Claudia Pizarro, alcaldesa de La Pintana: “Falta un impulso económico para que la gente entienda que primero está su vida y después, salir a trabajar”

28/03/2019. FOTOGRAFIAS A CLAUDIA PIZARRO, ALCALDESA DE LA PINTANA Mario Tellez/La Tercera

"Es súper complicado decirle a la gente que elija por la vida", dice la edil, quien defiende la idea de que decretar una cuarentena regional en la RM dado el aumento de contagios y estima que la población vulnerable sólo accederá a quedarse en su casa cuando tenga un sustento asegurado del Estado. También defiende que Espacio Riesco se destine para quienes hoy viven en hacinamiento y no pueden mantener distancia social.




La alcaldesa de La Pintana, Claudia Pizarro (DC), se ha hecho el test de coronavirus dos veces desde que partió la pandemia. La última vez fue hace una semana cuando la llamó una pobladora, quien le advirtió que había dado positivo al virus tras una reunión que sostuvieron.

Pizarro no ha dejado de ir a terreno a repartir enseres y mascarillas, y a escuchar a los pobladores de La Pintana, una de las comunas más expuestas de la Región Metropolitana con un alto índice de pobreza y un 24% de personas hacinadas, según datos del Ministerio de Desarrollo Social.

Desde ese lugar, afirma que la única forma de resolver la difícil dicotomía entre el resguardo de la vida y la obtención de un sustento es a través del apoyo del Estado y de la solidaridad que quienes hoy tienen espaldas financieras para enfrentar la crisis.

Es por eso que la edil respalda la carta que esta mañana la Asociación Chilena de Alcaldes entregó en La Moneda. En ella, abogó por una cuarentena regional para contener las disparadas cifras de contagio en la RM, que echaron por tierra la expectativa de “nueva normalidad” que defendía el Ejecutivo hace unos días.

Hay quienes estiman que el costo de la cuarentena en lugares vulnerables es mayor que los beneficios porque la gente se expone a no tener con qué comer si no sale a trabajar, ¿cómo se resuelve esa dicotomía entre autocuidado y necesidad?

Es súper complicado decirle a la gente que elija por la vida. Nosotros les pedimos que dejen de ir a vender al Persa, que cierren sus botillerías o sus peluquerías porque no son esenciales. Pero la gente tiene que asegurar el pan cada día a los hijos. Y nos responden: “¿Y quién me da de comer?". Ellos nos ven a los alcaldes y alcaldesas como un gobierno con autonomía. Es súper difícil hacer entender que no tenemos autonomía presupuestaria. Hoy, por ejemplo, el municipio compró cajas de mercadería pero solo para el segmento adulto mayor.

¿Quiénes no cumplen la cuarentena en su comuna?

Hay un porcentaje muy importante que no la ha cumplido porque no han recibido bonos del Estado y no generan recursos para su familia si se quedan en la casa. Y, por lo tanto, salen a trabajar. Insisten en instalarse en El Persa, en abrir su botillería. Yo no tengo la capacidad fiscalizadora porque eso no le corresponde a los alcaldes, sino a la dotación militar que tiene que resguardar la cuarentena. La dificultad de respetar la cuarentena en los espacios públicos y calles ha sido bastante complicado también porque es gente que ha crecido en viviendas de 40 metros cuadrados donde -a veces- viven dos familias. Entonces la vereda es una extensión de su casa. Ese es su espacio. Y ahora los queremos obligar a confinarse en sus 40 metros cuadrados. Por eso, además de la parte económica, me preocupa la salud mental.

Como parte de la Asociación Chilena de Alcaldes ud. abogó por una cuarentena total al inicio de la pandemia, ¿cómo sostiene una medida así en una comuna como la suya, donde gran parte vive del trabajo informal?

Sí, yo ahora considero que debe haber una cuarentena regional porque la gente va a seguir contagiándose porque el virus se está trasladando a sus lugares de trabajo. Aquí no está asegurado el ingreso mínimo familiar para que la gente se pueda quedar en sus casas, entonces hay que partir por eso: porque le llegue a todos un ingreso familiar o que nos entreguen a los municipios la posibilidad de entregar cajas de mercadería a la gente que está sometida a la cuarentena. Yo sé que no hay presupuesto que resista, pero ¿cuánto más puede resistir la gente? Si la gente de las comunas nuestras, de la zona sur y del resto del país, no tienen espaldas económicas para resistir una o dos semanas en sus casas sin salir a trabajar. No viven de los ahorros. No tienen cuenta corriente.

