más los animadores y seis personas más en el switch”, detalla.

Los profesionales que participan del bloque coordinaron pautas y libretos previamente por videoconferencia y esta mañana debían pasar por un protocolo de sanitización, que incluía la prohibición de acercarse a los otros funcionarios que a esa hora estarán en Canal 13.b

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.