Otro efecto de la contingencia: Disminuyen hasta un 66% los donantes de sangre

19/03/2020 19 March 2020, Italy, Brescia: Doctors check a patient inside an intensive care unit of the Poliambulanza hospital, amid the Coronavirus (Covid-19) outbreak. Photo: Claudio Furlan/LaPresse via ZUMA Press/dpa POLITICA INTERNACIONAL Claudio Furlan/LaPresse via ZUMA / DPA

El Centro Metropolitano de Sangre (CMS) atribuye esta baja directamente a la situación del país por el coronavirus. La directora del centro, Loreto Vergara, asegura que “en tiempos normales los dadores diarios llegaban a 300, pero hoy solo tenemos 100 al día”.




Alarma se ha generado en los principales centros de abastecimiento o bancos de sangre del país. Y es que, desde el pasado lunes, momento que coincide con el decreto de Estado de Catástrofe, el número de donantes cayó entre un 50% y 66%.

En el Centro Metropolitano de Sangre (CMS), lo común en este período es que sus donantes fueran alrededor de 300. “Desde este lunes notamos una baja muy importante. Ese día empezamos con un 70% de las donaciones normales, el martes llegamos a casi un 60% y el miércoles llegamos a tener un tercio de las donaciones habituales, o sea 100 donantes”, cuenta Loretto Vergara, directora a cargo del área metropolitana.

Vergara agrega que “esta es una situación crítica”, ya que “necesitamos mantener un stock suficiente para abastecer a los 24 hospitales, y para eso la cantidad de donantes diaria mínima debe ser de 250 a 300”.

La directora de la Casa del Donante de Sangre de Concepción, Cristina Martínez, por su parte, señala que se han “preparado desde antes” y por lo mismo cuentan con “stock de glóbulos rojos para 10 días”. Lo usual es que reciban 250 dadores, incluso 300 por días, pero ahora han caído a 150.

Sin embargo, aclara que en este contexto lo más riesgoso es la situación de las plaquetas: “Con esta caída de los donantes, lo que más se afecta son las plaquetas, que solo duran 5 días, versus los glóbulos rojos, que se pueden mantener hasta 42 días. Entonces, por eso estamos llamando a donar, pero de a poco”.

El centro de Concepción abastece a alrededor de 30 hospitales, entre Curicó y Angol, incluso a privados.

Multi factores

El verano suele ser una temporada, de por sí, baja en donaciones, ya que la mayoría de los jóvenes -principales donadores altruistas- está de vacaciones. Sin embargo, a eso se sumó el retraso en el ingreso a clases de las universidades, donde se instalan comúnmente los puntos de acopio de sangre. Aún así, la gota que terminó de rebalsar el vaso fue la inminente llegada del coronavirus.

Parte del déficit se debe al temor de las personas a salir de sus casas y contagiarse con el Covid-19, siendo que “el coronavirus es un virus respiratorio que no se transmite por la sangre”, indica el comunicado del centro de Concepción.

Asimismo, ambos centros indican que han extremado sus medidas sanitarias y de seguridad.

El centro de la Región Metropolitana llama al paciente a que agende su hora y que venga con su propio lápiz, para que no tenga contacto con el personal. También, ofrece la oportunidad de armar una mini campaña; si el donante tiene cinco a nueve amigos, se puede ir a buscarlos, entendiendo que durante el traslado se hará lo posible para evitar el mayor contacto.

En el centro de Concepción, por su parte, confían en los donantes altruistas, a los cuales se llama uno a uno. “La idea es hacer un llamado nacional. Si bien, han disminuido las transfusiones porque se suspendieron las cirugías electivas, no podemos parar las donaciones de sangre porque siempre van a haber partos o pacientes oncológicos. Incluso, puede ser necesario para los pacientes que lleguen con cuadros respiratorios graves por Covid-19 ”, expresa Martínez.

Comenta