Autoridades bajo riesgo en tiempos de movilización: Blumel pide informe a Carabineros y Senado instruye cambiar rutinas

Nueva jornada de Manifestacion en Plaza Italia

12 de Noviembre de 2019/SANTIAGO Un artefacto explota en medio de una barricada, durante una Nueva jornada de protesta en dicho lugar. FOTO: CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

Desde el estallido del movimiento social del 18 de octubre, crece semanalmente el número de autoridades que se han visto enfrentadas de forma violenta con manifestantes, que han sufrido perjuicios en sus sedes de trabajo o que han sido emplazados en lugares públicos.




Cambiar sus rutinas de desplazamiento y reforzar la seguridad de las sedes parlamentarias. Esa fue la instrucción que hace pocos días impartió el presidente del Senado Jaime Quintana (PPD) ante el aumento de agresiones a parlamentarios en el contexto de la movilización social que hoy cumple 62 días.

"Hoy día la confianza está mermada respecto de todo el mundo político. Algunos senadores han vivido momentos complejos en lugares públicos, pero también le ha tocado a ministros, diputados e incluso a la candidata del Frente Amplio. Hemos reforzado la coordinación con las fuerzas de seguridad que resguardan el Congreso, así como también se han entregado sugerencias a los parlamentarios respecto a la protección de sus sedes y en sus desplazamientos", comentó Quintana a La Tercera PM.

Desde el estallido del movimiento social del 18 de octubre, crece semanalmente el número de autoridades que se han visto enfrentadas de forma violenta con manifestantes, que han sufrido perjuicios en sus sedes de trabajo o que han sido emplazados en lugares públicos.

El tema preocupa a tal punto al Ejecutivo que esta semana el ministro del Interior, Gonzalo Blumel  le pidió a Carabineros que hiciera un perfil de riesgo de todas las autoridades. En base a ese informe de la policía uniformada se decidió reforzar la seguridad de algunos ministros que han recibido agresiones. El propio titular de Interior hoy cuenta con más personal de seguridad a su disposición.

Una de las primeras autoridades agredidas en contexto de movilización fue el ministro de Salud Jaime Mañalich, cuyo auto fue atacado cuando fue al hospital El Salvador para visitar heridos en el contexto de las marchas. Hoy la Fiscalía se prepara para formalizar a 10 involucrados en ese hecho.

Luego vino la agresión física al senador José Miguel Insulza en Arica (que provino de militantes de su propio partido) y a la senadora UDI Ena Von Baer en Valdivia. También este fin de semana en Graneros manifestantes le pidieron al senador PS Juan Pablo Letelier que se retirara de un acto público.

Capítulo aparte son los parlamentarios que han enfrentado  el bloqueo de las vías públicas con la condición de bailar para avanzar y que fue bautizado como "El que baila, pasa".  El senador Ricardo Lagos Weber lo hizo cuando lo pararon hace unas semanas a la altura de Curacaví, solo que no lo reconocieron porque andaba con un polerón con capucha. El ministro Segpres Felipe Ward estuvo a punto de pasar por la misma experiencia (Ver recuadro). 

Comenta