¿Entonces la disyuntiva entre tener con qué comer y quedarse en cuarentena para ud. se resuelve a través de Estado y la entrega de subsidios?

Con una cuarentena regional y entregando un subsidio para las personas que están en cuarentena.

En otras partes del mundo se ha advertido que esa solución es compleja de implementar porque hay un segmento de la población que no está en los registros del Estado, como los migrantes.

Nosotros teníamos una oficina de migrantes antes de que entrara una población tan masiva como hoy. Tenemos una buena coordinación con ellos en mi comuna. Nosotros prestamos bastante asistencia para ellos. Están catastrados en La Pintana, no tenemos la masividad que tiene Recoleta o Estación Central, pero estamos trabajando con ellos. Nosotros en La Pintana hemos sido estigmatizados toda la vida por ser pobres, por eso no queremos caer en eso de estigmatizar también al hermano extranjero.

El Municipalismo

¿Cuál es la posición del resto de los alcaldes frente a la incompatibilidad de generar ingresos familiares y mantenerse en cuarentena?

Es cierto que los alcaldes tenemos distintas ideologías políticas y diferencias, pero las discutimos y zanjamos adentro del camarín. Y siempre sacamos como resultado que los mismos problemas que vive una comuna, los vive otra a algunos kilómetros de distancia. El zapato nos aprieta en el mismo lugar, por lo tanto, es mucho más fácil ponernos de acuerdo. Somos de un mismo partido: el municipalismo y nosotros salimos a jugar todos juntos. Lo que estamos pidiendo son mayores recursos. Es necesaria la colaboración, no queremos meternos en algunas decisiones que son a nivel central pero sí participar en las decisiones del territorio. Hay que ponerse en el lugar de la gente que lo pasa más mal. Nos falta llegar con incentivos económicos reales para la gente y eso está lejos de suceder.

El gobierno dirá que es insostenible enfrentar una crisis extensa como esta sólo mediante bonos del Estado...

Yo sé que es difícil, pero pasan cosas como Cencosud (que repartió utilidades). Eso es tan injusto cuando hay gente que no tiene un sueldo asegurado. Da un poquito de rabia. Aquí vamos a estar en un problema económico de país y va a haber que endeudarse. No nos queda otra porque nadie se va a salvar solo. El individualismo no puede ser más fuerte, tenemos que pensar como colectivo donde el más fuerte, pueda proteger al más débil. En ese sentido los empresarios son más fuertes y tienen espaldas económicas. He visto la solidaridad de algunos en mi comuna. El Estado es fuerte y tiene que proteger a las comunas que son más débiles, no todas son débiles. Hay que enfocarse en la gente que no tiene ninguna posibilidad de estar en aislamiento en su casa. Por eso creo que Espacio Riesco tiene que ser un centro de aislamiento para las personas vulnerables.

El gobierno defiende las cuarentenas parciales asegurando que -como en su zona- hay gente que no puede estar sin trabajar, ¿cree que debería replantearse ahora ese camino?

Sí, siento que el gobierno tiene que replantearse porque yo veo el comportamiento de este virus. Se propaga más fuerte donde hay menos condiciones físicas y donde se vive el hacinamiento. Esa gente se obliga a salir. La gente espera que los alcaldes andemos con un palo y obliguemos a la gente a quedarse en sus casas y esa no es la labor de nosotros. Por lo tanto, lo más fácil para ese control es una cuarentena regional. Yo tengo casos de gente que llega del trabajo contagiado. Por eso me dan rabia las decisiones que toman algunos gobiernos, no solo este gobierno. Siempre nos han tratado de la misma forma. Por ejemplo, ahora se castiga a la comuna de La Pintana y el Metro no va a llegar en la fecha que se dijo. Todos los proyectos para la comuna están postergamos. Entonces para salvar la vida de todos los chilenos tenemos que tener una cuarentena regional.

¿Siente poca empatía del gobierno?

Yo estoy convencida de que el gobierno está empeñado en tomar las mejores decisiones, pero creo que ha faltado un impulso económico para que la gente entienda que primero está su vida y después hay que salir a trabajar. Los vecinos necesitan seguridad económica.

Comenta