“No hay conflicto de interés”: Jorge Bofill defiende a Loreto Silva por dictamen de Contraloría y asesoría a Nuevo Pudahuel

Jorge Bofill, socio fundador del estudio Bofill Escobar Silva, aseguró que, aunque la abogada participa en reuniones de asesoría legal a la concesionaria del aeropuerto, no hay actualmente discrepancias abiertas con el Estado.




El viernes 24 de junio, eran pasadas las 16 horas cuando un mensaje vía WhatsApp alertó a los directores de la Empresa Nacional del Petróleo. Por esta vía, la mesa de la petrolera estatal se enteró del llamado urgente a una reunión de directorio. Algunos de ellos lograron conectarse una vez comenzada la cita y, cuando lo pudieron hacer, se enteraron en de la renuncia de Loreto Silva a la presidencia de Enap.

La ex ministra de Obras Públicas -una acérrima defensora pública del Presidente Sebastián Piñera- dejó el cargo, luego de que un dictamen de la Contraloría General de La República advirtiera la existencia de un “vacío” en la actual legislación pues, si bien hay una restricción legal para que funcionarios de empresas del Estado litiguen contra el mismo, no se establecen límites a la participación de un funcionario público en sociedades de profesionales en las que uno o más socios asumen la representación de terceros en acciones civiles en contra del Estado. Ello, pues Silva es socia del estudio Bofill Escobar Silva que asesoró a Hyundai Engineering & Construction, la cual mantuvo un conflicto con el Estado de Chile por sobrecostos en la licitación del Puente Chacao.

El pronunciamiento de Contraloría se realizó luego de que los diputados Leonidas Romero (RN) y Gabriel Ascencio (DC), solicitaran que determinara si existía o no “conflicto de intereses y vulneración de la Ley de Probidad” en la actuación de la exministra y su cargo como presidenta de ENAP. Ello, pues el estudio jurídico del cual es socia representaba a Hyundai y a la concesionaria del aeropuerto Nuevo Pudahuel.

La Contraloría no determinó que existiera un conflicto de interés en el caso de Silva, pero argumentó que “la señalada disposición legal no regula la participación del funcionario público en sociedades de profesionales en la que uno o más de sus socios asumen la representación de terceros en acciones civiles que puedan entablarse en contra de un organismo de la Administración del Estado, lo que podría conducir al absurdo de que el funcionario se abstenga de patrocinar tales causas y, eventualmente, reciba utilidades provenientes de la sociedad en la cual participa. Como consecuencia de lo anterior, mediante una práctica como la descrita, se burla la prohibición en cuestión, produciéndose una situación de elusión de la ley, lo que debe ser remediado por la vía legislativa”.

El abogado y fundador del bufete Jorge Bofill desestimó los cuestionamientos que hubo por parte de parlamentarios tras conocerse la salida de Silva, asegurando que “el propio contralor dijo que no había conflictos de interés y que no habíamos hecho nada ilegal”.

El 3 de junio, la exministra participó de una videconferencia de asesoría legal entre el estudio Bofill Escobar Silva con los máximos ejecutivos de la concesionaria Nuevo Pudahuel en Chile. En la cita virtual participaron Xavier Lortat y Stephane Vernede, gerente general y gerente de administración y finanzas de Nuevo Pudahuel. Mientras que por el lado del estudio Bofill Escobar Silva se conectaron a la reunión cuatro de sus seis socios: Ricardo Escobar -ex director del Servicio de Impuestos Internos ente 2006 y 2010-; Jorge Bofill, Sebastián Yanine y Loreto Silva.

El abogado Bofill confirmó la participación de la ex ministra del MOP en la videoconferencia, asegurando que en la instancia se analizó la situación contingente vinculada a la pandemia. “No es un misterio en el que muchísimos concesionarios de obras públicas están experimentando muchas dificultades en las obras públicas que están desarrollando y que necesitan entender dónde están parados respecto del MOP para entender qué se viene para adelante. Nosotros estamos asesorando a 10 compañías distintas en problemas vinculados al MOP”, sostuvo.

Más aún, aclaró que “tenemos muchos clientes y en algunos casos el líder soy yo. En otros casos es Ricardo Escobar, en otros es Sebastián Yanine”. “No hay ningún caso en el que la lideresa sea Loreto. Sin perjuicio de que ella da opiniones relevantes, porque entiende del rol. Respecto de Nuevo Pudahuel, la situación tiene que ver con la situación que está pasando en Chile y cómo se relaciona frente al MOP por el hecho de que tienen una caída del 95% del tráfico. Por lo tanto, de los ingresos, pero no hay un juicio sobre eso”, acotó Bofill.

Nuevo Pudahuel -actual administradora del Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez de Santiago- explicó a La Tercera PM que “en el pasado, el estudio de abogados Bofill, Escobar, Silva, del que la abogada Sra. Loreto Silva es socia, asesoró a Nuevo Pudahuel en la diferencia sobre aplicación de IVA y tarifas máximas del contrato de concesión” en un extenso conflicto que mantuvo la firma con el Ministerio de Obras Públicas. Ello se mantuvo entre 2015 y 2019.

“El caso se encuentra concluido con una sentencia de la Comisión Arbitral. Esto se llevó a cabo entre los años 2015 y 2019. En torno a casos abiertos actualmente en el Panel Técnico de Concesiones como en la Comisión Arbitral, el estudio de abogados Bofill, Escobar, Silva, no ha prestado asesoría”, concluyó la firma.

De igual manera, acotó que Silva no los asesora en discrepancias abiertas con el MOP, pues aquellas se encuentran cerradas. “En el caso abierto que mantenemos, que se centra en la construcción de la bodega sur poniente del aeropuerto AMB, es el equipo del abogado Sebastián Yanine -socio del mismo estudio de Silva- el que nos asesora”, sostuvo la concesionaria.

La ex ministra de Obras Públicas, no contestó a los llamados ni mensajes enviados por este medio.

Comenta