El codiciado voto de RN que ayudaría a salvar a Jackson del juicio político en su contra

Los diputados RN, Andrés Longton, Ximena Ossandon, Miguel Mellado y Diego Schalper (detrás) en foto de archivo en La Moneda.

Los diputados RN, Andrés Longton, Ximena Ossandon, Miguel Mellado y Diego Schalper (detrás) en foto de archivo en La Moneda.

Actualmente la bancada de Renovación tiene 22 diputados, la segunda más numerosa de la Cámara, por lo que si algunos de sus integrantes deciden restarse, sus votos podrían derribar el libelo que se vota este jueves. Según legisladores de bancadas oficialistas y fuentes de gobierno, hoy la estrategia está abocada en conseguir el descuelgue de RN respecto de la ofensiva del Partido Republicano.


Una exposición sobre lo que ha sido la labor en la comisión revisora de la acusación constitucional contra el ministro de Desarrollo Social, Giorgio Jackson, realizó este martes el diputado Bernardo Berger (independiente-RN) a su bancada.

En la reunión, el legislador y exalcalde de Valdivia señaló que si bien faltaba una última sesión, las imputaciones por incumplimientos en políticas de infancia eran, a su juicio, los puntos más delicados del libelo, que presentó el Partido Republicano.

Algunos interpretaron que Berger estaba inclinado a votar a favor, sin embargo, su postura no fue suficiente para despejar las dudas que había en algunos legisladores de RN sobre apoyar o no la presentación en contra de Jackson. Esa indecisión, que solo se despejará este jueves, será un factor crucial para la suerte del ministro.

De hecho, hay un grupo de cinco a siete diputados que mantenían su inclinación por rechazar el libelo, entre ellos figuraba el jefe de bancada, Andrés Longton, además de Hugo Rey, Ximena Ossandón, Andrés Celis y Eduardo Durán, entre otros.

Al ser consultado respecto de cuál sería su postura, Longton informó que en la reunión solo se acordó rechazar la “cuestión previa”, facultad que tiene el ministro para impugnar aspectos de forma de la acusación. Con ello, buscarían simplemente entrar a discutir el fondo de la presentación, con lo que alargarían el suspenso.

“Creemos que es procedente en virtud de, en los distintos capítulos, conocer la fundamentación en sala. Escuchar a la defensa para poder formarnos una opinión y ver cómo vamos a votar en el fondo. Ahí (el jueves en la tarde) nos reuniríamos nuevamente para tomar una decisión y ver si está el quórum para tomar una decisión como bancada o bien decretar libertad de acción”, dijo Longton.

Más de La Tercera PM

Las dudas del jefe de bancada eran compartidas por otros legisladores de Renovación. “Su paso por el Congreso dejó mucho que desear (como parlamentario y ministro secretario general de la Presidencia)... Sin embargo, para mí esos no son motivos suficientes para apoyar, en principio, una acusación constitucional al ministro Jackson, a pesar de haber tenido él, como diputado, una actitud destructiva del gobierno del Presidente Piñera”, dijo el diputado Eduardo Durán (RN).

No obstante, también hay un grupo a favor del libelo. “Yo, al menos, tengo la convicción personal de que hay que apoyar la acusación constitucional. En este tipo de cosas nosotros tenemos el deber moral de tener una línea clara al respecto de estas materias. Nos parece que especialmente los capítulos 3 y 4, que son los dedicados a los derechos de la infancia, donde el ministro Jackson tiene la supervigilancia de la Subsecretaría de la Niñez, no es posible que él diga que esto es algo de la Subsecretaría (...) Tenemos la convicción de que esa acusación tiene que prosperar”, afirmó, por su parte, el diputado Diego Schalper, quien es secretario general de RN.

Según explica el diputado Miguel Mellado (RN), la postura que adopte la bancada sería obligatoria para sus integrantes. “Va a ser una decisión política de bancada y el que no quiera cumplir tendría que salirse de la sala, me imagino. Debemos respetar la decisión de la mayoría de la bancada”, explica Mellado.

