¿Dónde están? Salud admite que hay 4.136 viajeros de zonas de riesgo que “registraron números equivocados o fuera de servicio”

04.03.2020 PASAJEROS DEL AEROPUERTO DE PUDAHUEL, PORTAN MASCARILLAS TRAS LA LLEGADA DEL CORONAVIRUS A CHILE. FOTO: LUCAS ALVARADO / LA TERCERA COVID 19 - VIRUS RESPIRATORIO - PRECAUCIONES

Este grupo, que es parte de las 27.621 personas han llegado a Chile desde países altamente afectados por el Covid-19, no ha sido localizado, según el último reporte del Ministerio de Salud. El secretario nacional del Colegio Médico, José Miguel Bernucci, plantea que "este es uno de los puntos más débiles que tenemos", argumentando que en un principio no se hizo o se hizo mal.




Un total de 4.136 personas que llegaron a Chile desde países considerados de riesgo por la presencia del coronavirus, no han sido localizables, según detalla el último reporte de la situación epidemiológica del Ministerio de Salud, entre el 1 y el 31 de marzo de este año.

El informe indica que los viajeros provenientes de zonas de riesgo ascienden a 27.621 personas. De ese total, 3.206 personas se encuentran en “seguimiento activo y 17.731 han egresado”, es decir, cumplieron su periodo de aislamiento.

“El resto, 2.548 están en proceso de ser contactado y 4.136 registraron números equivocados o fuera de servicio”, añade el documento.

También se señala que otras 14.595 personas se encuentran en seguimiento activo por tratarse de contactos de las personas infectadas.

Declaración jurada

La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, explicó que quienes llegan desde el exterior deben realizar una declaración jurada ante los funcionarios de la Seremi de Salud que se encuentran en las aduanas sanitarias instaladas en el aeropuerto.

“Si una persona no registra adecuadamente sus datos, es un delito y puede ser sancionado", advirtió la autoridad.

Agregó que "existe un centro de llamados (contact center, integrado por 30 personas), quienes llaman telefónicamente tres veces. Si la persona no responde, se busca la dirección y se les envían mails. Si no son localizados, la información se cruza con la de la Policía de Investigaciones (PDI)”.

La autoridad admitió que “muchas veces cuesta localizar (a las personas), pues hay extranjeros que no ponen su dirección o bien consignan un hotel”.

Por protocolo sanitario, a quienes son ubicados durante los rastreos, se les indica que se tomen la temperatura y, en caso que tengan síntomas, deben acudir a un centro de salud.

También existe una vigilancia de los casos confirmados, que en este caso es realizada por las Secretarías Regionales Ministeriales de Salud a lo largo del país.

La Seremi de Salud Metropolitana informó que hay 15 equipos que acuden a los domicilios de las personas para verificar que realicen la cuarentena. También son contactados por teléfono.

Hasta ayer se habían fiscalizado 348 domicilios, en los cuales verificó el incumplimiento de 18 personas a las que se cursó un sumario sanitario, por lo que se les podrían aplicar multas que van entre las 0,1 y 1.000 Unidades Tributarias Mensuales (hasta $ 50 millones).

Vigilancia

Según expertos, la vigilancia de quienes deben cumplir con el aislamiento preventivo es clave, debido a que, por diferentes razones, aún hay pasajeros que llegan a Chile desde el exterior.

El secretario nacional del Colegio Médico, José Miguel Bernucci, consideró que el plan de seguimiento “es uno de los puntos más débiles que tenemos".

A su juicio, "en una primera etapa, cuando se comenzó a hacer la vigilancia de quienes llegaban, el seguimiento fue poco efectivo o simplemente, no se hizo. Esto pudo generar un cluster”. Es decir, grupos de posibles afectados por la enfermedad.

Advirtió que, en el caso de las personas diagnosticadas con Covid-19, la vigilancia la debería hacer, principalmente, la red de salud y no Carabineros. “La propuesta que hemos hecho es que los consultorios y centros de salud familiar deberían hacer la vigilancia, pues son los que poseen el conocimiento de los territorios”.

En esa línea, señaló que los exámenes de detección se deberían realizar en la atención primaria y no solo en los hospitales.

Miguel O’Ryan, infectólogo y académico de la Facultad de Medicina de la U. de Chile, añadió que se debe mantener la estrategia “de que las personas guarden aislamiento por dos semanas, por la posibilidad de que lleguen desde otros países portando la enfermedad y no lo sepan. Eso puede ser alimento para un incendio”.

También sostuvo que quienes hagan recorridos dentro del país desde zonas donde hubo alta cantidad de contagios, también deberían mantener el confinamiento, para prevenir la expansión del virus.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.