¿Dónde están los millones? Acreedores de familia Frei Parada buscan revocar ajustes societarios antes de la confesión de Francisco

francisco-frei-1

Entre los abogados que están siendo sondeados para indagar los últimos movimiento de Francisco Frei antes de confesar el desfalco a su hermano figuran: Cristián Rodríguez Josse, ex Jefe de Normalización de CorpBanca; Álvaro Parra, ex asesor de la Superintendencia de Quiebras y Luis Felipe Castañeda, ex socio de Nelson Contador. Estudio Castañeda estuvo a cargo del Capítulo Chileno de la Insolvency Guide de la revista Chambers and Partners. Además se encargó de la publicación de Insolvencia y Reestructuración Financiera de Latin Lawyer.




La junta de acreedores de Almacenes de Depósitos Nacionales (Almadena) –empresa de propiedad de la familia Frei Parada– encomendó la semana pasada contratar a un equipo de abogados para evaluar gestiones revocatorias y concursales en contra de Francisco Frei Ruiz-Tagle.

La operadora del mercado de warrants –instrumentos para acceder a financiamiento– solicitó su liquidación en septiembre del año pasado, luego que un mes antes, Francisco confesara haber engañado a su hermano, el expresidente Eduardo Frei, durante la administración de Inversiones Saturno S.A., sociedad que concentra los intereses de la familia Frei Larraechea.

"La revisión contable reveló que tanto en la quiebra de Almadena como en la de Francisco Frei, se registraron transferencias de bienes inmuebles en el periodo en el que la califica como sospechoso", explicó Loreto Ried, liquidadora de ambos procesos a La Tercera PM.

En efecto, el artículo N° 288 de la Ley de 20.720 consignó que "serán revocables todos aquellos actos ejecutados o contratos celebrados por la empresa deudora con cualquier persona, dentro de los dos años inmediatamente anteriores al inicio del procedimiento concursal de reorganización o liquidación". Según el mismo cuerpo legal, para que los acreedores tengan éxito en su arremetida tendrán que probar que el deudor, en este caso Francisco Frei, tenía conocimiento del mal estado de los negocios de la empresa y que el o los contratos en cuestión causan un perjuicio a la masa de deudores.

Sin embargo, en caso de obtener éxito, los acreedores podrían sumar dichos fondo al total de la masa de deudores. Por lo mismo, bancos y factoring solicitaron cotizaciones y evaluar los escenarios que se abrirían, eventualmente en caso de ejercer dichas acciones.

En total son tres las operaciones de traspasos de bienes que están bajo la lupa de los acreedores y que suman cerca de $3.000 millones. El primero de los contratos en cuestión es uno en el que Almadena vende una bodega ubicada en la comuna de Santiago, precisamente en calle Ramón Subercaseaux, en las cercanías del Club Hípico. Este acuerdo lo realizó Francisco Frei por medio de una sociedad independiente y pagó un monto total de $2.600 millones.

Por otra parte, Almadena transfirió un departamento en Viña del Mar a una sociedad relacionada que también está en observación por parte de la Junta de Acreedores. El inmueble tendría un valor comercial de $200 millones. A dichos inmuebles se suma también, la transferencia que realizó Francisco Frei de un departamento que se ubica en calle Hermanos Cabot, comuna de Las Condes, el cual tendría un avalúo de $300 millones. Además de las oficinas de calle Moneda en las que se ubicaban los cuarteles generales de Almadena.

No obstante, la pregunta que sigue rondando la cabeza de los acreedores es ¿dónde están los millones? ¿Cómo durante tanto tiempo Francisco Frei pudo mantener en marcha sus negocios personales? La hipótesis que maneja el grupo es que Almadena no era una empresa tan grande como para tener una deuda de $6.000 millones.

"Un deudor extra-diligente"

Por ahora las diligencias apuntan a contratar a un estudio de abogados a fin de conocer si las operaciones cuestionadas estuvieron acorde al mercado. Entre los abogados que están siendo sondeados para indagar los últimos movimientos de Francisco Frei antes de confesar el desfalco a su hermano figuran: Cristián Rodríguez Josse, ex Jefe de Normalización de CorpBanca; Álvaro Parra, ex asesor de la Superintendencia de Quiebras y Luis Felipe Castañeda, ex socio de Nelson Contador. Estudio Castañeda estuvo a cargo del Capítulo Chileno de la Insolvency Guide de la revista Chambers and Partners. Además se encargó de la publicación de Insolvencia y Reestructuración Financiera de Latin Lawyer.

Cercanos a Francisco Frei sostienen que todas las operaciones se ejecutaron bajo la legalidad vigente. En el caso de la venta de la bodega, las fuentes consultadas señalaron que los fondos que obtuvo los derivó al pago de deudas contraídas con BancoEstado y Avla Servicios Financieros. Dentro del proceso de mal estado de sus negocios intentó refinanciarse y accedió a recursos por medio de MasAval S.G.R. "Se trató de una cantidad no menor de dinero y para ello se le exigió que se creara una empresa nueva: Sociedad e Inversiones AMP y a ésta se le pasaran los activos. Dichos activos se encontraban hipotecados y el prestamista pagó las hipotecas", acotó una fuente que optó por mantener en reserva su identidad.

Por su parte, la liquidadora de Loreto Ried destacó la disposición de francisco Frei por normalizar su situación financiera. "Él y su abogado han colaborado en forma muy diligente con todos los antecedentes. Cuando les pido un contrato, me lo entregan. Desde ese punto de vista ha sido un deudor extra-diligente. Muy diligente. Muchas veces te encuentras con deudores que no encuentran los papeles, pero en este caso he tenido mucha colaboración".

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.