Cuánto gastaron y quién se endeudó más: aportes a presidenciables dejan a Parisi como el candidato “más eficaz”

José Antonio Kast, Gabriel Boric, Franco Parisi, Sebastián Sichel, Yasna Provoste y Marco Enríquez-Ominami.

Poco más de $ 4.000 millones recibieron como aportes electorales los siete candidatos a la Presidencia durante la primera vuelta. Sin embargo, la rentabilidad por votos de cada uno de ellos es muy distinta. El abanderado del Partido de la Gente, Franco Parisi, mostró la mejor eficiencia. Otro de los puntos llamativos es que Sebastián Sichel tuvo el peor desempeño al comparar el número de sufragios que recibió versus los millonarios aportes que tuvo.




Al cierre de las campañas políticas, en la primera vuelta, los siete candidatos a la Presidencia de Chile registraron aportes que en total sumaron $ 4.091 millones, según el registro público del Servicio Electoral.

El otrora abanderado de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, fue quien recaudó la mayor cantidad de fondos para financiar su campaña política, con $ 1.504 millones. De éstos, $ 835 millones corresponden créditos personales. Mientras que el que menos aportes económicos recibió fue el candidato de Unión Patriótica, Eduardo Artés, quien sólo registró $ 610.737.

El segundo postulante a La Moneda que más dinero logró reunir para financiar su campaña fue el representante del pacto Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, quien recaudó $ 1.062 millones. De estos, $ 960 millones provienen de la banca a través de créditos personales que solicitó para financiar su aspiración a La Moneda. Es decir, el 90% de los fondos que utilizó el diputado frenteamplista correspondieron a una deuda que deberá rendir como gasto electoral.

En una tercera posición está el abanderado del Frente Social Cristiano, José Antonio Kast, quien recibió $ 850 millones. De ellos, $ 352 millones corresponden a deuda ante la banca y representa el 41% de sus aportes. El exdiputado UDI registró ocho créditos con mandato entre el 26 de octubre al 15 de noviembre. Tres de ellos por $ 43 millones, cuatro por $ 49 millones y uno por $ 25 millones. A ellos se suman dos préstamos propios por $ 2 millones.

Le sigue la candidata de Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste, quien también debió recurrir a endeudarse para costear su campaña. Según los registros públicos del Servicio Electoral, la senadora de la Democracia Cristiana registró un crédito por $ 450 millones.

Uno de los candidatos que tuvo bajos aportes y debió entonces financiar el 99% de sus gastos fue el representante del PRO Marco Enríquez-Ominami, quien iba por su cuarta aventura presidencial. En el Servel sólo registró aportes menores de 38 personas, el resto, $ 44.250.000, corresponde a créditos personales.

¿Cuánto costó cada voto?

La eficiencia por voto es uno de los aspectos que también es evaluado entre analistas políticos. Aquí, quien llevó la delantera por lejos fue el abanderado del Partido de la Gente (PDG), Franco Parisi, ya que cada uno de sus sufragios tuvo un costo de $1. Eso, si se considera que el ingeniero comercial, que realizó una inédita campaña sin poner un pie en Chile, registró un total de 899.403 votos y sus aportes sumaron $ 1.104.810.

En resumen, quien se endeudó más, pero podría obtener una buena devolución por parte del Servel debido a sus buenos resultados electorales, fue Gabriel Boric. La apuesta más eficaz debido a los bajos montos invertidos fue la de Franco Parisi, quien obtuvo el tercer lugar de las preferencias. Mientras que en la vereda opuesta, por recibir altas sumas de dinero, pero obtener el cuarto lugar, está la aspiración presidencial de Sebastián Sichel.

El PDG, que logró instalar una bancada de nueve diputados en el Congreso, aportó la simbólica cifra de $ 1.217 a la campaña de su abanderado presidencial. Mientras que RN, UDI y Evópoli donaron $ 10 millones cada partido a la postulación de Sebastián Sichel. A diferencia de Parisi, el abanderado de Chile Podemos Más obtuvo el peor desempeño si se consideran los aportes recibidos versus los votos obtenidos. En efecto, cada sufragio que recibió tuvo un costo de $ 1.674, el monto más alto entre los candidatos a la Presidencia en primera vuelta.

Para el líder del Partido Republicano, José Antonio Kast, dicha comparación llegó a $ 434 por cada voto. Es decir, el costo por cada respaldo recibido es 3,8 veces más eficiente que en el caso del abanderado de RN, UDI y Evópoli.

En tanto, la rentabilidad por voto de la senadora DC Yasna Provoste fue de $ 605. Gabriel Boric, por su parte, tuvo un costo de $ 586 por cada sufragio, y en el caso de Marco Enríquez-Ominami, fue de $ 334 por cada respaldo.

Los aportantes de las campañas

La Tercera PM realizó una revisión sobre los aportantes de cada uno de los siete candidatos a la Presidencia y en particular sobre quiénes fueron las personas que más dinero entregaron. En este caso, los 10 mayores benefactores de la candidatura del abanderado de Chile Podemos Más registraron aportes en promedio por $ 12.955.000. Más atrás en este mismo indicador le sigue José Antonio Kast, con $ 4.940.000, y en tercera ubicación, senadora DC, Yasna Provoste, con $ 2.450.000.

Los tres mayores benefactores de Sebastián Sichel son Tomás Müller, exembajador de Chile en Reino Unido, quien hasta antes de su nombramiento se desempeñaba como presidente de Servicio Financieros Altis. S.A.. Se trata de una de las tres compañías que junto a BTG y Moneda operan el fideicomiso ciego de la familia Piñera-Morel. A él se suma Fernando Ovalle Vial, presidente ejecutivo de Grupo Empresas Loginsa, y Rafael Guilisasti Gana, expresidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) y miembro de una las familias controladoras de Viña Concha y Toro. Los tres registraron aportes por $ 43.500.000 para la campaña de Chile Podemos Más.

José Miguel Barros, director internacional de LarrainVial, y Piero Solari Donaggio, miembro de una de las familias que forman parte del pacto controlador de Falabella, figuran con $ 10 millones entregados a la candidatura de Sichel, según el registro del Servel. Otro de los aportes relevantes a esta candidatura fueron el empresario y socio de LarrainVial, Leonidas Vial; Hernán Garcés, socio de Agrícola Garcés, y los abogados Gabriel Zaliasnik y Ricardo Escobar.

Mientras que Carlos Cristián Cox Vial, quien es director de Invernova S.A., empresa dedicada a la inversión, venta y compra de bienes, y es presidente de la empresa FoodGroup S. A., además de ser director del Banco Consorcio, es el mayor aportante de la candidatura de José Antonio Kast con $ 10 millones. Con $ 7 millones, el empresario Javier Said Handal aparece en segundo lugar entre los mayores aportantes de la postulación de Kast a La Moneda. La familia Said Handal es uno de los destacados grupos económicos del país, y a través de la sociedad Inversiones SH Seis Limitada tiene participaciones relevantes en empresas como Andina y Scotiabank Chile. A diferencia de él, sus hermanos: Virginia, Sara, Jaime, Gonzalo y Ana Said Handal, optaron por apoyar la candidatura de Sichel.

Félix Bacigalupo Vicuña, socio del Grupo Pathfinder, es otro de los mayores aportantes de Kast junto al expresidente y socio de la constructora Besalco, Víctor Bezanilla Saavedra.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.