Muralista Basco Vazko regresa con edición de fotografías intervenidas durante el confinamiento

Fake News: 13 fotografías del terremoto de Valdivia de 1960.

El artista acaba de lanzar una publicación que incluye 13 collages hechos en base a imágenes del terremoto de Valdivia de 1960. Además comenta la situación de dos de sus murales ubicados a metros del epicentro de las manifestaciones.




Tuvo que poner pausa a su trabajo en la calle y volcarse a proyectos más llevaderos dentro del hogar. Basco Vazko (1984) está constantemente haciendo murales comisionados, pero con la pandemia todo lo agendado se fue aplazando, entre ellos un mural para la Universidad de Talca. “Tengo proyectos para lo que queda de este año y para el próximo, pero hay que tener calma”, dice con cautela y sin hacer adelantos.

El muralista se dedicó durante los últimos meses a trabajar en una edición de fotografías intervenidas del terremoto de Valdivia, que es publicada por Yávar. La serie titulada Fake News: 13 fotografías del terremoto de Valdivia de 1960, es un trabajo que realizó originalmente en 2017 para la Bienal de Artes Mediales. Ahora, el artista comparte ese proyecto a través de una publicación de 13 ejemplares, cada uno con 13 collages impresos en risografía, una prueba de artista y un certificado de autenticidad elaborado a mano ($55.000 en www.yavar.info)

Fake News: 13 fotografías del terremoto de Valdivia de 1960.

“Desde chico tengo como 60 fotografías del terremoto de Valdivia. Cuando estaba en el colegio tenía una vecina que había arrendado una parte de su casa como bodega durante muchos años y un día me dijo que tenía unas fotos que me podían interesar. Eran como 60 fotografías en blanco y negro que habían quedado del antiguo arrendatario que al parecer era fotógrafo del Ejército. Son fotos de todo el sur, algunas tomadas desde helicóptero, y se notaba que era una persona involucrada, entonces es un registro quizás inédito del terremoto”, cuenta Basco Vazko.

Fueron 13 de esas imágenes intervenidas las que Vazko expuso para la 13a Bienal de Artes Mediales realizada en 2017 en el Museo Nacional de Bellas Artes. Cada una de las fotografías fue fotocopiada e intervenida con la técnica del collage. La idea era exagerar el nivel de destrucción que podía verse en las imágenes.

“De ahí viene la idea del título del trabajo. Como que vemos manipulaciones de información y son más o menos evidentes, pero qué pasa con este lugar donde nadie haría algo así. Nadie va a exagerar un terremoto. La idea era que la gente pensara que eran fotos reales”, explica.

Fake News: 13 fotografías del terremoto de Valdivia de 1960.

Murales y espacio público

El trabajo de la publicación surgió ante la necesidad de Basco Vazko de mantenerse activo durante los meses de pandemia, donde la realización de murales estaba detenida. Sin embargo la situación venía compleja desde mucho antes, asegura Vazko. En febrero el muralista estuvo trabajando en una intervención de piso en las Torres San Borja, ubicadas a solo unas cuadras del epicentro de las protestas. Incluso antes, dos de sus murales vivieron distintas situaciones en medio del estallido social de octubre.

En 2017 Basco Vazko realizó un mural en el frontis del Museo Violeta Parra, en el portón de lata del acceso principal, y en febrero del año pasado pintó otro justo en frente, en el cierre perimetral de las construcciones del nuevo Centro de Extensión de la Universidad de Chile, ubicado en Vicuña Mackenna 20.

“Con el estallido social pasó que el Museo Violeta Parra estuvo mucho tiempo sin ningún daño incluyendo el mural que yo había hecho. Después el museo comienza a ser atacado”, comenta. “El mural que había hecho en frente para el Centro de Extensión de la Universidad de Chile fue rayado casi de inmediato antes del estallido social y después durante el estallido lo sacaron. Era un cierre perimetral de madera y lo sacaron por partes y creo que terminó en barricadas”, cuenta Basco Vazko sobre esos dos murales que estaban a metros de la Plaza Italia.

El mismo artista reflexiona hoy en torno a ambos trabajos y las circunstancias en que se hicieron. “Un mural quizás estaba más resuelto que el otro”, dice. “Hay una gran diferencia entre el cierre perimetral de una construcción al Museo de Violeta Parra que es como la artista más importante de Chile y es transversal. Yo pensaba que no le iba a pasar nada al Museo a pesar del estallido”.

Mural de Basco Vazko en el Museo Violeta Parra tras el incendio del 14 de febrero en medio de las manifestaciones. FOTO: LUCAS ALVARADO / LA TERCERA

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.