Contraloría envía a Fiscalía antecedentes por millonarias donaciones de AngloAmerican a Lo Barnechea en la era Guevara

Intendente Guevara encabeza Comite Operativo de Emergencia Regional

Felipe Guevara fue alcalde de Lo Barnechea entre 2008 y 2019.

El ente fiscalizador determinó que entre 2010 a 2018 la municipalidad recibió más de $2.000 millones en donaciones de la minera, pese a que en esa misma época la firma tenía que rendir cuentas por proyectos en esa misma comuna. Junto con esta irregularidad, se determinó que además parte de estos recursos no fueron destinados exclusivamente a educación, por lo que se deberá investigar la presunta malversación de estos dineros por parte del Ministerio Público y el Consejo de Defensa del Estado (CDE).


Hace algunos meses estallaron varios casos sobre irregularidades en el manejo de recursos en las corporaciones de algunas municipalidades del sector oriente y se presentaron denuncias que hoy se tramitan en la Fiscalía. Una de ellas complica a la administración del ex alcalde de Lo Barnechea, Felipe Guevara (RN), y la Contraloría acaba de asestar un duro golpe al cuestionar millonarias donaciones que hizo la minera Anglo American a esa comuna, detectando irregularidades y enviando los antecedentes al Ministerio Público para que persiga presuntas malversaciones de caudales públicos y lo propio al Consejo de Defensa del Estado (CDE).

En el documento de Contraloría, al cual tuvo acceso La Tercera PM, se concluyó que ese municipio no debió recibir recursos de la empresa, ya que en esa misma fecha debía fiscalizar proyectos que presentó en esa comuna. Por si fuera poco, además plantea la auditoría, parte de los $2.000 millones entregados no fueron utilizados para educación, incumpliendo la Ley de Donaciones, lo que detonó el envió de los antecedentes al Ministerio Público.

El pronunciamiento lo realizó tras una denuncia ingresada en 2021 por la concejala María Teresa Urrutia y que luego fue ampliada por al alcalde Cristóbal Lira, ambos UDI. En ésta, el jefe comunal explicó que desde el 6 de noviembre de 2019, cuando asumió el cargo, paralizó el proceso de entrega de fondos voluntarios por parte de la minera al municipio y a organizaciones funcionales. Entre ellas, congeló los aportes comprometidos a la Asociación de Parques Cordillera (APC), en la que participa la Municipalidad de Lo Barnechea, pues esta debe emitir un pronunciamiento medioambiental sobre el proyecto Los Bronces Integrado que considera una inversión total de US$ 3.000 millones.

El ente fiscalizador estableció que la Municipalidad de Lo Barnechea recibió aportes, a través de donaciones, por parte de la empresa Anglo American Sur. Los aportes ascendieron a un total de $2.740.381.743 entre los años 2010 y 2018. Todo esto, mientras, en paralelo, se pronunció ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) por cuatro proyectos que la empresa buscaba ejecutar en esa comuna en la misma fecha. Estos proyectos eran: la modificación de capacidad de almacenamiento de combustible en Los Bronces”, el proyecto “Fase 7 Los Bronces”, el mejoramiento oficinas en Pérez Caldera y “Los Bronces Integrado”.

A raíz de todo lo anterior, la Contraloría determinó que “no resultó procedente que la Municipalidad de Lo Barnechea haya recibido aportes directos de Anglo American Sur S.A. entre los años 2010 y 2017, en circunstancias que debía pronunciarse sobre diversos proyectos de dicha sociedad en el marco del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, pues ello pudo afectar la debida imparcialidad de la autoridad municipal en el ejercicio de las facultades que en dicho ámbito le competen”.

Por eso, el ente fiscalizador ordenó a la municipalidad “instruir un procedimiento disciplinario, con el fin de establecer y hacer efectivas las eventuales responsabilidades administrativas derivadas de los hechos expuestos y de la falta de adopción oportuna de medidas tendientes a corregir y sancionar ese obrar irregular”. A lo que se suma que esa municipalidad deberá adoptar medidas para no recibir donaciones ni tener convenios con personas o empresas que puedan tener “interés en la calificación ambiental de proyectos o actividades a desarrollar en esa comuna”.

Finalmente, Contraloría señala que ante “eventuales responsabilidades civiles y penales que pudieran derivar de los hechos”, enviarán una copia del oficio y de los antecedentes al Ministerio Público y al Consejo de Defensa del Estado.

Sin fines exclusivamente educacionales

El 2015, el entonces alcalde Felipe Guevara envió a la intendencia de la Región Metropolitana el proyecto denominado “Habilitación Centro de Formación y Apoyo Integral para las Familias Vulnerables de Lo Barnechea”, señalando que esa iniciativa contaba con el aporte de Anglo American, quien materializaría esa donación una vez que el proyecto fuera aprobado por el órgano regional.

