Alejandro Samanes, CEO de Secuoya en Latinoamérica: "De aquí a tres años el canal más rentable de Chile será Canal 13"

Alejandro Semanes

28 Agosto 2019 Entrevista a Alejandro Semanes, CEO de Secuoya. Foto: Andres Perez

El máximo ejecutivo en Latinoamérica valora el nombramiento de Maximiliano Luksic como nuevo director ejecutivo de Canal 13. "Max está en todo y le gusta este modelo. Le interesa, porque sabe que es el modelo en que están yendo todas las televisoras en el mundo y es un visionario. Ha visto que su canal tiene que ser el primero en hacer esto", sostuvo.




Instalado por estos días en Santiago, Alejandro Samanes, CEO de Secuoya en Latinoamérica, pasa revista al poco más de un año que ha pasado desde que la empresa comenzó su consultoría a Canal 13. Sus cuarteles generales están en Bogotá, Colombia, pero una vez al mes se traslada a Chile. La estación televisiva controlada por Andrónico Luksic –que dirige su hijo Max– atraviesa un periodo de cambios: a la salida del ex director ejecutivo Javier Urrutia se suma la segunda parte de un plan de shock que busca levantar definitivamente sus cifras.

En esta entrevista -que se realizó en una oficina justo al frente a la estación televisiva en Inés Matte Urrejola-, el ejecutivo afirma que mantiene una estrecha relación con la televisión. En 2010 fundó el canal nacional de España "Trece TV", que a la fecha sigue transmitiendo. Estuvo durante cinco años como el máximo ejecutivo y accionista, pero finalmente decidió salir porque entró la Conferencia Episcopal Española. Pactó su salida y acordó la venta de sus acciones. Al tiempo después recibió un llamado de Raúl Berdonés, presidente de Grupo Secuoya para sumarse al proyecto.

-Canal 13 que es la experiencia más significativa que hasta ahora tienen en la televisión en Chile. Ingresaron en 2018 y el contrato expira en 2023. ¿Cuál es el balance que realizan de lo obrado?

Desde que entramos en mayo de 2018, que es cuando comenzó la tercerización, nuestro balance es muy positivo. Sobre todo, porque valoramos gratamente la colaboración del canal. Es decir, Canal 13 ha sido el primero en Chile que se ha dado cuenta que tiene que adaptarse a las nuevas formas de funcionar y que vamos por un buen camino juntos y que nos falta mucho por recorrer. Tenemos que seguir mejorando en eficiencias y hace más rentable el canal. Es un trabajo a largo plazo. Quizás este balance habrá que hacerlo a los cinco años. Hemos hecho lo que había que hacer, pero todavía hay muchas eficiencias por lograr. Allí valoro muy positiva la labor de Max y de su equipo de estar permanente dispuestos a que tengan que ir cambiando cosas, mejorando procesos y optimizando procesos.

-¿Qué les parece el nombramiento de Maximiliano Luksic como nuevo director ejecutivo de Canal 13 y la partida de Javier Urrutia?

Nosotros no hemos notado cambios, sino que todo lo contrario. Max siempre ha estado en el canal, lo conoce muy bien, y era el dueto con Javier Urrutia. La vida personal de Max ha empeorado, pero es un profesional joven con muchas ganas y desde el principio fue la primera persona que conocimos aquí. Hemos notado la salida de Javier Urrutia, que también era el interlocutor principal, pero si se hubiesen ido los dos, sí que habríamos tenido muchos cambios. Al irse sólo Javier, antes teníamos dos interlocutores y ahora tenemos sólo a uno.

-¿El mayor protagonismo de Max significa un trato directo con el dueño del canal?

Eso ya lo teníamos. Te insisto: Max era un gran directivo antes que se fuera Urrutia. El estaba en todas las reuniones y participaba mucho.

-¿Veía, por ejemplo, los temas de operación?

Sí. Max está en todo y le gusta este modelo. Le interesa, porque sabe que es el modelo en que están yendo todas las televisoras en el mundo y es un visionario. Ha visto que su canal tiene que ser el primero en hacer esto. Hay modelos en que el canal tiene sólo la parte editorial y luego todo lo demás se externaliza. De momento ese paso no lo ha dado el canal, pero no se sabe si en un futuro, al igual que no se externalizaban las telenovelas que antes eran propias, podría hacerse. Igualmente hay algunos que están externalizados como el que hablamos de cocina o el de los niños.

-¿Quién contacta a quién? ¿Andrónico Luksic a Secuoya o al revés?

