Matrimonio igualitario para todos: Uruguay busca legalizar uniones LGBT para extranjeros

Marcha de la diversidad en Montevideo, Uruguay, en 2017.

FOTO: AFP

El Ejecutivo del Frente Amplio elabora un proyecto de ley que permitirá uniones civiles a parejas sin importar la nacionalidad . La propuesta busca impulsar a Uruguay como "un ejemplo para todos los países" después que en 2013 se convirtieron en la duodécima nación en aprobar el matrimonio para personas del mismo sexo.




A seis años desde que Uruguay aprobara una ley sobre matrimonio civil igualitario entre parejas LGBTI+ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales, Intersexuales y Más), el gobierno del Frente Amplio, comandado por Tabaré Vázquez, presentará un proyecto de ley para expandir el marco jurídico y que los extranjeros no residentes también puedan legalizar sus uniones.

"Hemos avanzado en agenda de derechos y creemos que el ejemplo debe ser para todos los países, no solamente de la región sino del mundo". Con esas palabras, la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, informó la propuesta en una conferencia de prensa en un evento de la Cámara de Comercio y Negocios LGBT de Uruguay denominada "Empleabilidad, economía diversa y turismo LGBT".

Así, la jefa de la cartera explicó que se ha redactado un proyecto de ley para modificar la actual legislación que sólo permite que los ciudadanos uruguayos contraigan matrimonio igualitario. La modificación del estatuto será en la Dirección de Registro Civil en coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores. El directivo de la Cámara de Comercio y Negocios LGBT de Uruguay, Sergio Miranda, señaló que desde cancillería se realizarán las labores para que "las personas interesadas puedan inscribirse desde los consulados de Uruguay en sus países (para solicitar una fecha de casamiento) y así cuando lleguen al país tengan los trámites hechos".

Además, Miranda sostuvo que "esto generaría un cambio muy importante porque abriría una actividad económica muy importante que mueve millones de dólares por año, porque la pareja que viene a casarse a Uruguay, en general, no viaja sola, sino acompañada de parientes, amigos y familiares. Dentro del sector, el turismo LGBT es el que más crece a nivel mundial y Uruguay no es ajeno a eso".

Uruguay sería así el único país de la región que permitirá las uniones civiles tanto para parejas heterosexuales como LGBTI+ sin importar la nacionalidad. La directiva uruguaya señaló que lo ideal es que la propuesta se apruebe este año, durante la administración del Presidente Tabaré Vázquez que finalizará en marzo 2020 tras las elecciones del próximo 27 de octubre.

En 2013, bajo el mandato de José "Pepe" Mujica, Uruguay se convirtió en el duodécimo país del mundo y el segundo de Latinoamérica (tres años antes lo hizo Argentina) en aprobar el matrimonio para personas del mismo sexo. Entre las modificaciones, la ley ya no denomina a la pareja "marido y mujer", sino "cónyuges o contrayentes". Además, el cambio en la Constitución permitió la adopción homoparental y que la pareja elija el orden de los apellidos de sus hijos.

En Uruguay, para contraer matrimonio es necesario ser mayor de 18 años o tener 16 años cumplidos, pero se debe presentar un consentimiento de los padres o tutores. En plena campaña electoral, representantes de los cuatro principales partidos políticos (Frente Amplio (FA), Partido Nacional (PN), Partido Colorado (PC) y Partido Independiente (PI) se comprometieron ayer a mantener la agenda LGBT en el caso de ser electos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.