Juan Enrique Blumel, el hermano del ministro al rescate de sus raíces mapuche

WhatsApp Image 2018-11-16 at 13.04.12

La bisabuela del ministro Segpres Gonzalo Blumel, Rosa Ancán, era hija de un lonco proveniente de Imperial en la región de La Araucanía. Juan Enrique, hermano de Gonzalo y consejero regional de Evópoli, relata la historia familiar y da su versión crítica de cómo se ha abordado la crisis.




La crisis en La Araucanía ha sido un tema recurrente en las conversaciones de la familia Blumel Mac-Iver. La contingencia ha aportado a esto, pero también el pasado familiar. Rosa Ancán, bisabuela del ministro Segpres Gonzalo Blumel, nació en Imperial y su padre era un lonco. A principios del siglo XX, ella se casó con Santiago Blumel Leker quien había llegado a Valdivia proveniente de Alemania.

Juan Enrique Blumel (44), hermano del ministro Segpres y consejero regional de Evópoli, ha sido el único de los hermanos que ha intentado reconstruir su ascendencia y ha seguido de cerca el tema, más aún ahora, luego de la muerte de Camilo Catrillanca en Ercilla. Su visión del actuar del Gobierno y Carabineros, y del Plan Araucanía, es crítica.

De hecho, desde hace algunos meses, en su cuenta de Twitter, ha publicado noticias y mensajes de apoyo al pueblo mapuche. Su biografía en la red social incluye "Me voy al Gulumapu", que signfica "el territorio mapuche de Chile". Su tweet fijado, además, es donde explica que el apellido Ancán de su bisabuela significa "cuerpo de tigre" en mapudungún. El miércoles, a raíz de la muerte de Catrillanca cambió su foto de perfil y colocó una cinta negra en señal de luto.

"Todo esto tiró por la borda el plan Araucanía. A mí nunca me ha gustado el plan, a pesar de los esfuerzos loables del ministro Alfredo Moreno, el problema es que detrás de esto está toda la estructura del Estado y de la sociedad chilena que todavía no puede entender el conflicto", dice Juan Enrique a La Tercera PM.

Agrega que el plan Araucanía presentado por el gobierno cae en un gran pecado: el colonialismo. "Las primeras críticas del plan presentado por el gobierno eran que esto era colonialismo. Y la verdad es que no me parece descabellada esa acusación porque de alguna manera hacemos algo que es muy occidental y muy poco liberal, que es decirle a alguien cómo tiene que solucionar sus cosas. Eso es el Plan Araucanía: aquí vamos a plantar frutales, el turismo, y pueden haber buenas razones para plantearlo, pero el pueblo mapuche se rebela ante esa imposición", comenta.

[caption id="attachment_404773" align="aligncenter" width="640"]

Santiago Blumel y Rosa Ancán, bisabuelos del ministro Segpres, Gonzalo Blumel.[/caption]

El hermano mayor del ministro desde hace algunos años se ha dedicado a estudiar sobre el tema, alentado, dice, por sus raíces. Y agrega que lo poco que sabe de la vida de su bisabuela es por lo que contaba su abuela paterna. Sabe que se casó en el sur y que dejó de hablar mapudungún, pero no mucho más.

"Nosotros tenemos la impresión de que el pueblo mapuche son unos borrachos, flojos, y le agregamos el indios feos y además violentos terroristas. Y la verdad es que esto tiene que ver con una incomprensión con la cultura mapuche. La sociedad mapuche no se estructura como una sociedad occidental como la chilena", agrega Blumel.

Juan Enrique reconoce que su hermano, el ministro, no piensa igual. Reconoce también que no hablan mucho de política y que "él revisa mis tuits más que yo los de él".

"No puedo más que rechazar cualquier forma de violencia para solucionar este y cualquier problema político. Hace mucho tiempo, desde que se empezó a tener la idea de conformar una policía especializada en La Araucanía dije que no era buena idea militarizar la región. La violencia va a traer más violencia", cierra Blumel.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.