Cecilia Suárez, la estrella de La Casa de las Flores: "Nos seguimos preguntando qué es aquello con lo que conectan"

La-Casa-de-las-Flores

La actriz detrás de Paulina de la Mora vuelve mañana a Netflix con La Leyenda de Klaus, la primera película animada de la plataforma. "Me interesa participar en historias que aporten a los niños, en donde sean tratados de manera inteligente y no se hable de violencia", señala a La Tercera PM.




Fruto de su ascenso continental, desatado desde agosto del año pasado, Cecilia Suárez explora nuevos territorios al terminar 2019. Además de estrenar la segunda temporada de la comedia La casa de las flores en octubre, donde su icónica Paulina de la Mora adquirió incluso mayor protagonismo a raíz de la salida de Verónica Castro, la actriz mexicana debuta cediéndole su voz a una de las grandes apuestas de Netflix.

La leyenda de Klaus, la primera película animada original de la compañía, debuta mañana en la plataforma y tiene a Suárez junto a Sebastián Yatra y su compatriota Joaquín Cosío en los roles centrales de una historia de acento navideño. "Era casi como una oferta redonda", dice la actriz al teléfono con La Tercera PM. A medio camino entre la aventura de descubrimiento personal y la moraleja de las fiestas, la cinta le otorga el rol de Alva, una maestra que producto de los conflictos que vive el pueblo ya no ejerce como tal, hasta que se encuentra con el testarudo aprendiz de cartero que llega al lugar.

https://www.youtube.com/watch?v=emYgXGRE4-Y&t=34s

"La Navidad a mí me sigue gustando mucho, y me interesa participar en historias que aporten a los niños, en donde los niños sean tratados de manera inteligente y en donde no se hable de violencia", señala, en medio de las grabaciones de una nueva serie con Manolo Caro –creador de La casa de las flores–, titulada Alguien tiene que morir, donde comparte con Carmen Maura y actores de Élite y Merlí.

A modo de comedia, se habla de un pueblo que se construyó a base de resentimientos y rencores. ¿Le parece que retratar ese escenario es importante en una película familiar y sobre la Navidad?

Creo que lo que es valioso es la conversación que la historia abre para que uno también pueda hablar con los chicos de valores, de visiones sobre la vida, de posibilidades. Si es una historia que abre la conversación, creo que en ese sentido está cumpliendo con lo que debe hacer una historia. Para eso contamos cuentos. Para poder dialogar, para poder reflexionar, para poder preguntarnos.

La casa de las flores, siendo una historia local, logró convertirse en un éxito mundial rápidamente. ¿Le llama la atención ese fenómeno, que quizás es muy propio del streaming?

Pues yo creo que sí. Aunque te diría que independientemente de la naturaleza del streaming, no deja de sorprendernos y no deja de arrojarnos preguntas sobre qué de esa historia es aquello que ha conectado con la gente, en latitudes que no tienen nada que ver con la vivencia de ser mexicano o de vivir en un país como México. Y eso ha sido sorprendente. Es de esos misterios o de esa magia que tiene el streaming, que nos la seguimos preguntando. Seguimos un poco en shock muchas veces. Ahora, hace dos semanas, Manolo y yo estábamos en un restaurant y se acercó un chico que venía de Líbano a decirnos que era fan de la serie, y nos hemos quedado en shock, absoluto, porque además sabía los personajes, sabía los textos. Una cosa impresionante. De verdad es maravilloso. Y te digo que nos seguimos haciendo esa pregunta: qué es aquello con lo que se conectan. Y bueno, no lo sé.

Este nuevo rol que asumió en La casa de las flores, un poco más protagonista, ¿cómo lo encaró?

¿Qué cómo lo encaré? Ni me preguntaron (se ríe). Me arrojaron ahí al ruedo. La verdad es que yo creo que esta serie está hecha en equipo, siempre lo he creído, desde la temporada uno. Creo que los equipos, a pesar de que tienen este orden, que mencionas, de protagonistas, actores secundarios y como gustes llamarles en ese acomodo, en realidad visto desde dentro, para mí los proyectos no tienen esa cualidad. Todos los que estamos ahí somos importantes, todos. Y somos necesarios para contar la historia, de modo que lo entiendo de verdad como un trabajo en equipo y un logro en equipo. Es lo que sucede cuando todos esos elementos están juntos. Si uno falta en esa armonía, y uno no está en esa armonía, es imposible contar la historia. En ese sentido, Manolo es muy inteligente para conjuntar equipos que sean armónicos. Es maravilloso trabajar con alguien así.

¿Esa misma armonía se repite en la serie que están realizando ahora?

¡Sí! Estamos muy contentos, muy felices. De verdad que él tiene buen ojo para armar equipos que fluyan, equipos que se sepan divertir, que trabajen bien juntos, en donde haya confianza, en donde haya mucho cariño, en donde haya mucho respeto. Y estamos muy contentos, muy, muy contentos con este nuevo proyecto.

Comenta