Tercera PM

Presenta:

Conicyt se queda sin recursos para apoyar a más de 1.000 investigadores con becas de doctorado

Fachada de Conicyt en el centro de Santiago.

Científicos dicen que estos recursos, usados para gastos operacionales, se acabaron en abril. Conicyt replica y dice que se agotaron porque becados concentraron solicitudes en los tres primeros meses del año.


Los investigadores que realizan su beca de doctorado a través de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt) están hoy sin recursos para los llamados beneficios complementarios, es decir, gastos operacionales, pasantías en el extranjero, cotutelas o extensión de su beca por un período de seis meses. ¿La razón? Según lo que esta institución les ha informado, muchos de ellos adelantaron la solicitud de estos beneficios y a abril de este año, ya utilizaron todos los recursos que Conicyt tenía disponibles para el año 2018.

Esto generó, según cálculos de la Red de Afectados por Beneficios Complementarios, un grupo de Facebook a través del cual se coordinan y que en solo dos días logró reunir a más de 200 afectados, que unos 1.400 becarios activos se queden sin recursos para apoyar sus investigaciones. La cifra, basada en los estudios e información pública de Conicyt, incluye a becados de tercero y cuarto año, más los becados de primer y segundo año que también serán afectados.

El problema se remonta a diciembre del año pasado, cuando los becados recibieron un correo en el que se notificaba la modificación del procedimiento para la asignación de los beneficios complementarios. En ese correo se explicitaba que a partir de este año, la petición de estos dineros se podría pedir solo una vez al año y a través de concurso y no ventanilla única, como se hacía hasta ahora. Uno 200 becados se organizaron y lograron, a comienzos de este año, frenar la implementación de la medida y que esta se iniciaría en 2019.

Con estos recursos, los becados pueden comprar insumos, realizar salidas a terreno, participar en congresos de difusión científica, pasantías en el exterior, entre otras acciones para fortalecer el desarrollo investigativo y ampliar las redes de colaboración. Quienes han solicitado alguno de estos beneficios a partir de abril de este año, se han encontrado con que sus peticiones han sido rechazadas o son informados que no existen los recursos para ello y que tampoco saben si llegarán en el futuro, por lo que las investigaciones que están realizando se ven afectadas en su continuidad.

Cristian Undurraga, doctor en biología molecular, miembro de la Anip y vocero de la Comisión Becas de Redes Chilenas de Investigadores, explica que en la práctica, se está limitando el número de beneficios complementarios a los que pueden postular. “El dinero que tenía Conicyt para esto se acabó a fines de marzo o principio de abril. Desde entonces, quienes han pedido el beneficio se les ha rechazado. En algunos casos es grave, porque los becados se planifican por meses. Confían en que tendrán esos recursos, esos pagos para terminar su investigación, pero no lo tendrán. En el caso de las pasantías, hay conversaciones y compromisos con la universidad que te recibirá, te están esperando y sin los recursos, hay que decirles que no podrás ir”, señala.

Según Undurraga, desde Conicyt les han respondido que los recursos para estos beneficios “simplemente se acabaron y no hay más porque muchas personas los pidieron a comienzos de año, entre, febrero, marzo y se les acabó el dinero que tenían para el año”. Una explicación para que muchos pidieran a comienzos de año, es precisamente el cambio que se intentó hacer a fines del año pasado. “Ese cambio de solicitud hizo que muchos se asustaran y acudieran a comienzos de año”, dice.

Claudia Maturana, es investigadora del Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB) y realiza su doctorado en la Universidad de Chile. “Solicité el beneficio en abril de este año para una pasantía en el Reino Unido, para trabajar con mi cotutor que es de la U. de Cambridge. Sería por cuatro meses. Inicié los trámites con tiempo, pero cuando voy a pedir el beneficio me responden, un mes después del ingreso, que no hay dinero y que están a la espera de nuevos recursos, pero que tampoco es seguro que lleguen. Esa respuesta la recibimos muchos. Finalmente, reduje mi pasantía a solo dos meses, y tendré que costearla con recursos míos. Estamos sometidos a algo incierto. Algunos se han endeudado confiando en que contarán con estos recursos, pero desde abril se han cancelado todos los beneficios.

“Esto afecta a más de mil proyectos de investigación, no solo en ciencias, sino también en artes, humanidades, entre otros, que están en peligro de ejecución, sin mencionar las proyecciones personales y familiares que quedan en la incertidumbre”, dice Maturana, una de las creadoras de la Red de Afectados por Beneficios  Complementarios.

Desde Conicyt, Daniel Portales, director del Programa Formación de Capital Humano Avanzado, aclara que “no ha habido recorte, ni rebaja presupuestaria”. “El presupuesto asignado a Becas Nacionales se ha mantenido prácticamente constante en los últimos tres años (presentando mínimas variaciones), monto que cubre tanto las solicitudes de becas de magíster, doctorado como los beneficios complementarios”.

Respecto a la actual situación, Portales señala que esta tiene relación con “la realidad presupuestaria y el aumento significativo en la demanda por estos beneficios”. Por ejemplo, al comparar las solicitudes de 2016 versus las de 2017, existió una variación de 23,2%, bastante mayor a la generada entre 2015 y 2016, que fue sólo de un 3,4%. “Frente a esta constante demanda, inicialmente el Consejo de Conicyt decidió reinstalar para este 2018 la modalidad de concurso para asignar estos beneficios (vigente hasta 2014). En diciembre de 2017 se informó esta decisión a representantes de la Asociación Nacional de Investigadores de Postgrado, ANIP; y Redes Chilenas de Investigación, ReCh. Atendiendo sus argumentos y preocupación, el Consejo de Conicyt decidió postergar esta decisión hasta 2019, recordándoles que, en las bases de los últimos siete llamados a concurso de becas de doctorado nacional, se señala que los beneficios procederán previa evaluación del Comité y de acuerdo a la disponibilidad presupuestaria”.

El objetivo principal de Conicyt, dice Portales, “ha sido asegurar el número de becas de magíster y doctorado nacional (aproximadamente 350 en el primer caso y 700 en el segundo) y, una vez hecha esa asignación, con el saldo restante se cubren las solicitudes de beneficios complementarios”.

El pasado 4 de julio, los representantes de la Agrupación de Estudiantes de Doctorado Nacional se reunieron con la Comisión de Ciencias y Tecnología de la Cámara de Diputados para manifestar su rechazo a los cambios implementados. El próximo 18 de julio, en una nieva sesión, se citará a las autoridades para que expliquen esta situación.

Undurraga dice que en la reunión que tuvieron con Conicyt este lunes se planteó la posibilidad de traspasos internos, desde el Ministerio de Educación. También se habló de incorporar en la próxima discusión de la Ley de Presupuesto, un aumento de recursos para estos beneficios, algo que podría ayudar pero en el mediano o largo plazo.

Seguir leyendo