Anthony Hopkins, el nuevo capítulo del actor eterno

Recordado por su icónico papel como Hannibal Lecter en "El silencio de los inocentes", el legendario intérprete reaparece luego de 25 años en la categoría Mejor actor de los premios Oscar, por la aplaudida y emotiva cinta The Father. De hecho, es el más longevo en postular a tal candidatura en las estatuillas de la Academia.




El semblante amenazador de un caníbal asesino llamado Hannibal Lecter es tan sólo uno de los papeles icónicos que han llenado de premios y elogios la carrera del mítico actor británico-estadounidense Anthony Hopkins. Detrás de un vidrio y entre monólogos y amenazas a una joven Jodie Foster, el personaje no sólo se sumó a la cultura pop, sino que también hizo que el intérprete ganara un Oscar a Mejor actor por aquel estreno de 1991.

De la misma forma, actualmente se encuentra en una posición parecida que podría sumar un nuevo galardón a su vitrina , claro que treinta años más tarde. Y con 83 años de edad. La noticia más reciente lo sitúa como nominado en la misma lista de Mejor Actor gracias a un personaje que se diferencia mucho del psicópata gestado en los libros de suspenso de Thomas Harris.

Hopkins ahora enfrentará la alfombra roja virtual con “The father” (2020) y su papel de Anthony, un anciano de mente deteriorada y senil, que genera más de algún roce en el íntimo núcleo familiar en que vive, y donde comparte pantalla con Olivia Colman -quien está nominada a Mejor actriz de reparto en el mismo certamen-.

En caso de ganar, superaría a una competencia dura frente a figuras como Gary Oldman y rostros más jóvenes como Riz Ahmed y Steven Yeun.

La nueva nominación para Mejor actor se trata de su primera candidatura en 25 años, al menos en ese apartado. La vez anterior, Hopkins había obtenido una con “Nixon” (1995), un drama político donde interpretaba al polémico presidente de Estados Unidos. De ahí en más, sus apariciones en las listas se habían limitado a dos instancias por Mejor actor de reparto en cintas como “Amistad” (1997) y “Los dos papas” (2019), drama de Netflix donde encarnó a Benedicto XVI.

De tal forma, este se trataría de un nuevo pasaje que suma a la carrera del octogenario artista, quien también marcó otro hito durante la mañana del lunes. El también intérprete del profesor van Helsing se convirtió en la persona de mayor edad en ser nominada al premio de Mejor actor.

Sobre el filme, Hopkins ha dicho en declaraciones recogidas por distintos medios: “La vida es absurda, es ridículo, nos tomamos todo demasiado en serio. Trato de cultivar el arte de la indiferencia, no en un sentido de frialdad, sino que las cosas que hace unos años creía importantes ahora no me lo parecen, vamos a morir todos y ese es el chiste más negro y divertido”.

Por otro lado, anteriormente los premios BAFTA ya lo galardonaron y así también asociaciones de críticos como las de Chicago y Boston. Se trata de nuevas coronaciones que no precisamente gozan de una masiva popularidad entre la audiencia, como sí lo hacen los Oscar y los Globos de Oro, pero que dan indicios de que los medios especializados están a sus pies.

La actuación más reciente de Hopkins está disponible en Paramount plus desde la llegada del servicio a Latinoamérica. Foto: Adam Hinton / Sony Pictures Classics

Sobre ese último punto también se puede encontrar evidencia. The Guardian ha definido su trabajo en The Father así: “Una experiencia de visualización difícil, a menudo bastante brutal, no solo por la narración fracturada sino por la devastadora actuación principal de Hopkins, que experimenta una especie de resurgimiento de su carrera”.

En esas misma línea The Hollywood Reporter se encargo de enfatizar: “Esto sin duda se considerará una de las grandes actuaciones de Hopkins en la pantalla”.

Mientras que Vanity Fair define el rol del también Sir como “una actuación imponente que es tan precisa y exigente como envolvente. Te recuerda por qué Hopkins disfruta de la venerada estatura que tiene durante tanto tiempo”.

De todas maneras, y si bien “El silencio de los inocentes” lo coronó como estrella con la deseada estatuilla dorada, aquel solo fue un paso más en una carrera que durante los últimos veinte años se ha mantenido activa y llena de proyectos. La edad no parece ser impedimento para la motivación del pintor y compositor.

Desde las dos secuelas de la cinta de 1991, pasando por la intimidad y el trabajo de Alfred Hitchcock en “Hitchcok” (2012), hasta la grandilocuencia de Odin en “Thor” (2011), el actor nacido en Gales ha desplegado una variedad de roles envidiables que lo han mantenido por lo menos frente al lente.

Claro que “Lecter” también ha explorado el terreno televisivo con su participación en la serie de HBO “Westworld”, una aventura vaquera de ciencia ficción donde encarnaba al intelectual gestor de un parque de diversiones que emulaba otra época de Estados Unidos. Aquello incluso le valió una nominación a los premios Emmy en 2017 como Mejor actor en una serie dramática y lo validó aún más, claro que en otro terreno.

Ahora, los ojos de sus seguidores más fieles están puestos ahora en el 25 de abril, fecha del evento de la Academia, donde la estrella hollywoodense podría sumar un nuevo hecho destacable al historial de éxitos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.