Huracán: Fiscalía indaga por qué el "Tío Emilio" probó la aplicación Antorcha en dependencias de la Dipolcar

tioemilio

Lo que buscaba la indagatoria era comprobar bajo qué autorización se utilizaron dependencias fiscales y mostrar dónde se había descubierto el supuesto hackeo que acusó Smith para explicar las dificultades en el funcionamiento de Antorcha. El pasado lunes el Juzgado de Garantía de Temuco decretó el sobreseimiento definitivo de la PDI por el delito de sabotaje en perjuicio de Álex Smith.


El 12 de febrero a las 22.20 horas, Canal 13 transmitió un esperado reportaje donde el periodista, Emilio Sutherland, el "tío Emilio", en compañía de Alex Smith, buscaba probar si Antorcha, el famoso software usado por Carabineros en la operación Huracán, funcionaba. En la nota, se observa un sistema defectuoso, pero que -según el periodista-, había logrado extraer alguna información de su teléfono. Como antorcha no funcionó del todo, el "profesor" aseguró que había sido víctima de un doble hackeo.

Este reportaje, grabado con antelación, motivó una investigación -en el marco del caso Huracán-, para identificar qué computador fue utilizado en la construcción y recreación "de la supuesta aplicación Antorcha" y qué dependencias de Carabineros  -y por qué- fueron usadas en el programa de Canal 13 para la emisión de dicho capítulo.

La reconstrucción sobre la transmisión del programa -que está en la investigación del fiscal Carlos Palma- recalca, por ejemplo, que a partir de las 22:26 horas, Sutherland le solicita a Smith "que ponga a prueba el programa antorcha, observándose una dependencia que no corresponde a un Cuartel de Carabineros y un equipo laptop marca HP que tampoco puede reconocerse con absoluta certeza como un equipo fiscal".

También se relata que a las 22:33 horas "se informa que el servidor del programa antorcha fue hackeado" supuestamente el sábado 10 y se denuncia un eventual delito informático. A 22:34, Sutherland dice que se han "trasladado hasta otro sector del centro de Santiago", identificándose este como la Oficina de Ingeniería de la Dipolcar y terraza del mismo cuartel. "En ningún momento del reportaje se dice que corresponde a un Cuartel de Carabineros", acusa el documento.

En el reportaje "se observa que Smith utiliza un laptop marca HP, conectada a una red, no logrando establecer si es a través de un cable de red o vía wifi. Computador al que trata de ocultar la marca. Smith demuestra en ese computador estar recibiendo comunicaciones supuestamente intervenidas tanto al periodista Sutherland como a la abogada (Marisa) Navarrete, quien señala que en forma voluntaria aceptó ser interceptada por el supuesto programa antorcha".

Finalmente, a las 22:39 horas, Sutherland destaca que "son las 19.11 horas, ya hemos puesto final a este experimento", denunciando un segundo supuesto hackeo.

El informe, al que accedió La Tercera PM, detalla que si bien no fue posible identificar en las imágenes el uso de dependencias de la Escuela de Carabineros de Chile, sí "se pudo constatar conforme a indagaciones realizadas por personal de esta dependencia en ese plantel, que efectivamente el periodista Emilio Sutherland, junto con el ex Mayor Patricio Marín Lazo, ex Capitán Leonardo Osses Sandoval, ex C.P.R. Alex Smith Leay, y la abogada Marisa Navarrete, concurrieron a ésta el día 11 de febrero de 2018". Consigna, en esta línea, que de acuerdo a declaraciones del personal de la Escuela el grupo "se trasladó hasta una sala de clases del Tercer Escuadrón, donde continuaron la reunión, retirándose en horas de la tarde, no recordando la hora exacta, ignorando los motivos y temas tratados por estas personas".

De la concurrencia al lugar quedó registro en libro de guardia. Además se plantea que se usaron las oficinas de la Dirección de Inteligencia Policial y se relata que "en las imágenes del reportaje cuando el periodista Emilio Sutherland señala que se han 'trasladado hasta otro sector del centro de Santiago', se reconoce el recinto donde se encuentran, el cual corresponde a una oficina del 'Departamento Tecnologías y Apoyo a las Operaciones' dependiente de esta Dirección, ubicada en el sector sur del 8vo Piso del edificio donde funciona esta Alta Repartición".

Se agrega, en esta misma línea, que "en el reportaje, se observa que Smith utiliza un laptop marca HP, color negro, con un papel adhesivo color fluor pegado en la tap, indicando estar recibiendo comunicaciones supuestamente intervenidas, tanto al periodista Sutherland como a la abogada Navarrete, quien señala que en forma voluntaria aceptó ser interceptada por el supuesto programa antorcha y el cual no fue posible identificar, tal como se señaló anteriormente".

Sobre este punto, se relata que el uso de la dependencia habría sido autorizado verbalmente por el entonces Director de Inteligencia Policial Coronel Luigi Lopresti, actualmente de dotación Escuela de Especialidades de Carabineros de Chile, sin que quedara registro alguno en el Libro de Guardia ni en el Libro de Control de Visitas de esta Dirección de Inteligencia Policial.

La investigación que se le hizo llegar al fiscal a cargo de la causa, Carlos Palma, está firmada por el general Ignacio Villarrubia, Director de Inteligencia de Carabineros.

Los protagonistas

Consultada por este asunto, Navarrete, quien en esa fecha llevaba la defensa de Smith y que hoy permanece vinculada al caso, aseveró que esta fase de la indagatoria "no tiene mayor relevancia que la de comprobar que efectivamente, de forma imperfecta o no, profesionales de la prensa vieron que Antorcha sí arrojaba algún resultado". En esta misma línea agregó que ninguno de los involucrados ha mentido respecto de dónde se efectuaron las pruebas y detalló que solicitó que se citara a declarar a Sutherland y también a Santiago Pavlovic. Ambos ya habrían entregado su testimonio a Campos.

Smith, en tanto, aseveró a La Tercera PM que recuerda a la perfección lo que ocurrió en aquellos días de febrero. Asegura que estuvo en distintos recintos de Carabineros desde donde era sacado "oculto con una sábana frente al seguimiento real que nos hacía la PDI". Complementa con que la reconstrucción que se realiza del programa es efectiva y entrega un detalle que no figura en el informe: Para la prueba Dipolcar compró un computador por un total de $475.881. "Se pagó en efectivo", relata.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.