Actualmente la bancada de Renovación tiene 22 diputados, la segunda más numerosa de la Cámara, por lo que si hay más de cinco legisladores en contra, ello podría alcanzar para derribar la acusación, iniciada por el Partido Republicano.

Por el contrario, si RN se mantiene alineado con las otras fuerzas de oposición a favor del libelo, el panorama sería trágico para el actual titular de Desarrollo Social y exministro Segpres, quien es uno de los dirigentes más cercanos al Presidente Gabriel Boric.

Hemos estado entregando los argumentos a todos los parlamentarios y parlamentarias, y desde las distintas bancadas oficialistas han mostrado respaldo”, declaró este martes el ministro Jackson, quien reiteró que su defensa invocará la “cuestión previa”. Ayer concurrió al Senado a defender la Ley integral de las personas mayores y de promoción del envejecimiento digno, que fue aprobado sin contratiempos en la Sala.

Más de La Tercera PM

En términos hipotéticos, el oficialismo suma 65 diputados, sin considerar a independientes, como Carlos Bianchi y Andrés Jouannet, asociados a bancadas de gobierno. No obstante, es altamente probable que ellos también rechacen la presentación, al igual que otros tres ecologistas liderados por Félix González. Con ello sumarían una base de 70 votos.

Por su parte, las fuerzas declaradamente opositoras suman 70 legisladores en la Cámara. Si a ellos se le suman los cuatro diputados del subcomité del Partido de la Gente que mantienen su inclinación de apoyar el libelo, llegarían, en teoría, a 74, es decir a solo cuatro votos de alcanzar la mayoría absoluta de 78 para asegurar la aprobación de la acusación.

El problema de la oposición es el descuelgue de un sector de RN, el cual los dejaría en minoría (bajo los 70 votos del oficialismo). A ello se suman las dudas que ha transmitido el diputado UDI Joaquín Lavín.

¿En manos de la DC y ex DC?

Si este escenario se confirma, el desenlace de esta historia volvería a quedar en manos de legisladores DC y ex-DC, que están divididos, pero levemente inclinados a salvar a Jackson.

A ello se sumó otra buena noticia para el ministro. La diputada independiente Pamela Jiles, histórica rival de Jackson y Boric, se ausentará del país por un viaje oficial a Argentina concedido por el presidente de la Cámara, Vlado Mirosevic.

El libelo, en todo caso, solo requiere mayoría de los presentes en la sala para ser cursado por la Cámara. Solo en el caso de que apruebe, pasaría al Senado, que se constituye como jurado para resolver.

Según legisladores de bancadas oficialistas y personeros de gobierno, los grupos que no se inscriben dentro de la oposición ni tampoco se sienten aliados del Ejecutivo han extendido demasiado el suspenso por la acusación a Jackson, por lo que hoy la estrategia está abocada en profundizar el eventual descuelgue de RN respecto de la ofensiva del Partido Republicano.

De hecho, en Chile Vamos, en general, molestó que los republicanos irrumpieran con la presentación en contra de Jackson en momentos en que estaban trabajando un libelo contra la exministra de Justicia, Marcela Ríos, por su responsabilidad en los indultos a doce condenados por hechos del estallido social y al exfrentista Jorge Mateluna.

Sin embargo, en la UDI y el Partido Republicano advierten que tampoco será “gratuito” para RN actuar desalineado respecto de las otras fuerzas opositoras.

Otros legisladores, además, reflotan las suspicacias de que si Renovación se desmarca sería otra señal más de que un sector de la oposición selló un acuerdo secreto con el Presidente Boric para que nominara a Ángel Valencia como fiscal nacional, a cambio de que bajaran las acusaciones contra Jackson y la exministra Ríos.

Incluso, al margen de esas sospechas, si fracasa la acusación al ministro de Desarrollo Social habría otra consecuencia favorable para La Moneda: los diputados republicanos ya han comenzado a hacer las advertencias de que podrían restarse del libelo contra de la extitular de Justicia si RN termina descolgándose.

Sigue en La Tercera PM

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El estrés puede generar efectos negativos en el organismo como envejecimiento prematuro y enfermedades crónicas, fomentando una mala calidad de vida.