Desde definiciones sobre el Banco Central a comentarios sobre vacaciones y regalos: los diálogos privados de Piñera y Boric

Gabriel Boric junto a Sebastián Piñera.

En la antesala del cambio de mando de este viernes, el actual Presidente y el futuro mandatario han conversado en más de una oportunidad, según afirman en La Moneda, con un tono "cordial y republicano". La dinámica que se ha dado entre ambos, de acuerdo a lo que señalan las mismas fuentes, dista de la dura postura que ha tenido el gobierno entrante con la actual administración.




“Tengo un escritorio muy importante en el auto...”, le comentó el Presidente Sebastián Piñera con tono distendido al futuro mandatario, Gabriel Boric, durante una conversación telefónica.

“¿De qué se trata”, le habría consultado Boric al Jefe de Estado, quien enseguida le explicó que hablaba de una tabla y un cojín que usa para trabajar en sus trayectos en el vehículo presidencial. “Es muy tecnológico”, le recalcó. Al presidente electo le causó gracia y Piñera le ofreció mandarle a hacer su propia tabla con un cojín. A los pocos días el regalo llegó a la casa del próximo mandatario.

El intercambio da cuenta de la dinámica que se ha dado entre Piñera y Boric en los días previos al cambio de mando que se llevará a cabo este viernes y que marcará el arribo a La Moneda de una nueva generación y coalición de gobierno y del término a la segunda administración del Mandatario en ejercicio. El diálogo entre ambos es fluido y, según fuentes del Ejecutivo, se ha dado tanto por teléfono como por mensaje vía WhatsApp.

El jueves pasado, por ejemplo, habían pasado solo unas horas desde que a Piñera le habían arrojado agua con una botella en el marco de una actividad en La Moneda de conmemoración por los dos años desde la llegada del Covid-19, cuando el futuro presidente le envió un mensaje por WhatsApp lamentando el episodio.

El mandatario electo no se pronunció públicamente sobre el hecho, sin embargo, quienes conocieron el contenido del mensaje dicen que Piñera comentó que fue muy “cordial”. El Jefe de Estado, en tanto, le agradeció el gesto.

Esa misma semana, el martes, Piñera también conversó con su sucesor. Hablaron sobre las vacaciones de Boric en Juan Fernández y el Mandatario, de acuerdo a las mismas versiones, le comentó que ya estaba empezando a enfrentar las primeras dificultades y que gobernar es muy complejo.

Previo a eso, además, los dos han dialogado sobre algunas definiciones pendientes. Por ejemplo, hubo una serie de tratativas para la definición del reemplazo de Mario Marcel -quien asumirá como ministro de Hacienda- en la presidencia del Banco Central. Ahí Piñera abogó por nombrar en su reemplazo a Rossana Costa, que fue lo que terminó ocurriendo, mientras que Boric buscaba que fuera alguien cercano a su sector. Finalmente, Piñera concedió, eso sí, proponer a otra cercana del futuro presidente como consejera del organismo: Stephany Griffith-Jones.

Ambos también habrían conversado luego de que el gobierno anunció la extensión del IFE Laboral. La medida desató la molestia de la futura administración y Marcel cuestionó públicamente su extensión, argumentando que se están comprometiendo recursos públicos del gobierno entrante.

En enero, luego de que sostuvieron la reunión protocolar en La Moneda públicamente conocida, también existieron intercambios entre ellos. Por esos días, según afirman en Palacio, Piñera conversó con su sucesor sobre la gira presidencial que tenía pendiente a Colombia para asistir a Prosur y la Alianza del Pacífico, donde finalmente Boric declinó asistir.

“Nos parece que (Prosur) es una agenda propia del Mandatario Piñera, que está en su legítimo derecho. Nosotros, cuando nos toque asumir, desarrollaremos nuestra agenda regional, en función de perspectivas de colaboración para los tremendos desafíos que tenemos a nivel regional y mundial”, explicó Boric por esos días.

En el equipo de Boric, en tanto, se limitan a transmitir que no comentan sobre las conversaciones privadas del futuro presidente.

La dinámica privada entre Boric y Piñera dista del tono que ha habido públicamente por parte de la futura administración. De hecho, Boric, durante la campaña presidencial, manifestó, en relación al manejo del gobierno durante el estallido social y las violaciones a los derechos humanos cometidas por uniformados, que “sepan que a quienes sean responsables vamos a perseguir nacional e internacionalmente con todas las vías de la ley, así que, señor Piñera, está avisado”.

En tanto, esta semana la futura titular de la Segegob, Camila Vallejo, indicó que “el de Sebastián Piñera ha sido el peor gobierno de la historia”.

En Palacio recalcan, en todo caso, que es normal que ocurran este tipo de conversaciones, sobre todo, porque se quiere hacer un traspaso de buena forma y, en ese sentido, relevan el “tono republicano” que ha adoptado Boric. De todas formas, agregan que es probable que el ambiente cambie una vez que asuma la nueva administración, porque creen que se endurecerán las críticas a la gestión de Piñera. Por lo mismo, el todavía Mandatario ha estado preparando material para “defender su legado” y se le ha pedido al gabinete disponibilidad para eso.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.