Testigos, denunciantes, abogados y el juez: El quién es quién del caso de Antonia Barra

Martín Pradenas, imputado de seis delitos de violación y abuso sexual a cinco mujeres en nueve años.

El suicidio de Antonia Barra (20) el 13 de octubre de 2019 abrió una causa penal que hoy tiene a Martín Prádenas (28) formalizado por agresiones sexuales contra cinco mujeres, incluida la joven fallecida. Las denuncias son por delitos que habrían ocurrido entre 2010 y 2019 e involucran a una serie de personas en calidad de testigos. Aquí, el detalle de quién es quién sobre una investigación que está generado alto interés público, alcanzando el martes más de un millón de conexiones en la transmisión web del Poder Judicial.


Han transcurrido nueve meses desde aquel 13 de octubre de 2019 en Temuco, día en que los familiares encontraron el cuerpo sin vida de la estudiante universitaria Antonia Barra (20). La joven se suicidó luego de contar a algunos amigos que Martín Pradenas la había abusado y violado en una cabaña en Pucón, el 18 de septiembre del año pasado.

Esta situación dio origen a una investigación penal, la que se encuentra vigente y persigue clarificar cómo ocurrieron los hechos. La indagatoria marcó un hito esta semana, ya que la Fiscalía de La Araucanía decidió formalizar la indagatoria contra Pradenas. De acuerdo al relato del fiscal Miguel Ángel Rojas, la noche previa al presunto ataque sexual Pradenas habría abordado a Antonia Barra en una discoteca, mientras ella se encontraba en estado de ebriedad y -según la tesis del Ministerio Público- el hombre habría aprovechado esta circunstancia para sacarla de la fiesta y llevarla caminando hasta la cabaña.

Durante la indagatoria, la fiscalía ha recabado a lo menos 11 declaraciones que sustenta la imputación de la presunta violación.

Además, con la muerte de la joven y el impacto que esta causó en la comunidad de Temuco, otras seis mujeres y un hombre se acercaron a la policía para denunciar que también han sido víctimas de ataques sexuales de Pradenas.

El Ministerio Público lo formalizó este martes por cinco de estos casos (por seis delitos en total). Sin embargo, el juez Federico Gutiérrez sobreseyó dos ilícitos por prescripción, desestimó otros tres y solo acreditó la violación a Antonia Barra. Al final, rechazó la prisión preventiva que pidió la fiscalía para Pradenas y le dio arresto domiciliario. La fiscalía y la familia de Barra apelaron la resolución ante el tribunal de alzada. Hoy, pasadas las 13.30, la Corte de Apelaciones de Temuco resolvió decretar la prisión preventiva para Pradenas.

Quiénes son los principales involucrados en el caso que está generado un elevado interés público, alcanzando el martes más de un millón de conexiones en la transmisión web del Poder Judicial y diversas manifestaciones en el país, configuran el siguiente listado:

Antonia Barra (20)

La joven dijo que fue violada por Pradenas y se suicidó tres semanas después. Vivía junto a sus padres en Temuco, era la cuarta de cinco hermanos (un hombre y tres mujeres) y estudiaba ingeniería comercial en la Universidad Mayor de Temuco. Destacaba por ser una muy buena alumna. Tras su muerte el 13 de octubre pasado, su padre recibió un diploma que la distinguía, por segundo año consecutivo, dentro del cuadro de honor por sus buenas notas. Su padre la recuerda como una joven alegre, preocupada de su apariencia y sana.

Martín Pradenas (28)

Imputado del caso. Tanto en su declaración judicial como en las entrevistas que ha otorgado, ha negado responsabilidad en todos los delitos que se le imputan. Según su defensa, el joven se dedica a negocios familiares. Tiene una hija de siete años y la fiscalía inició el miércoles una investigación por amenazas que recibió su familia vía WhatsApp, tras una denuncia realizada por su padre, Iván Pradenas.

Miguel Ángel Rojas (37)

El fiscal del caso es abogado de la Universidad de Talca y es parte la Unidad de Delitos Sexuales de la Fiscalía de Temuco desde 2019. Antes, se desempeñó como asesor en la Unidad de Asesoría Jurídica de la Fiscalía Regional entre 2013 y 2019. Comenzó sus labores en el Ministerio Público como asistente en Santa Cruz entre 2010 y 2012. Luego, entre 2012 y 2013 se desempeñó como asistente en la Fiscalía de Rancagua. Entre sus casos más mediáticos, logró la condena de cinco personas por falsificación de un millonario testamento y falso testimonio en Traiguén, entre ellos al ex director de Juaneb Ricardo Barría.

