Gonzalo Yuseff: "La tolerancia de la clase política, la sociedad y los medios ante encapuchados, bombas, I. Nacional… configuró un clima de permisividad"

Gonzalo Yuseff, exdirector de la ANI.

Gonzalo Yuseff, exdirector de la ANI.

El exdirector de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), durante el primer gobierno de Piñera, advierte una fuerza pública "atada de manos y sobrepasada por el desorden público".




Aunque señala que la magnitud de la protesta social de la última semana en nuestro país, fue un fenómeno social que nadie predijo e imaginó, el ex director de la de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), Gonzalo Yuseff Quiroz, afirma que innumerables episodios de violencia social y política que no se frenaron a tiempo, fueron creando "un clima de permisividad en nuestro país" que, a su juicio, derivó en el descontrol que todo vieron por televisión, escucharon por radios, leyeron en la prensa o vieron con sus propios ojos.

"En los últimos 20 años ha existido una tolerancia de toda la clase política, la sociedad y los medios de comunicación ante los encapuchados, las bombas, la violencia en las estadios, en el instituto nacional y la violencia política en general, fue configurando un clima de permisividad", dice el abogado de la Universidad de Valparaíso y ex fiscal de Quillota.

Y continúa: "En los últimos años hemos visto muchas acciones violentas de grupos organizados y no ha habido manera de enfrentarlos. Los políticos, la sociedad y los medios de comunicación tienden a victimizar a aquel que agrede a un policía y a criminalizar a aquel que busca imponer el orden y volver las cosas a la normalidad. Eso genera una situación de desgobierno. El último acto de violencia política que hubo en Chile fue hace unos pocos meses el intento de homicidio de un ex ministro del Interior (Rodrigo Hinzpeter) y a nadie le importó. Fue como si no hubiese pasado".

-Es una crítica a las policías?

No, porque hoy tenemos una fuerza pública que, en términos legislativos, está atada de manos y sobrepasada por el desorden público. Han quemado la rectoría del Instituto Nacional, se han formado verdaderas milicias urbanas que salen de los colegios secundarios y universidades que están dispuestos a ir al choque. Eso genera una situación de inestabilidad que no sólo afecta a este gobierno sino que a cualquier otro que venga.

-¿Por qué cree que el Presidente dijo esa frase tan polémica "estamos en guerra contra un enemigo poderoso, que está dispuesto a usar la violencia sin ningún límite"?

La situación que se vivió en las primeras horas de la crisis, con varias estaciones de Metro incendiadas al mismo tiempo, múltiples saqueos y mucha violencia, daban cuenta que se enfrentaba a un enemigo poderoso, ¿cuál es su naturaleza?, eso es algo que todavía se está investigando, conociendo. La otra opción que tenía el Presidente esa noche cuando habló en directo al país era minimizar el problema, lo que también hubiese sido muy criticado. Estamos en un momento de convulsión social donde cualquiera cosa que hubiera dicho Sebastián Piñera iba a tener detractores.

-¿Ha trascendido que detrás de la quema de estaciones del Metro en la periferia y los ataques a otros puntos estratégicos de la ciudad, estarían grupos narco?

Sin duda, hay niveles de organización que no se pueden desconocer: ataques a la misma hora, en los mismos lugares con un objetivo de incendiar la red de metro que moviliza a 700 mil personas al día y es la columna vertebral de nuestra capital, es decir, había objetivo, una organización por lo menos de parte de los que actuaron. Ahora corresponde responder las grandes interrogantes.

"La situación que se vivió en las primeras horas de la crisis, con varias estaciones de Metro incendiadas al mismo tiempo, múltiples saqueos y mucha violencia, daban cuenta que se enfrentaba a un enemigo poderoso, ¿cuál es su naturaleza?, eso es algo que todavía se está investigando, conociendo".

-¿Cuáles?

¿Hubo una planificación? ¿Fue un fenómeno espontáneo? ¿Hubo grupos narco?

-El viernes en la tarde, el ministro Chadwick aseguró que había "grupos organizados" detrás de los destrozos; me imagino que lo habrá dicho después de leer un informe de inteligencia o de las policías.

No conozco la información que pueda haber tenido el ministro, pero yo creo que hubo grupos organizados. Pese a su naturaleza anarquista, los grupos anarquistas son organizados; los jóvenes que atacaron coordinadamente varias estaciones de Metro estaban organizados. No fue un grupo de personas que se encontraron en un paradero de micro o en una esquina, se molestaron y acordaron incendiar el metro. Hubo concertación.

[caption id="attachment_875102" align="alignnone" width="1800"]

Plaza Baquedano. Foto: Agenciauno.

Plaza Baquedano. Foto: Agenciauno.[/caption]

-En su calidad de ex director de la ANI, ¿fallo la inteligencia del gobierno, de las instituciones uniformadas?

Después que pasa algo de esta envergadura debe haber una revisión a los sistemas de inteligencia nacional, sin duda. Y todo. Pero el desarrollo de los fenómenos sociales y de violencia política es algo que no depende de los sistemas de inteligencia. Los equipos de inteligencia pueden anticipar hechos aislados de grupos que operan en la sombra, un ataque concreto a un lugar determinado, pero anticipar que habría una explosión social de esta magnitud es complejo.

-Pero la ANI tiene equipos que imagino, también realizan estudios e informes de lo que pasa en la sociedad…

Si se podría haber hecho una interpolación de lo que estaba pasando en otros países del mundo que está en las noticieros. Porque lo que pasó en Chile por el alza del pasaje del Metro, está pasando en Arabia Saudita, en el Líbano; en la India, por el precio de las cebollas; en Ecuador por el petróleo; en Perú por la corrupción; en Hong Kong, en contra de una ley de extradición, España, por el proceso independista catalán; en Puerto Rico por la salida de un gobernador, por nombrar algunos. Hay fenómeno global en que determinados hechos que no aparentemente no podrían ser tan relevantes, generan efectos sociales mayúsculos; por la forma de comunicarse que existe hoy y por el descredito de la política… Eso se podría haber analizado e informado a las autoridades.

"La violencia política no deber ser admitida"

-Dicho todo esto, ¿cómo evalúa el actuar del gobierno desde el punto de vista de la seguridad?

Los motivos para tomar determinadas decisiones es algo que hoy sólo conocen las autoridades de gobierno, el resto es especular. Yo estoy fuera y no estoy en condiciones de evaluar nada.

-Pero si puede tener una opinión sobre la determinación del Presidente de decretar Estado de Emergencia y toque de queda…

No me cabe ninguna duda de que era lo que había que hacer en ese momento. Dado el clima de convulsión social había que tomar medidas que permitieran, a lo menos, resguardar los principales puntos estratégicos de las ciudades, que nos permiten tener agua potable y luz eléctrica. La medida, sin duda, tiene un costo político, pero no haberlo hecho hubiese sido una irresponsabilidad.

-Si tuviera que dar una recomendación, ¿mantendría la realización de la Apec y Cop25 en Santiago?

Sí y también la final de la Copa Libertadores, el campeonato nacional de fútbol, los  próximos conciertos… lo que tienen que hacer las autoridades y todos los actores políticos y sociales responsables, es recuperar el clima de normalidad. La manera de renovar los gobiernos y cambiar a las autoridades es a través de las elecciones no a través de la violencia política. La violencia política no deber ser admitida. Las manifestaciones pacíficas, por muy numerosas que sean, no van a complicar al gobierno; si los encapuchados, los incendios, saqueos, turbas que atacan a la policías, los encapuchados, el control de barrios por el crimen organizado.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.