Un gabinete en cuenta regresiva: Chile Vamos debate sobre la oportunidad para un cambio de ministros

Fotografia Oficial en el Palacio de La Moneda

El gobierno ya habría asumido que tiene que realizar un cambio en su elenco para dar un gesto de salida a la crisis. Sin embargo, aún hay dudas sobre cuándo será y a quiénes se cambiaría. En Chile Vamos, el debate ya se abrió.




Primero se debe restablecer la seguridad de la ciudadanía y luego hacer cambios profundos. Ese mantra ha sido repetido desde el domingo entre figuras del gobierno y el oficialismo al ser consultados por qué hacer ante la crisis y son varios los que concuerdan en una solución: un cambio de gabinete.

En La Moneda ya asumen que realizar modificaciones al gabinete ministerial podrían ser una señal política para solucionar la crisis social que se viene dando desde la semana pasada y que esos cambios podrían tocarían el comité político de La Moneda, cuyo tenor tendría que ver -afirma una alta fuente de Gobierno- con "la nueva agenda" que se desprenda tras la eventual resolución de la crisis.

Sin embargo, las principales diferencias y dudas ya no son si se hará un cambio o no -eso ya estaría zanjado- sino que están en el cuándo y a quiénes se sacará.

A mediados de septiembre, antes de que la agenda sufriera el cambio rotundo de los últimos días, Piñera ya había iniciado una ronda de consultas a cercanos y expertos sobre cómo enfrentar su "segundo tiempo" en el gobierno. Uno que comenzaría en 2020, luego de culminar una fuerte agenda internacional en el país, con la cumbre de la APEC de noviembre y la COP25 en diciembre y, según los cálculos del Gobierno, con al menos una de las reformas emblemáticas concluidas.En esas conversaciones, según cuenta uno de sus interlocutores, al Mandatario al menos en un par de ocasiones se le transmitió que debía realizar un cambio de gabinete que tocara esta vez al equipo político. Es por ello que el tema ya estaba en la mente de Piñera, sin embargo, en ese momento la oportunidad estaba marcada para los meses de enero o marzo del próximo año.

En Chile Vamos hay voces dispares. Mientras algunos ya han pedido públicamente modificaciones en el gabinete, otros hacen ver que no es el momento y que más adelante, una vez solucionada la emergencia de seguridad pública, se debe comenzar a analizar.

Ossandón, el senador Iván Moreira (UDI) y el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri (RN) han sido algunos de los dirigentes del oficialismo que han pedido un cambio de gabinete pronto. De hecho, Alessandri fue más allá y pidió un "gabinete de unidad" que incluya a sectores de oposición. "En todo momento, pero especialmente en una crisis social aguda como la que estamos viviendo, todos los ministros deben tener sus cargos a disposición del Presidente de la República", comentó el diputado Issa Kort (UDI).

Por su parte, en RN afirman que hay que esperar la reunión de Piñera con los partidos que se realizó hoy, la propuesta que pueda salir desde el gobierno y ahí evaluar quiénes se harán cargo del nuevo momento. "El cambio de gabinete aporta como una señal de que las cosas se harán distintas. Chile cambió y el país se dio cuenta que hay que hacer cambios", comentó la diputada y jefa de bancada, Catalina del Real (RN).

Mientras, en el Senado, la senadora Ena Von Baer (UDI) tiene otra postura: "Si cambiamos a los ministros ahora, los nuevos ministros primero se van a tener que ubicar en el cargo y eso demora. En estos momentos, no tenemos tiempo para hacernos cargo de la crisis. Después de la crisis, se podría analizar", comentó.

Chadwick, Pérez, Fontaine y Hutt: los nombres que más se repiten

Hoy, en medio de los rumores de un posible cambio de gabinete, la ministra vocera de gobierno, Cecilia Pérez, y la Intendenta Karla Rubilar salieron juntas a realizar un punto de prensa.

"Quienes seguirán al lado del Presidente, él lo decidirá", comentó la vocera hoy consultada por el cambio de gabinete al lado de una Intendenta que varios en Chile Vamos nombran como su posible reemplazo en caso de que ella salga de la Segegob. Pérez ya ha superado el récord de una ministra vocera en el cargo en un gobierno comandado por Piñera: 16 meses era el record que ostentaba ella misma, algo que la vocera ya superó ya que cumplió 19 meses en su cargo.

A la vocera, se ha sumado que desde el gobierno por primera vez ven como posible la salida del ministro Andrés Chadwick, el ministro más cercano al Presidente. Ello, pues tras el caso Catrillanca -cuyo juicio comienza en noviembre- sufrió un desgaste que no ha podido cubrir, a lo que se suma el serio problema de seguridad pública que, si bien fue inédita, se vivió con el estallido de los últimos días. De hecho, en un grupo de WhatsApp de la mesa directiva de RN, varios diputados y dirigentes de ese partido creen que el primo del Presidente debería salir del gabinete.

Pero otros recalcan que no saben quién podría cumplir el rol de él, ya que sigue siendo -dicen- el hombre fuerte de Piñera. En ese sentido, recalcan que el Mandatario se ha apoyado fuertemente en el núcleo que perteneció a la Fundación Avanza Chile para sortear los difíciles días tras el 18-O, en el cual el jefe de gabinete es pieza principal, y resaltan que participó de la reunión del Mandatario con los otros poderes del Estado, lo que sería una señal de "respaldo". Las mismas fuentes recalcan que Chadwick siempre ha transmitido que cuando sea "una carga" para Piñera, él mismo presentará su renuncia.

El que también es nombrado en el gobierno y Chile Vamos para salir de su puesto es el ministro de Econonmía, Juan Andrés Fontaine. Esoluego de que parlamentarios -entre ellos el senador Manuel José Ossandón (RN)- lo sindicaran como uno de los responsables de la crisis social que vive actualmente nuestro país.

El 7 de octubre, Fontaine señaló a CNN Chile -consultado sobre la alza del transporte público- que "quien madrugue puede ser ayudado a través de una tarifa más baja". Los dichos generaron indignación en la ciudadanía y el gobierno resolvió alejarlo lo más posible de la primera línea. ¿Su última aparición pública? El viernes pasado, en Temuco, cuando firmó un convenio con gremios y la Intendencia para impulsar el desarrollo productivo en La Araucanía. Con todo, desde La Moneda se le solicitó a Fontaine que no tenga apariciones públicas.

Por su parte, la ministra de Transportes, Gloria Hutt, también son varios los que ya la dan afuera del gabinete por un tema de gestión y por la delicada situación de salud que actualmente vive su esposo, quien se encuentra internado en el Hospital Militar por un cáncer que lo aqueja hace meses. Hoy, en el punto de prensa que dio a las 13:30 horas, un periodista le preguntó: "Ministra, ¿ha pensado en renunciar?". Hutt se dio media vuelta y no respondió la pregunta.

Son varios los parlamentarios de Chile Vamos que creen que el nuevo gabinete debe incluir a personas de "tonelaje político" y que para eso, se debería echar mano al Congreso. Algo que Piñera había decidido no hacer en su segundo gobierno -en el primer gobierno hubo dos cambios en que entraron senadores- y que ahora, dicen, "no le quedaría otra que hacer". Algunos diputados señalan que el senador RN Andrés Allamand podría asumir un rol en el comité político, algo que desestiman rápidamente en La Moneda por la presencia de su esposa en Educación, la ministra Marcela Cubillos, y porque sacarlo del Senado implicaría dejar fuera a una de las figuras que se plantean como clave para llevar adelante la nueva agenda legislativa.

Comenta