Federico Guitérrez (64)

El juez de garantía de Temuco resolvió la formalización en contra de Pradenas. El martes sobreseyó dos delitos de abuso sexual y el miércoles desestimó otros dos abusos y una violación. Rechazó la prisión preventiva que pidió la fiscalía en contra del imputado y le dio arresto domiciliario total, arraigo nacional y prohibición de acercarse a las víctimas. Además, aludiendo a razones de seguridad, decretó la reserva de la dirección donde Pradenas cumple su medida cautelar. Según su hoja de vida, partió como secretario del Juzgado de Letras y Garantía de Pozo Almonte en 1997. En el 2000 fue secretario del Juzgado de Letras de Iquique y en 2002 empezó a ser juez en el tribunal de garantía de esa ciudad. Desde 2006 es magistrado del Juzgado de Garantía de Temuco. La fiscalía abrió una investigación por amenazas en su contra, luego que en redes sociales se publicara la dirección de su casa.

Gaspar Calderón

El abogado de Pradenas estudió en la Universidad de Chile. Fue asesor externo del ex senador Jorge Lavandero, quien fue condenado por abuso sexual infantil. También, defendió por un corto periodo a Alex Smith, apodado el profesor en el caso por manipulación de pruebas de Carabineros para inculpar a mapuches, más conocida como Operación Hurcán. Además, representó al excarabinero Walter Ramírez, condenado por el homicidio de Matías Catrileo. Anteriormente, fue síndico de quiebras de Temuco y Valdivia.

Roberto Celedón y Alejandro Guzmán

Ambos son los abogados querellantes de la familia de Antonia Barra. Alejandro Guzmán es abogado de la Universidad Mayor de Temuco, que se dedica al ejercicio libre de la profesión desde 2006. En el último tiempo se ha especializado en causas penales de homicidio, sustracción de menores, incendio y Ley Zamudio. Anteriormente, hizo reemplazos de audiencia para la Defensoría Penal Pública. Junto a Roberto Celedón, abogado especialista en casos de derechos humanos que representó a la familia de Rodrigo Anfruns, crearon un equipo para representar a la familia Barra.

Denunciantes

En orden cronológico, el primero delito que le imputa la fiscalía es por un presunto abuso sexual en noviembre de 2010 a una joven de 16 años que era compañera de Pradenas en el Liceo Camilo Henríquez de Temuco. Según declaró la denunciante, un día Pradenas faltó a clases. Ella le había prestado unas guías y cuando se las pidió de vuelta, su compañero le dijo que fuera a buscarlas a su casa. Ella contó que cuando llegó a su casa, lo esperó en el living. Luego, Pradenas la llamó de una pieza y cuando la supuesta víctima entró, fue atacada. Justo en ese momento la mamá de Pradenas lo llamó y le dijo que iba en camino. “Había que hacerla corta”, fue la reacción del imputado tras colgar. En ese momento, la joven escapó.

Luego, hay otra denuncia de una niña de 13 años que entre diciembre de 2012 y enero de 2013 habría sido abusada por Pradenas también en su casa. La joven relató a la policía que preguntó dónde estaba el baño y el imputado le indicó que la llevaría. Este la guió a una pieza, momento en que la la habría empujado a una cama y se le habría tirado encima. Luego, aseguró la joven, le empezó a dar besos en la boca. Señaló que no sabía cómo pararlo, porque nunca había pasado por algo así. La agresión habría continuado hasta que logró librarse, bajó las escaleras llorando y le pidió a su amiga que se fueran.

La tercera denunciante es una joven de 19 años que declaró que Pradenas la abusó sexualmente en abril de 2014. La mujer declaró que estaba durmiendo tras una fiesta y que en esas circunstancias Pradenas la habría abusado. Lloró por días y solo fue capaz de contar a una amiga lo que había pasado.

