Detección de casos de VIH disminuyó casi un 50% por la pandemia

vih

Un estudio realizado por imed y la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile determinó que en marzo, tras la llegada del coronavirus, los exámenes de diagnóstico del VIH/Sida se redujeron drásticamente, especialmente entre personas de 20 a 40 años. Comparado a 2019, serían más de 27.451 los test que no se aplicaron.




Son aproximadamente 27.451 las pruebas de detección del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) que no se han practicado durante los meses de pandemia, según establece un estudio conjunto de imed -la plataforma de emisión de bonos y prestaciones- y la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile. Lo anterior, representa un descenso del 50% con respecto a 2019, cuando las pruebas habían alcanzado las 55 mil, con un promedio de 8 mil test semanales.

La medición logró establecer que justo tras la llegada del virus, en la semana del 15 de marzo, los test cayeron a 4 mil. Esa tendencia se mantuvo entre el 15 de marzo y 30 de agosto de 2020, cuando en promedio, se realizaron 1.144 exámenes de Elisa menos por semana, representando una caída de 15,5% semanal.

El análisis se realizó acorde a los datos de bonos electrónicos emitidos por prestadores privados de salud -que operan bajo el sistema Imed-, lo que representa un 80% del total de atenciones ambulatorias en prestadores privados en el país.

Preocupación por subdiagnóstico

Entre la población más joven, según concluye el análisis, preocupa que la mayor caída del testeo se da entre las personas entre 20 y 40 años. “Este es, precisamente, el grupo de mayor riesgo de contraer la infección y transmitirla a otras personas”, detalla el documento. En cuanto a sexo, son los hombres quienes tienen un descenso mayor en la pesquisa.

Cristóbal Cuadrado, académico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile y responsable del informe, abordó su preocupación por la baja registrada. “La disminución en el número de test de ELISA que se registra este año, en un contexto de pandemia, enciende una luz amarilla en una enfermedad que ha venido avanzando silenciosamente estos últimos años. Especialmente preocupante es la situación que afecta a hombres entre 20 y 40 años, donde se registra la mayor caída”.

El salubrista explica que, en paralelo a lo que ha sucedido con otras patologías que requieren de diagnóstico oportuno y temprano, la autoridad sanitaria “debe hacer un llamado masivo a volver a hacerse los exámenes para detectar precozmente un potencial contagio de VIH y un seguimiento efectivo para las personas que ya están viviendo con el virus”.

Y a propósito de la amenaza de una segunda ola y los retrocesos en el plan ‘Paso a Paso’ anunciados hoy para la capital, donde se concentra la mayor cantidad de población y prestadores, el gerente general de imed, Michel Moya señala que “veníamos con mejores indicadores, estábamos superando los niveles de atención y exámenes de las prestaciones ligadas al VIH/Sida, pero sin duda con los anuncios que ha hecho el ministerio respecto a una segunda ola y el alcance que pudieran tener es preocupante, porque puede significar un frenazo a las atenciones que se estaban recuperando”

Seguimiento de los pacientes

Ese mismo punto aborda el infectólogo de la Clínica U. de Los Andes y médico tratante de la enfermedad, el doctor Carlos Pérez. “Hay que hacer un llamado, a pesar de que ahora se complique el escenario nuevamente con la fase de transición o con esta segunda ola, a examinarse preventivamente. Y en lo que respecta a los pacientes en control, aunque han disminuido los controles médicos y exámenes, los pacientes han tenido adherencia a la terapia. Me ha tocado ver pacientes que llevaban un año sin control pero han mantenido el virus controlado, porque aunque no han tenido controles, han podido retirar su tratamiento”.

La falta de seguimiento de estos pacientes también fue retratada por el estudio. Si en promedio, antes de la pandemia se realizaban aproximadamente 40 exámenes semanales de carga viral, estos disminuyeron a 10 tras la irrupción de la pandemia en el país.

Desde la Red Salud UC, la infectóloga María Elena Ceballos, especialista en la enfermedad, señala que en la red de prestadores de la Universidad Católica se ha registrado un 30% menos de diagnóstico del VIH/Sida con respecto a un año normal, lo que está directamente relacionado a la baja del examen de pesquisa.

En tanto, sobre quienes están ya en tratamiento, Ceballos explica que “hubo una disminución de los controles médicos de pacientes que viven con VIH pues muchos centros por las cuarentenas -y para cuidar de salud de los pacientes- tuvimos que cerrarlos. Eso no significó una disminución en la calidad del tratamiento, pues la mayoría ha recibido sus tratamientos, y los médicos nos hemos encargado de extender y enviar recetas electrónicas”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.