La revancha: Salas busca conformar nuevo partido político y subsecretaria Bravo renunciará al PRI

Pdte. Sebastian Pinera asiste a la funcion de Gala por celebracion del 208º aniversario nacional

La subsecretaria de Bienes Nacionales, Alejandra Bravo. Foto: Christian Iglesias/Aton Chile

El expresidente del PRI, hoy liderado por Hugo Ortiz de Filippi, busca conformar una colectividad llamada "Nueva clase media". Mañana, a las 10.30 , realizará el evento de lanzamiento.


El miércoles en la tarde, sin que nadie lo notara, el expresidente del PRI Eduardo Salas llegó hasta a La Moneda junto a la subsecretaria de Bienes Nacionales, Alejandra Bravo. Ambos subieron las escaleras de piedra del patio Los Naranjos en dirección a la oficina de la ministra de la Segegob, Cecilia Pérez.

El motivo de la visita de Salas, quien es esposo de Bravo, era invitar a la secretaria de Estado a un evento que ha mantenido bajo reserva: el lanzamiento de la "Nueva clase media", lo que aspira sea su nuevo partido político. A la actividad, a la cual están invitadas más de cien personas, se realizará mañana, a las 10.30, en calle Tarapacá en la comuna de Santiago.

La decisión de formar un partido político, proceso que iniciará formalmente esta semana, la tomó luego de ser expulsado por la actual directiva del PRI, liderada por Hugo Ortiz de Filippi, una disputa que, incluso, llegó hasta el Servel, organismo que terminó ratificando a Ortiz de Filippi como presidente del partido. Las desavenencias entre ambos comenzaron en el consejo del PRI, de noviembre pasado, cuando Ortiz de Filippi levantó, sin previo aviso, una lista para competirle a Salas, la que terminó sacándolo del cargo con 42 votos a favor. Ahí Salas acusó traición.

"Nosotros vimos que (el PRI) cayó o fue desvirtuando su naturaleza", sostiene Salas, añadiendo que dieron vuelta la página y que "hemos logrado la concurrencia de mucha gente que va a fundar nuestra nueva estructura política".

De esta manera, la conformación del nuevo partido es la revancha de Salas tras ser expulsado del PRI, con el que busca levantar un nuevo proyecto político apostando a conquistar el centro. Esto, en un escenario donde, a su juicio, la derecha "más dura" ha ido ganando terreno con el partido que busca conformar José Antonio Kast.

"Creemos que las ideas de José Antonio Kast, el partido que está fundando...están fuera de las ideas centrales que ha tenido Chile Vamos", dice, recalcando que "están en la extrema derecha".

Respecto a si la nueva colectividad que está formando será parte de Chile Vamos, indica que la declaración de principios es similar a la del bloque oficialista y que quienes integrarán la nueva instancia son fundadores de esa coalición.

"Aquí no se trata de pedir entrar o no entrar a Chile Vamos, sino de establecer caminos", asegura.

Con todo, la propuesta de directiva para el nuevo partido contempla a Salas como presidente; Sebastián Lafaurie en la secretaría general; y Natalia Sarmiento como vicepresidenta.

Bravo renuncia al PRI

Lo venía meditando hace tiempo y finalmente se decidió. La subsecretaria Bravo renunciará al PRI, desde donde la actual directiva ha transmitido que Bravo "no los representa" al interior del gobierno. "No voy a estar donde no me quieren", comenta la subsecretaria a La Tercera PM.

"Voy a renunciar. Yo creo que se cumplió una etapa y, por lo menos, durante el tiempo a mí me tocó representar a ese partido tuvo relevancia y connotación nacional y eso ya no se cumple. Yo creo en aquellos proyectos que entusiasman, que convocan, que están estructurados en base a ideas. Yo soy una entusiasta de ese tipo de proyectos, sobre todo, que sean proyectos que fortalezcan su visión del centro político, del humanismo, de la libertad y de la democracia", asegura.

En ese sentido,explica que "no tengo ninguna mala palabra contra ningún directivo de ningún partido, lo que digo es que los partidos dejan de ser relevantes cuando echan a sus militantes, cuando se preocupan de aquellas cosas que a la gente de verdad no le importan".

Bravo sostiene que, apenas tenga tiempo, hará los trámites ante el Servel para desafiliarse del PRI. En cuanto a la posibilidad de sumarse al nuevo partido de Salas, afirma que "ahí están quizás las personas con que yo toda la vida he hecho político, es gente que quiero, que admiro", pero que -por ahora "quiero mantenerme independiente" y, posteriormente, evaluará si sumarse a la nueva colectividad.

Al ser consultada si cree que su dimisión traerá problemas en Chile Vamos -debido a los equilibrios políticos, ya que el PRI se quedará sin ninguna autoridad en el gabinete-, señala que "desde el día uno, cuando uno asume estos cargos, sabe que el Presidente de la República es el único que tiene la potestad para decidir si uno continúa o no continúa en el gabinete. Para mí esto no tiene relación una cosa con la otra".

Finalmente, Bravo aspira a que el partido de Salas sea parte de Chile Vamos. "La clase media es parte del programa de gobierno del Presidente Piñera, por tanto, me parece natural que los distintos partidos valoren lo que significa la creación de un nuevo partido".

Comenta