La cuarta denunciante es una mujer que el 23 de noviembre de 2018, cuando tenía 20 años, dijo que Pradenas la violó. Según la joven, todo ocurrió en un cumpleaños. Sostuvo que esa noche tomó varias piscolas, pero nunca le había pasado que no se acordara de nada. Al otro día amaneció adolorida, con un moretón en la muñeca y rasguños en la espalda. Luego, una amiga le dijo que en la noche había sido descubierta por la dueña de casa teniendo relaciones sexuales con Pradenas dentro de una bodega. Fue a un hospital para tomar la pastilla del día después, ocasión en que una matrona le consultó si había tenido relaciones consentidas, a lo que la joven le preguntó cuándo se consideraba violación. La matrona le dijo que dependía de su criterio. Declaró que no quiso hacer la denuncia, porque pensaba que era su culpa.

Además, hay otros tres casos por lo que Pradenas también fue denunciado. Por estos hechos la fiscalía aún no ha formalizado investigación.

Testigos

Consuelo Uribe Ortloff, amiga de Antonia Barra. Viajaron juntas a Pucón para las Fiestas Patrias y fueron a la fiesta en la discoteque ex Sala Murano donde la víctima se encontró con Martín Pradenas. Uribe declaró que Barra estaba en estado de ebriedad la última vez que habló con ella en la discoteque. Además, dijo que Barra le pidió ayuda por WhatsApp a las 8.50, le mandó su ubicación minuto antes de las 9.00 y que a las 9.01 recibió un mensaje de su amiga que decía “toy violada”. Luego, dijo, fue junto su pololo Tomás Monje a buscarla a la cabaña donde estaba Pradenas con sus amigos. Uribe fue la primera persona a la que Barra le dijo que la violaron y también fue la primera en ver el estado de shock en que se encontraba la joven.

Tomas Monje, pololo de Uribe, es quien acompañó a esta última a buscar a Barra a la cabaña. Cuando la joven salió de ahí, Monje se quedó con ella mientras Uribe entró a la cabaña e increpó al imputado.

Felipe Inostroza Arancibia, amigo de Barra que estaba en Pucón, a quien la joven le mandó un WhatsApp pidiéndole que no la dejara sola. Horas más tarde, Barra le contó sobre la agresión sexual que habría sufrido.

Rodrigo Canario Aguayo, ex pololo de Barra, con quien había terminado su relación en agosto de 2019. Su amiga Carla Pinedo (quien pololea con Miguel Molina, un amigo de Pradenas) le contó que Antonia Barra había tenido relaciones sexuales con Pradenas. Por esto, Canario llamó a Barra el 12 de octubre recriminándole lo ocurrido. En esa llamada, la que fue grabada por Canario sin consentimiento de la joven, ella le contó que Pradenas la había violado.

Luisa Aguayo, madre de Rodrigo Canario, con quien Antonia forjó una relación de confianza a raíz de los dos años de relación de pololeo con su hijo. La mujer declaró que la víctima la llamó la noche del 12 de octubre del 2019 y le confesó que había sido violada Pradenas y que este último la había amenazado. Dijo que la notó con miedo y que le señaló que denunciara lo que le había pasado. Pero Barra le indicó que no quería denunciar por vergüenza y porque no quería que su familia supiera.

Emilio Gobich Ibáñez, amigo de Consuelo Uribe. Gobich se quedó con Barra la madrugada del 18 de septiembre de 2019 en la discoteque. Declaró que en un momento llegó Pradenas y se acercó a ella. Luego, subió las escaleras con Barra tomada del brazo hasta el segundo piso. Señaló que después los vio bajar de ahí y que ella lo sostenía del brazo.

Barbara Fredericksen Muñoz declaró que vio cuando Pradenas y Barra entraron a la cabaña esa mañana. Dijo que la estudiante estaba ebria, al punto de no poder mantenerse de pie.

Miguel Molina Riquelme, amigo del imputado y pololo de Carla Pinedo. Declaró que Pradenas le dijo que el 18 de septiembre tuvo relaciones con Barra. Molina le contó esto a Pinedo y esta última se lo dijo al ex pololo de Barra, Rodrigo Canario. Esto desató que la víctima le contara a su ex pololo lo que le había pasado a través de una conversación que fue grabada por él. La grabación llegó a Pradenas, quien luego llamó a Barra.

Carla Pinedo, amiga de Rodrigo Canario y polola de Miguel Molina (amigo de Pradenas). Ella declaró que le contó a Canario que Pradenas y Barra tuvieron relaciones. Según antecedentes del caso, ella envió la grabación de Barra a su pololo y éste a su vez al imputado.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

"Respetando su condición, usted no puede exigir su derecho a abortar porque jamás podrá abortar y tampoco puede exigir su derecho a menstruar” le dijo el diputado a la parlamentaria de Comunes.