Charlie Hebdo, sin miedo: Nuevas caricaturas de Mahoma en la antesala del megajuicio por los ataques de 2015

Los atacantes encapuchados Cherif Kouachi y su hermano Said Kouachi apuntan sus rifles Kalashnikov hacia el oficial de policía Ahmed Merabet, antes de matarlo a tiros después de salir de la redacción del semanario satírico Charlie Hebdo.

Mañana miércoles se inicia el juicio contra los 14 acusados de complicidad con los autores materiales de los ataques al semanario satírico y a un supermercado kosher, en enero de de 2015.


El 7 de enero de 2015, en medio de un frío invierno, París se paralizó entre el miedo y la incertidumbre. Doce personas fueron asesinadas en la redacción del semanario Charlie Hebdo a manos de los hermanos Kouachi, entre dibujantes, el director y otros funcionarios del medio escrito con una línea editorial apegada a la sátira. Al día siguiente, un hombre mató a tiros a una policía en el suburbio parisino de Montrouge. El mismo hombre, un día después, tomó rehenes en el supermercado kosher Hyper Cacher en el extremo este de la capital francesa, ejecutando a cuatro personas. El ataque yihadista contra Charlie Hebdo fue reclamado desde Yemen por Al-Qaeda y el hombre de los otros dos había afirmado ser el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Fueron tres días de una seguidilla de ataques que marcaron el inicio de una ola de atentados terroristas en Francia, y que tras cinco años de investigaciones por fin tendrá lugar el juicio de los tres hechos. Mañana se inicia en París, bajo estrecha vigilancia, el “megaproceso” contra 14 acusados de complicidad con los autores materiales de los atentados de enero de 2015, quienes murieron abatidos por la policía, con 94 abogados, 144 testigos y 200 personas constituidas como acusación civil. Además, serán 49 días de juicio hasta el 10 de noviembre. El juicio debió haber comenzado inicialmente en abril pero tuvo ser pospuesto debido a la pandemia.

Será el primer juicio por un ataque yihadista en el país desde 2017, el cual involucraba a los cómplices de un tirador de Toulouse, y también el primer juicio por terrorismo en Francia en ser filmado. Los fiscales antiterroristas franceses solicitaron que fuera filmado por “la emoción que suscitaron” los atentados, cuyo impacto “traspasó en gran medida fronteras” y “marcó profundamente la historia del terrorismo nacional e internacional”.

Imagen del 7 de enero de 2019 fuera de la antigua oficina de Charlie Hebdo antes de una ceremonia que marcaba el cuarto aniversario del ataque yihadista contra la revista.

Los acusados

De los 14 juzgados, solo 11 se sentarán en el banquillo, puesto que se considera que los otros tres estarían muertos, desaparecidos o prófugos en la zona iraquí-siria. Se trata de Hayat Boumeddiene, la pareja de Amedy Coulibaly, quien mató a la policía y tomó rehenes en el supermercado; Mohamed Belhoucine y su hermano Mehdi Belhoucine, ambos probablemente muertos en las filas de Daesh. Por lo tanto, serán juzgados en ausencia. Hayat Boumeddiene, de 32 años, estaba presuntamente muerta, sin embargo, reapareció hace unos meses en los radares de la justicia luego de que un yihadista francés que regresaba de Siria asegurara haberla visto viva en un campamento administrado por los kurdos.

Entre los 11 acusados presentes está Ali Riza Polat, quien es cercano a Coulibaly y se sospecha que fue su mano derecha durante los preparativos de los ataques. Se le acusa de “complicidad” en delitos terroristas, sancionable con cadena perpetua. También se acusa que otros nueve han proporcionado, en diversos grados, asistencia logística. La mayoría de los acusados enfrentan cargos de asociación con una empresa terrorista y corren el riesgo de ser condenados a 20 años de prisión.

Se espera que algunos sobrevivientes de la masacre de Charlie Hebdo y la toma de rehenes en el Hyper Cacher testifiquen en el juicio. “Este juicio es un paso importante para ellos. Están esperando que se haga justicia para saber quién hizo qué, sabiendo que los que apretaron el gatillo ya no están”, indicaron a France Presse Marie-Laure Barré y Nathalie Senyk, abogadas de las víctimas de Charlie Hebdo.

Miles de personas se reunieron en la Plaza de la República en París, tras los ataques, el 11 de enero de 2015.

El regreso de las caricaturas de Mahona

Y en la antesala del proceso judicial, Charlie Hebdo publicó hoy en su portada los dibujos del profeta Mahoma, que convirtieron al semanario satírico en el objetivo de los yihadistas, con el título “Todo para esto”. “Nunca nos doblegaremos. Nunca renunciaremos”, justificó el director de Charlie Hebdo, Riss. “El odio que nos golpeó todavía está ahí y, desde 2015, se ha tomado el tiempo de mutar, cambiar su apariencia para pasar desapercibido y continuar tranquilamente su cruzada despiadada”, añade.

Estos 12 dibujos, que fueron publicado inicialmente por el diario danés Jyllands-Posten en 2005 y luego por Charlie Hebdo en 2006, mostraban al profeta llevando una bomba en lugar de turbante o como un personaje armado con un cuchillo flanqueado por dos mujeres con velo de negro. También, en uno de ellos aparece una caricatura del profeta llorando de rodillas y con el mensaje “Es duro ser amado por idiotas”, una ilustración de Cabu, asesinado en el atentado de 2015.

Según indica el semanario, desde 2015 les han pedido a menudo que incluyan nuevas caricaturas de Mahoma y siempre se han negado. “No porque esté prohibido, la ley nos autoriza, sino porque hacía falta una buena razón para hacerlo, una razón que tenga un sentido y que aporte algo al debate”, explican en un artículo de la edición que estará desde mañana en los kioscos del país.

Por otra parte, ayer el gobierno francés anunció que son 8.132 las personas registradas en el expediente de alerta para la prevención de la radicalización terrorista (FSPRT). “A pesar de la derrota militar del Estado Islámico (...) el componente externo de la amenaza (acción terrorista desarrollada en el exterior y planificada en Francia), aunque haya disminuido, debe continuar ser objeto de toda nuestra atención”, señaló el lunes el ministro del Interior de Francia, Gerald Darmanin. “Vamos a librar una lucha implacable (...) nunca nos daremos por vencidos en la búsqueda implacable de estos enemigos de la República”, insistió.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.