El proyecto consideraba la construcción del centro mediante la reconversión de una infraestructura ya existente, el cual buscaba “poner a disposición de la comunidad escolar más necesitada, servicios educativos, bajo los principios de integración, igualdad de oportunidades y formación”.

La remodelación se refería al Colegio San José. En las especificaciones técnicas del proyecto, además señalaba que en los sectores excedentes que “se dividen del destino educacional, consideran la remodelación de la totalidad de los recintos y habilitación de ellos, destinándolos a programas municipales, segregados funcional, física y visualmente de las áreas”.

Luego de ser aprobado el proyecto por parte de la Intendencia, la municipalidad dejó sin efecto la licitación previa, momento en el que aprobó nuevas bases de licitación para el “mejoramiento de infraestructura Colegio San José”. Contraloría expone que las características de esa licitación coinciden con el proyecto aprobado por la autoridad regional anteriormente, el que “consideraba dos líneas de desarrollo, una para áreas destinadas a uso municipal y comunitario, y otra, para áreas destinadas al uso educacional del colegio”.

En el documento de Contraloría, además incluye la información entregada por la municipalidad a la concejala Urrutia, quien pidió que se le informara el detalle del financiamiento para construir los edificios de mayor envergadura de la comuna. Uno de estos es la edificación de la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco), emplazada en el ex Colegio San José, el cual señalan fue financiado en su primera etapa con el aporte “privado de donaciones para fines educacionales de la empresa Anglo American Sur. S.A por un total de $760.000.000″.

Aquello, según Contraloría coincide con el proyecto aprobado por la Intendencia, el que ascendía a $800 millones, pero que finalmente se concretó por los $760 millones. La diferencia de los $40 millones restantes, corresponden a una devolución que realizó la comuna el 2018. Ese año el entonces director de asesoría jurídica informó a Guevara que con el fin de evitar conflictos de interés en las actuaciones que debía realizar el municipio con la empresa, debían devolver los últimos $40.000.000 recibidos. Lo que finalmente se concretó el 27 de junio de 2018.

Por ende, Contraloría concluye que el “convenio de donación suscrito entre ambas, no fueron exclusivamente destinados a fines educacionales”. Esto, porque no se ajustó a lo estipulado en la Ley de Donaciones con Fines Educacionales, ya que, si bien una parte de los recursos estaba destinado a educación, también contemplaba la construcción de áreas destinadas a uso municipal y comunitario.

Los acuerdos con la empresa

El último convenio entre la minera y la municipalidad fue en diciembre de 2015, para el proyecto “Habilitación Centro de Formación y Apoyo Integral para las Familias Vulnerables de Lo Barnechea”, momento en que la empresa visó un total de $ 800.000.000, los que fueron entregados de manera parcial. En dos pagos el 2016, por $120 millones el 2017 y finalmente otros $40 millones el 2018, los que finalmente se devolvieron.

Pero no fueron los únicos aportes. En agosto de 2014 la Municipalidad de Lo Barnechea junto a la Organización Comunitaria Funcional Proseguridad, una “organización funcional del municipio”, junto a Anglo American, suscribieron un convenio de aportes y cooperación, catalogado como “Monitoreo y Vigilancia Ruta G-21″, ruta que conecta al yacimiento Los Bronces.

Ese convenio fue modificado en diciembre de 2014, y finalmente terminado en noviembre de 2017, momento en el que se realizó un convenio entre la minera y Proseguridad. Esta última el 30 de enero de 2020 no renovó el acuerdo con Anglo American por “recomendación del municipio”.

Por otro lado, el 2018 la Asociación de Municipalidades Parque Cordillera, la cual está integrada por Lo Barnechea, aprobó una alianza con la misma empresa minera. Compañía que el 2019, a través de una carta de compromiso, señaló que apoyaría el proyecto “Puesta en valor Parques Cordillera” de ese grupo de municipios, para lo cual donaría $1.400.000 millones para un periodo de tres años hasta 2022.

Una vez en el cargo, Cristóbal Lira el 2020 como presidente de esa instancia recomendó dejar “stand by” el acuerdo ante la envergadura del proyecto de expansión de la minera.

A través de esa organización, sostiene Contraloría, la “Municipalidad de Lo Barnechea podría haberse visto indirectamente beneficiada en relación a ciertos proyectos ubicados en esa comuna, lo que podría, eventualmente, afectar la debida imparcialidad en la emisión de los pertinentes pronunciamientos ambientales por parte de esa entidad edilicia”.

La Tercera PM intentó contactar al exintendente, sin embargo hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.