El complejo escenario de los hermanos Eduardo y Francisco Frei en juicios por deudas

Ex presidente Eduardo Frei declara por el crimen de su padre

Los abogados de Inversiones Saturno -propiedad familia Frei Larraechea- afinan estrategia para solicitar la nulidad de las deudas que contrajo Francisco Frei durante su gestión como administrador de dicha sociedad. Mientras, acreedores de Almadena presentaron la primera demanda para anular la venta de una bodega cercana al Club Hípico.




El exPresidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle y su hermano Francisco enfrentan una nueva arremetida de acreedores en tribunales. Si bien la pandemia ha vuelto más lenta la tramitación de los juicios, un grupo de bancos y factoring insiste en recuperar millonarios préstamos entregados a la sociedad anónima cerrada de la familia Frei Larraechea: Inversiones Saturno S.A.

El pasado jueves, ante el 26º Juzgado Civil de Santiago, Comercial Vedeseta -filial del grupo Arrigoni-, que exige el pago de $93 millones a Inversiones Saturno, acusó a esta última de ejercer un “abuso del derecho”, ya que en al menos 11 juicios similares sus abogados han efectuado una “reserva de excepciones”. Esta última posibilita a la familia Frei Larraechea a eventualmente presentar demandas que busquen anular dichos compromisos.

Las 11 demandas contra Inversiones Saturno suman en total impagos por $1.866 millones e involucran a Tanner, Factop, Nuevo Capital, Omega, Garko y Finameris.

Todo comenzó el 16 de agosto de 2019, cuando el menor de los Frei Ruiz-Tagle reconoció ante la Unidad de Alta Complejidad de la Fiscalía Centro Norte de Santiago haber cometido una serie de transacciones ilícitas durante su gestión como gerente general de Inversiones Saturno -propiedad de su hermano Eduardo y su familia-, la que se extendió entre el 25 de septiembre de 1991 al 30 de julio de 2019.

El caso provocó un quiebre entre ambos hermanos. El 13 de septiembre, el exMandatario aseguró ser “víctima de un gran fraude”. Luego, el 5 de octubre ratificó su versión en tribunales con la presentación de una querella criminal en contra de su hermano. En la acción lo acusó de sacar $1.500 millones de la caja de su empresa en 15 años.

Para los acreedores, el plan de los demandados es dejar abierta la posibilidad de iniciar nuevos juicios en los que se discuta si procede o no el pago de las deudas. Si bien los abogados de la familia Frei en sus escritos no niegan los compromisos, aclaran que dichos préstamos fueron solicitados por Francisco Frei sin la autorización de su hermano ni su esposa Marta Larraechea, ambos accionistas de la sociedad.

Sin embargo, la batalla más dura que enfrenta el exmandatario es la demanda presentada por Tanner Servicios Financieros. Al igual que en los otros procesos, la familia Frei Larraechea ya manifestó la reserva de excepciones y todo indica que demandará la nulidad de una millonaria garantía entregada por Francisco Frei.

El 15 de marzo de 2019, Francisco Frei reconoció mantener deudas con la sociedad de propiedad de la familia Massú por la suma de $825 millones. En el documento, el ex director de TVN dejó a modo de garantía de pago la hipoteca que él y su hijo Nicolás Frei Parada suscribieron por unos terrenos que pertenecían a la familia de su hermano Eduardo, ubicados en el condominio Valle Escondido, comuna de Lo Barnechea.

El 15 de Junio de 2018, Weixin Gu en representación de Importadora Amigo Limitada adquirió la bodega de Almadena.

Sólo $69 millones para repartir y más quiebras

Mientras, la abogada Loreto Ried -liquidadora de la empresa de Francisco Frei, Almacenes de Depósitos Nacionales (Almadena)- realiza intensos esfuerzos por posibilitar que los acreedores puedan satisfacer el pago de sus respectivos créditos. Su tarea se ha vuelto titánica, considerando que a la fecha solo ha logrado recaudar activos por $69 millones de los más de $6.000 millones en impagos y sigue sin acceso a la contabilidad de la fallida debido a que está en manos del Ministerio Público.

Frente al problema, la semana pasada, la junta de acreedores presentó la primera demanda que busca anular la venta de un inmueble previo a que la empresa fuera declarada en quiebra. La demanda es patrocinada por el abogado Luis Felipe Castañeda y cuestiona la operación, fechada el 15 de junio de 2018, señalando que Almadena solo recibió $720 millones en circunstancias que el avalúo fiscal de la bodega superaba los $1.136 millones. El inmueble adquirido por Importadora Amigo Limitada se ubica en calle Sepúlveda Leyton N° 2910, cerca del Club Hípico de Santiago y del barrio Meiggs.

En los próximos días, acreedores de Almadena presentarán una querella por delitos concursales. Entre las operaciones que cuestionarán se encuentra el traspaso de la propiedad del departamento en que actualmente vive el propio Francisco Frei en Hermanos Cabot, comuna de Las Condes, efectuado en marzo de 2019 a la sociedad “Inversiones AMP SpA”. Esta última fue constituida por él y su esposa través de otra de sus sociedades San Nicolás.

“A mí lo que me interesa es que mi cliente recupere la plata que perdió, y que perdió por culpa de que este señor (Francisco) Frei y su entorno, mediante subterfugio, dieron a entender una serie de circunstancias que a la postre no resultaron ser verdaderas. El hacía presentaciones a distintas instituciones financieras donde daba a entender que Inversiones Saturno -que es la empresa de su hermano Eduardo- estaba al tanto absolutamente de todo esto, pero resultó que no estaba al tanto y no sabía nada”, explicó María Ester Paredes, abogada socia Palma Edwards Veszpremy y representante de BHV Capital Servicios Financieros, institución que forma parte de la junta de acreedores de Almadena.

A la fecha, tanto Francisco Frei como su esposa Ana María Parada Quesada han sido declarados en quiebra. A ellos se podría sumar su hijo Nicolás Frei Parada, quien fue gerente general de Almadena y gerente comercial de Inversiones Saturno. Esto luego de que el ingeniero forestal Cristián Rivas solicitara la liquidación forzosa de Frei Parada por el impago de dos pagarés que suman $156 millones entregados a Almadena y en los que Francisco y Nicolás Frei actuaron como avalistas y codeudor solidario.

Comenta