Las claves para entender el documental que revive el lado oscuro de Michael Jackson

leaving_neverland_michael_jackson.0

"Leaving Neverland" se emitirá este 16 y 17 de marzo, con el relato de dos hombres que forjaron amistad con el rey del pop cuando eran niños, pero que hoy dan cuenta de abusos que junto a su familia habrían tenido que negar y ocultar.




El próximo 25 de junio se cumplirán 10 años de la muerte del ídolo del pop, Michael Jackson. Pero a una década de su partida, su figura vuelve a verse envuelta en acusaciones de abuso sexual infantil.

Es justamente lo que aborda el documental Leaving Neverland, de HBO, que se emitirá en dos partes mañana y el domingo a las 20 horas.

La película fue presentada en enero pasado en el Festival de cine Sundance, y rápidamente hizo noticia. Tanto así que se ganó el repudio de los seguidores de Jackson y de la familia del artista, que tachó al director Dan Reed y a los acusadores de "oportunistas".

*Los protagonistas

El proyecto se centra en los testimonios de dos hombres, Wade Robson (36 años) y James Safechuck (40), quienes forjaron un lazo con el rey del pop cuando eran niños. En su relato, los denunciantes cuentan cómo el cuento de hadas que les ofreció el cantante fue mutando hasta convertirse en una pesadilla.

"Tenía siete años. Michael me preguntó: '¿Tú y tu familia quieren venir a Neverland?", cuenta Robson en el tráiler del documental, aludiendo a la famosa residencia de Jackson. "Los días estaban llenos de experiencias mágicas, de aventuras infantiles (…) Cualquier cosa que puedas desear como niño", agrega Safechuck.

Pero este mundo soñado terminó cuando, aseguran, fueron víctimas de abuso por parte de Jackson, y luego obligados a ocultar los hechos. "Michael Jackson era una de las personas más amables y gentiles que había conocido", confiesa Robson. "Y también abusó sexualmente de mí durante siete años", añade.

¿Pero quiénes son estos dos hombres y dónde se sitúan en la vida de Jackson?

James Safechuck conoció al artista en la grabación de un comercial de Pepsi en 1987. Desde entonces Jackson comenzó a acercarse al chico y su familia, ganándose su amistad. Al poco tiempo, el artista compró el famoso rancho Neverland, y Safechuck con su familia fueron algunos de sus primeros invitados. "Me dijo 'voy a comprar esta casa y será tuya", recuerda Safechuck.

Pero con el tiempo todo se volvió retorcido: Jackson incluso celebró una especie de boda donde ambos contraían matrimonio, y jugaban a ser pareja. "Estábamos totalmente enamorados", dice en el documental.

En 1993, cuando un chico de 13 años llamado Jordan Chandler acusó públicamente a Jackson de abuso sexual, Safechuck defendió al rey del pop ante la justicia. Al año siguiente, el cantante llegó a un acuerdo por $ 23 millones de dólares con la familia denunciante, y se cerró la investigación.

Previamente, para este mismo caso, la defensa del cantante elaboró un video con varios niños que hablaban sobre su inofensiva amistad con Jackson. En esta grabación, que se emitió por CNN, apareció Wade Robson, el segundo denunciante de Leaving Neverland.

Robson, bailarín y coreógrafo, comenzó su carrera cuando tenía solo 5 años. Nacido en Australia, llegó a Estados Unidos cuando tenía 9, y fue reclutado por el artista para bailar con él en videos, programas y publicidad.

Al igual que Safechuck, Robson defendió a Jackson ante la justicia, cuando el intérprete enfrentó en 2005 el mediático juicio por abuso sexual infantil, acusado por un chico de 13 años llamado Gavin Arvizo. En junio de ese año, Michael Jackson fue finalmente declarado inocente.

Pero en 2013 Robson presentó una demanda asegurando que también había sido víctima del artista, y que el trauma lo llevó a mentir. "Me llamaba antes de las comparecencias y me decía lo que tenía que decir", reveló entonces. Su reclamo en la justicia quedó en nada, ya que había pasado mucho tiempo desde los presuntos abusos.

*La familia Jackson

Desde el debut del documental, la familia Jackson ha manifestado su rechazo frente los testimonios. Primero intentaron que el proyecto fuera sacado de la programación de HBO, lo que no consiguieron.

En las últimas semanas, amenazaron con demandar a la cadena por cerca de US$100 millones, por esta cinta que consideran "desgraciada, sensacionalista y linchamiento público". "Nadie se ha puesto en contacto con los herederos para ofrecer su punto de vista. La respuesta a las aseveraciones que presenta la película son absolutamente falsas", declararon los abogados de la familia en una carta enviada a HBO.

Pero mientras la familia planea su embestida, el documental ha obtenido una vitrina inmejorable.

De hecho, Robson y Safechuck junto al cineasta fueron invitados recientemente a un programa especial de la presentadora Oprah Winfrey, emitido justo después del estreno del documental en Estados Unidos (el 3 y 4 de marzo): la misma presentadora que en 1993 hizo un especial de Jackson, cuando este enfrentaba la primer denuncia de abuso. Winfrey lo entrevistó desde Neverland, en lo que se consideró un gigantesco "blanqueo de imagen".

*El director

Dan Reed ha pasado los últimos 20 años dedicado a los documentales, y siempre abordando temas que generan debate.

Entre sus títulos, por ejemplo, está Three Days of Terror: The Charlie Hebdo Attacks, sobre el ataque al medio Charlie Hebdo, o el premiado Terror at the Mall, también de HBO, y sobre el ataque a un centro comercial en Nairobi, Kenia.

Tras el debut del documental sobre Jackson, el cineasta británico se ha enfrentado una vez más a la crítica, sin temor a responder incluso a la poderosa familia Jackson.

"Tienen un bien muy preciado que proteger", ha dicho el realizador, pues "cada vez que se reproduce una canción, una caja registradora genera ganancias".

"Esta no es una película sobre Michael Jackson abusando de niños pequeños", ha explicado el cineasta, "es una película sobre dos familias y cómo dos familias llegaron a un acuerdo con lo que sus hijos les revelaron muchos años después de la muerte de Jackson".

Reed, además, ha manifestado su interés en hacer una segunda parte, entrevistando ahora a Jordan Chandler y Gavin Arvizo: quienes llevaron a Jackson a la justicia en 1993 y 2005, respectivamente. "Si Jordan Chandler saliera a la luz, y si pudiera sentarme con él y hablarle como lo hice con Wade Robson y James Safechuck, creo que eso sería el núcleo de una película muy interesante sobre esa historia, y lo mismo ocurre con Gavin", dijo entrevistado por revista Variety.

https://www.youtube.com/watch?v=R_Ze8LjzV7Q

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.