Nosotros cuando contactamos con Canal 13, el director ejecutivo era Urrutia, pero que tenía siempre de subdirector a Max. Entonces, las conversaciones son siempre con ellos dos y con su equipo directivo. Era la única solución segura de viabilidad para el canal. No dudo que de aquí a tres años el canal más rentable de Chile será Canal 13, porque están en el camino adecuado.

-En una entrevista con La Tercera PM, Raúl Berdonés reveló que Secuoya había sostenido conversaciones con TVN. ¿Qué pasó con eso?

No hay una respuesta directa. No es que la quiera obviar. Estamos abiertos a colaborar con quienes nos lo pidan. El modelo de Secuoya para juzgarlo hay que evaluarlo en tiempo y quizás en Chile se está haciendo demasiado pronto. En España llevamos 11 años trabajando para Antena 3 y La Sexta. Hoy se están evaluando los resultados. En Chile la imagen que se ha quedado de Secuoya es que desvincula gente y ese no es su foco, sino que los canales funcionen mejor. Su objetivo es ayudar.

Pero respecto a tu pregunta sobre TVN: sería un honor para nosotros ayudar, pero si no lo piden no pasa nada. Cuando llegas a cualquier país, conversaciones se tienen con todo el mundo. Otra cosa es que cristalicen o no cristalicen. Ahora mismo, estamos en un compás de trabajar con los clientes que tenemos que son varios. Ahora vamos a prestar servicios técnicos para una teleserie que se emitirá en MEGA. Eso quiere decir que Secuoya trabaja para todos los clientes.

-En general, ¿cómo ve la industria de la televisión hoy en Chile?

En Chile está ocurriendo los mismo que en el resto del mundo. La nueva forma de visionado de contenidos audiovisuales va a seguir reduciendo los ingresos publicitarios en televisión y los canales deben prepararse para ello. En Europa ya lo hicieron. Las cuatro principales cadenas -Canal 13, Mega, Chilevisión y TVN- deben afrontar tres retos: reducir sus costes de operación y estructura, imponer la polivalencia de sus colaboradores y hacer los mayores esfuerzos en incrementar su rating con buenos contenidos. Los dos primeros puntos deben abordarse con un análisis previo de sus flujos y procesos de trabajo para poder plantear soluciones. Solo Canal 13 está ya en ese proceso cuyos resultados se aprecian a medio plazo pero resultan imprescindibles para la supervivencia del medio.

En lo que a los contenidos respecta, la televisión en abierto debe especializarse en información y entretenimiento en vivo y en retransmisiones de todo tipo, también en vivo. El resto de contenidos estarán en las plataformas de suscripción. La verdadera batalla por tanto en la industria de televisión de Chile es quién logra convertirse en referencia de contenidos de entretenimiento e información en vivo.

"Empezamos a abrirnos a la creación de contenidos"

-En el plano internacional, ¿Secuoya planea radicar toda la producción audiovisual en Madrid con la Ciudad de la Televisión?

Tenemos nuestro estudio central en Madrid, pero estamos intentando hacer en Latinoamérica una réplica. Es decir, estamos buscando poder tener en los países que tenemos presencia, instalaciones para poder hacer producciones de canal exterior. Ese sería el siguiente paso. Secuoya en este año y medio se ha centrado en la prestación de servicios y ahora es cuando empezamos a abrirnos a la creación de contenidos.

Ahora mismo tenemos dos proyectos de creación de canales de contenido exclusivo de cable, pero que de momento no puedo revelar, pero que sería un proyecto. Será un canal que se vea en toda Latinoamérica a través de una señal de cable con contenido exclusivo y que lo pueda producir Secuoya en los países en los que tenemos presencia. Una parte de ese canal se hará en Chile, Colombia  y Perú.

Estamos trabajando en crear estudios menos amplios que los de España en Latinoamérica para poder atraer a las OTT (Netflix) que quieren construir contenidos globales. Ahora vamos iniciar un centro de producción en México. Se trata de tener centros de producción en cada país. En Lima también queremos tener centros. La idea es desarrollar contenido.

-¿El acuerdo para el canal premium está cerrado?

Estamos en ello. Tenemos el partner que posee los contenidos. Estamos estableciendo las condiciones contractuales entre ambas partes. Son dos canales en los que estamos trabajando y puede que vean la luz los dos o ninguno. Pero lo concreto es que Secuoya no se queda sólo en tercerizar personas, sino que va más allá.

Comenta