Festival de Olmué: las medidas que tomará el primer gran evento musical post estallido

karen y alvaro tvn ok

Los animadores de Olmué 2020, Karen Doggenweiler y Álvaro Escobar. Foto TVN.

La cita que se realiza en el Patagual parte esta semana y reforzará su seguridad. No habrá una preocupación especial con los discursos de los artistas en escena o los mensajes que el público ingrese en pancartas o carteles. "El tema de la seguridad siempre ha sido un tema muy relevante. Ahora hemos contemplado algunas acciones adicionales", dice su productor ejecutivo, José Antonio Edwards.




En los próximos días, el productor ejecutivo José Antonio Edwards encabezará su quinto Festival del Huaso de Olmué, por TVN. Pero esta será una edición diferente a las anteriores.

El certamen, que se realizará entre este jueves 16 y el domingo 19 con la conducción de Karen Doggenweiler y Álvaro Escobar, será el encargado de abrir la temporada de festivales televisados –lo seguirán el de Las Condes y el de Viña del Mar- y de paso será el primero que ponga a prueba la seguridad de un evento masivo post estallido social.

De hecho, una parte del Patagual, el recinto donde se celebra el festival, fue incendiado en octubre pasado, aunque ya fue reparado.

Además, la cita ya tiene un historial en cuanto a alusiones políticas y protestas de parte del público, como cuando en versiones pasadas se presentaron nombres como Camila Moreno o Illapu, lo que sirvió para que los presentes agitaran proclamas o pancartas contra la clase política.

Por eso, para esta vez la red estatal está en alerta.

¿Siente que este año, por el contexto país, hacer los festivales televisados es muy distinto a ediciones anteriores?

Efectivamente, estamos viviendo en un país distinto desde octubre, y eso ha significado que hay algunos eventos que no se han realizado. Es algo que ha afectado a los creadores y a los artistas, y hay que pensar que esa gente también tiene que pagar sueldos, pagar cuentas, tiene que comer. Nosotros, en su minuto, evaluamos la situación con el municipio, la gobernación, con las policías e internamente en el canal, pero TVN siempre quiso seguir con el Festival de Olmué por lo que significa para nosotros. Eso, desde el cumplimiento de nuestra misión, de llevar y mostrar la cultura. Hemos trabajado con harta antelación y tomando resguardos para que la gente pueda venir en familia.

El Festival de Talca, finalmente, no se realizará. ¿Olmué pudo haber corrido la misma suerte?

Afortunadamente, Olmué es bien distinto a Talca. Talca se hace en una explanada al aire libre y es gratuito, por lo tanto, era bien incontrolable lo que ahí podía ocurrir. Eso, más allá de todos los resguardos de seguridad que uno puede tomar. Pero son 150 mil personas que entran gratuitamente a un terreno al aire libre, y que tiene piso de piedras. Además, Talca se vio súper afectado, y de manera seria, con el estallido, y por eso el municipio quiso destinar recursos del Festival para poder reconstruir la ciudad.

Entonces eran muy distintos los escenarios entre ambos festivales.

Claro, porque Olmué no es gratuito, es en un recinto privado de la Municipalidad, lo que son otras condiciones para poder hacerlo. Además, la gente nos pidió mucho hacerlo. Toda la gente de la comuna, a través de la cámara de turismo, las pymes y los comerciantes, nos manifestó la importancia que tenía el festival para ellos por el resto del año. Sentimos que había mucha disposición de parte de la comuna de tener festival y apoyarlo, porque genera mucho empleo de manera directa e indirecta. Por eso, nosotros hemos trabajado con mucha dedicación para sacar adelante el festival, y hemos contado con mucho apoyo interno.

¿Se están tomando precauciones de seguridad mayores a las de otros años?

Sí. Hemos tomado resguardos con la gobernación, con el municipio y con las policías, para que la gente pueda ir en familia a ver el festival. Van a ver el festival como se ha visto siempre, y esperamos que se viva con tranquilidad, aunque hay cosas que no están en manos nuestras.

¿Tomarán medidas especiales en caso de que haya gente que grite cosas o muestre pancartas con mensajes políticos?

Es parte de los imponderables de hacer un show de estas características, en vivo y con la masividad que tiene. En ese sentido, nosotros hemos dejado trabajar a los artistas de forma bastante libre. Nos parece también que esa es la única forma que conocemos de llevar a cabo el trabajo artístico sobre un escenario. Lo que queremos es que la gente vaya tranquila, y eso es parte de nuestro trabajo. El tema de la seguridad siempre ha sido un tema muy relevante, es algo a lo que se le da harto hincapié. Ahora hemos contemplado algunas acciones adicionales, pero siempre ha sido predominante la seguridad en un evento masivo como este.

Y en el caso de Álex Anwandter y Los Jaivas, artistas que poseen un discurso social más potente –ambos además coincidirán en la jornada del sábado-, ¿hay algún resguardo en particular?

No. Nosotros no requerimos un show especial por el hecho de televisarlo. Nosotros pedimos que se resguarde lo que se tiene que resguardar en todo espectáculo, y nada más.

¿Le sirve este festival a modo de antesala a lo que será el Festival de Viña?

Cuando me preguntan eso, lo que yo quiero es manifestar algo que la gente no está viendo, y tiene que ver con los artistas. Los artistas han perdido mucho trabajo, se les han caído todos los eventos, y detrás de ellos hay un equipo. Por lo tanto, si los artistas no trabajan, no reciben sueldo. Para ellos es muy importante que los festivales se hagan, y yo siento que hay gente que no lo está viendo. Esto es dar trabajo, es hacer crecer a las regiones. Han sido meses difíciles, y es bueno juntarnos como país en torno a la música, al arte, a la cultura. El querer cancelarlo todo y no pensar en las personas, me parece complicado. No tener empatía con los creadores, con los artistas, me parece complicado.

¿Cómo ha visto a Karen Doggenweiler y Álvaro Escobar, la nueva dupla de animadores?

Ellos están muy bien. Cuando se fue Cristián, había un desafío de poder buscar al que podía sucederlo, y pensamos en Álvaro, porque tiene una trayectoria y cercanía con la gente, a través de la radio. Él acaba de terminar su carrera de periodismo, es actor, abogado, exparlamentario. Está muy contento de poder hacerlo, y fue muy rica la recepción que tuvo cuando se lo ofrecimos. Con Karen están trabajando con ensayos y lecturas de libreto, y están súper acoplados.

Comenta