Johnny Herrera revive la pesadilla de la Promoción en la U: “Cuesta mucho dormir, uno se pasa mil rollos”

El exarquero estuvo en la campaña de 2019, la última en que Universidad de Chile coqueteó peligrosamente con el descenso. Ahora repara en que los laicos no sacaron las lecciones que debían de ese momento traumático que ahora repiten.




En Universidad de Chile se repite la pesadilla. Tal como ocurrió hace tres años, específicamente el 17 de octubre de 2019, el equipo que hoy conduce Cristián Romero cae en la zona de promoción. En aquella oportunidad, los estudiantiles vencieron en la agonía a Iquique y dejaron el fondo de la tabla. La historia que vino después es conocida: por decisión del Consejo de Presidentes, el torneo nacional fue suspendido por el estallido social, dejando el certamen sin descensos. Con otros resultados que se fueron dando, los azules terminaron penúltimos, en zona de descenso directo, a una unidad de Iquique, pero con un encuentro menos.

Hoy, casi tres años después, la U se vuelve a instalar en la zona de promoción. La victoria de Curicó Unido frente a Santiago Wanderers, que sepultó a los Caturros al descenso, puso en el penúltimo lugar a los laicos, con 34 puntos. Este lunes, en Valparaíso, los azules vivirán una verdadera final frente a O’Higgins, en su obligación de arrancar del fantasma de la B.

Johnny Herrera, quien fuese el capitán de la U versión 2019, sufrió la campaña del equipo de Caputto desde la cancha. Su imagen, entre lágrimas, luego de la victoria frente a los Dragones Celestes, quedó grabada en la memoria de los hinchas del equipo que entrena en La Cisterna. Fue un desahogo total: “Es difícil en verdad expresar lo que se siente. Hoy entramos a la cancha últimos y el estadio está lleno. Sólo felicitar a la gente, los jugadores lo dejamos todo y ganamos la primera final, quedan seis más”, decía Samurái. “¿Por qué te conmueves tanto?”, le preguntaron . “Porque así somos los de la U”.

Hoy, desde su rol de comentarista e hincha, Johnny Herrera lo vuelve a sufrir. Ya no está con la jineta de capitán, pero lo siente de la misma manera. No olvida lo difícil que fue enfrentar ese momento en que los azules no lograban zafar del descenso. En conversación con El Deportivo, repasa cada momento y lo compara con el actual.

“Es difícil estar en la zona de promoción. Cuando estás en un equipo grande no estás acostumbrado a convivir con eso. Pero es parte de los desafíos que te pone la vida del fútbol. Con los medios y la calidad de jugadores que tienes, debes salir adelante. Tienen que sacar puntos a como dé lugar”, comienza diciendo de entrada. “Cuesta mucho dormir, uno se pasa mil rollos. Es una situación extremadamente difícil de llevar. Hay que refugiarse en uno, en los familiares. Si uno si escucha todo lo que dicen en la prensa, te terminas volviendo loco. Hay que estar con los tuyos, que eso sirve para estar positivo”, dice, de entrada.

El histórico guardameta continúa con su análisis: “Me tocó estar ahí en 2019 y también lo pasamos mal en 2016 con Becaccece. Afecta estar ahí, obvio. Pero afecta más cuando hay jugadores que no están comprometidos, que les da lo mismo ganar o perder, les da lo mismo ser campeones o no... muchos cobrando son felices. En esta ocasión creo que no es así por lo que mostraron con Católica. Hubo un compromiso generalizado y la U mereció incluso ganar. Pero por esos imponderables, por esos penales que no cobraron, por el árbitro cargadísimo, no se consiguió el objetivo sumar”, resume.

La presión que se siente

Hoy, al igual que en 2019, la presión de los hinchas parece ahogar a los jugadores. A tal punto, que en la caída frente a Curicó, en Rancagua, los fanáticos ingresaron a la cancha para increpar duramente al plantel. Aránguiz y Rodríguez fueron encarados. Herrera repasa cómo llevaron los momentos de tensión.

“La presión del medio lo canalizan los jugadores más grandes. Los más chicos están más escondidos en ellos. En este caso, partiendo por Osvaldo, Espinoza, Cachila Arias, Larrivay, De Paul...son ellos los que deben llevar la presión y comandar este buque que está a la deriva. Ellos tienen que hacer entender a su grupo que esto se viene arrastrando desde atrás, que no solo es responsabilidad de ellos. Son estos jugadores los que tienen sacar esto adelante. Más allá de todas las cagadas que se ha pegado Azul Azul en estos cuatro años. Para mí, la última administración decente fue la de Pablo Silva y después estuvieron puros amigos ahí, que solo socavaron el club”, añade.

En 2019, los jugadores más experimentados se encargaron de descomprimir la interna del plantel. Johnny, Beausejour y Osvaldo se llevaron la carga. Hoy, según Samurái, los roles están claros.

“Hay jugadores líderes que son los indicados para sacar esto adelante. No es que yo confíe en el cuerpo técnico, o en Valencia, o quizás en el mismo Romero. Acá son los jugadores los que tienen que sacar esto adelante. Partiendo por Larrivey, que es un gran profesional según me han dicho. El mismo Espinoza, que a pesar de ser muy cuestionado creo que fue le mejor el fin de semana. También de Paul...tiene que asumir su responsabilidad de capitán y tirar esto para adelante”, agrega.

De Paul es uno de los apuntados por la fanaticada estudiantil. El excapitán no duda en darle consejos al nuevo líder del arco azul. “Si se va a equivocar que sea por querer hacer de más y no de menos. Me refiero a que en estos partidos se juega el todo o nada. No sirve a medias tintas. Si la cago, la cago con personalidad. Hay que dejar los miedos de lados y afrontar esto con la mayor personalidad”, complementa.

Herrera, quien se llevó la carga de la temporada 2019, no pierde la fe en el equipo de sus amores. “Creo que la U se salva. Ha hecho buenos partidos. Creo que tiene jugadores, obviamente no para pelear un campeonato pero sí para no estar en ese lugar. A ratos lo demostraron con Valencia. Romero se dio cuenta que le hacían todos los goles por la izquierda y decidió poner a Carrasco y creo que lo hizo bien. También se dio cuenta que con tres en el medio era como mejor andaba la U. Esta U tiene donde aferrarse todavía...apelo a la responsabilidad y a la personalidad de los referentes”, cierra.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.