Elodie Fulton, directora de Ch.ACO: "Queremos que la gente pueda ir a la feria como va al cine"

La arquitecta Elodie Fulton es la fundadora y directora de Feria Ch.ACO. foto: Luis Sevilla.

La directora general de la única muestra internacional de arte del país habla sobre la edición número 11, que se realizará entre el 21 y 24 de noviembre en el Parque Bicentenario y que fijó su entrada en $ 5.000. Participan cerca de 40 galerías, sólo 8 de ellas chilenas en la sección principal.




A sólo cinco semanas de la edición 11 de Feria Ch.ACO, entre el 21 y 24 de noviembre, su directora Elodie Fulton está en condiciones de hacer los primeros anuncios de la programación. Asegura que en estos meses se ha dedicado a expandir los lazos internacionales de la muestra y fortalecer los vínculos internos. No ha sido fácil, luego de que la versión anterior, que celebró una década del evento, fuese criticada duramente por la baja asistencia, el difícil acceso y problemas logísticos del lugar escogido, un edificio en construcción en Lo Curro. Esta vez Ch.ACO eligió como sede por tres años el Parque Bicentenario de Vitacura, un espacio que recibe regularmente ferias y eventos temporales.

"La mayor enseñanza para Ch.ACO ha sido fortalecer las relaciones con los espacios locales y que sepan de antemano lo que les espera y que por ende puedan prepararse bien. La idea es darse cuenta de que las galerías son socios de este proyecto y no solo arriendan un espacio, sino que como siempre les hemos propuesto la idea es que participen activamente", plantea Fulton, quien anuncia la participación de cerca de 40 galerías, solo 11 de ellas locales.

Galería Patricia Ready, Afa, La Sala, XS, Prima Galería, Factoría Santa Rosa, Juana de Arco (Concepción) y Espacio O, son los participantes nacionales de la sección principal. Mientras que galerías que tradicionalmente habían participado como Galería Aninat, Artespacio e Isabel Croxatto decidieron restarse en esta ocasión.

Sin embargo, la mayoría de las salas internacionales se repite el plato del año pasado. Entre ellas están Revolver y Proyecto NASAl, de Perú; Gachi Prieto e Isla Flotante de Argentina, Vermelho de Brasil y NOthing Gallery de China. Además se suman Polígrafa de España, DK Arte de Japón, Monica Reyes de Canadá y la cubana Habana.

[caption id="attachment_865297" align="alignnone" width="640"]

Galería AFA es una de las participantes chilenas en la feria.[/caption]

"Vamos sumando gente, queremos conversar con todos, la idea siempre ha sido expandir el mundo del arte. Ch. ACO es un evento anual en el cual puedes participar o no, pero que sigue con su línea editorial de ir democratizando el arte. No queremos que las galerías piensen que si faltan a Ch.ACO, ésta va a desaparecer", dice Fulton. "En estos meses también nos hemos acercado a eventos extranjeros a informar lo que estamos haciendo. Fuimos a feria Maco (México); a ARCO (Madrid), a conversar con galerías europeas; a Arteba y estamos próximos a firmar un acuerdo estratégico con la Ciudad de Buenos Aires", agrega.

El evento además suma Planta, que reúne ocho espacios emergentes de Chile y Latinoamérica curados por Matías Allende y un espacio editorial donde estarán Vortex, UFT y Gronefot de Chile, Terremoto de México, Artnexus de Bogotá-Miami y Meier Ramírez de Perú. Además, enfocado en los artistas, se realizará nuevamente el concurso Ograma que tiene como premio la impresión de un libro de arte por US$ 10 mil.

Una feria para todos

Desde que se fundó en 2009, la feria Ch.ACO se ha convertido en la principal vitrina internacional para el arte chileno y bajo el alero de ella el coleccionismo local también se ha fortalecido. "Como todos los años tenemos un programa VIP, donde se invita a actores del mundo institucional como a coleccionistas con la idea de que se genere un grupo. Para ellos en la semana de la feria hay visitas a instituciones de arte, talleres de artistas, charlas y en las noches los coleccionistas abren sus casas", cuenta la directora y arquitecta.

Sin embargo, este año, la feria también quiere enfatizar su vocación inclusiva, uno de mensajes que sirvió de motor en los primeros años cuando el evento funcionó, por ejemplo, en la Estación Mapocho. Desde ya bajó el valor de la entrada, que el año pasado estaba en $ 9.00. "Hemos analizado los 10 años de Ch.ACO y queremos volver a esa línea democrática, que la gente pueda ir a la feria como va al cine. Ven a Ch. ACO porque cuesta 5 mil pesos, y esa es una decisión editorial. Tener un diálogo mucho más vinculado con la sociedad, y no transformar la obra de arte en una aspiración, sino que en una relación de consumo más regular. La idea es que la familia entera pueda venir y pasar una tarde en la feria, habrá restaurant, cafetería y un área para niños", afirma Fulton.

Justamente, una de las novedades de la feria es el convenio que firmó con el Centro Cultural La Moneda, el que tendrá un espacio de mediación con talleres y eventos para niños y niñas donde el arte se vincule desde la primera infancia. Además, habrá visitas guiadas realizadas por la Fundación FAVA (ligada a Ch.ACO), para colegios, empresas y todo tipo de audiencias.

"La vocación cultural y democrática del proyecto existe, por algo hemos tenido ediciones que han fluctuado entre los 12 mil y 45 mil asistentes. Queremos masificar aún más el acceso a la feria, que más artistas, gestores y el público participen. Todos podemos ser coleccionistas, hemos tenido un espectro de precios amplio, con obras que van de los $ 80 mil al medio millón de dólares, pero las galerías saben que para tener un éxito comercial sus precios deben rondan entre los 5 mil y 10 mil dólares".

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores italianos idearon una versión no verbal de la prueba de Turing, con la cual descubrieron que un robot podía generar percepciones confusas en los humanos.