El día que el monumento al almirante José Toribio Merino quedó "encajonado"

merino1

En su mismo sitio, pero resguardado con madera por los cuatro costados, permaneció el pasado lunes 11, en Valparaíso, la estatua al excomandante en jefe de la Armada y miembro de la junta militar de 1973. La imagen se ubica en uno de los patios del Museo Marítimo Nacional. Según informó la institución uniformada, se la cubrió para protegerla de los trabajos que se están realizando con otras figuras, no como una aprensión dentro del estallido social.




Sorpresa experimentaron agrupaciones de derechos humanos este lunes 11 de noviembre, cuando al realizar su tradicional manifestación frente al Museo Marítimo Nacional, ubicado en Valparaíso, advirtieron que el monumento del excomandante en jefe de la Armada, José Toribio Merino, no estaba. O más bien sí estaba, en su mismo sitio, pero oculto detrás una rigurosa caja de madera.

Desde hace seis años que varias organizaciones sociales de la zona acuden cada día 11, de cada mes, para protestar.  "La idea es generar consciencia de lo que fue la fatídica fecha del 11 de septiembre de 1973 y el rol que en ella tuvo el señor Merino", explica Nelson Cabrera, presidente de la agrupación "Cine Fórum", quien participó de la convocatoria de esta lunes.

Las organizaciones exigen el retiro del monumento del exintegrante de la junta militar. "Para nosotros es un antihéroe, y la estatua representa una afrenta para cientos de personas", agregó Cabrera.

Durante 15 minutos, y sosteniendo lienzos alusivos a la fecha de 1973 y al actual estallido social, el grupo de manifestantes permaneció en la puerta del museo, muy bien asegurada con fierros y cadenas. La imagen del almirante, eso sí, esta vez permaneció oculta bajo la madera. Los propios asistentes quedaron algo descolocados.

Versión de la Armada

La estatua fue instalada en ese lugar en 2002, obviamente con la aprobación de la Contraloría General de la República. Sin embargo, en varias oportunidades algunos particulares y organizaciones sociales han interpuesto recursos para que sea retirada. Uno de los últimos fue el del abogado Luis Rendón. En la Armada se ha defendido la plena legalidad y derecho de erigir en ese lugar esta imagen, al interior de un inmueble fiscal y recinto militar.

Respecto de la caja de madera, se especuló que fue para proteger el monumento de saqueos y manifestantes. Sin embargo, consultada por este medio, la Armada señaló que el mencionado lunes 11, "lo que se hizo en el museo es que se trabajó con una grúa para colocar la estatua del almirante Blanco Encalada, y para evitar daños producto de los trabajos se protegió la estatua del almirante Merino".

Asimismo, se indicó que el recinto permanece "cerrado hasta nuevo aviso", pues, además de la instalación del mencionado homenaje a Blanco Encalada se están realizando otras faenas, las que se prefirió mantener en reserva.

El Museo Marítimo opera en el cerro Artillería, de Valparaíso, desde 1987, siendo el único recinto con esa denominación -nacional- que funciona fuera de la capital.

Comenta