¿Qué se juega Briones en la mesa de negociación por el Covid?

FOTO: AILEN DIAZ/AGENCIAUNO

En la Moneda aseguran que Briones tiene confianza en el resultado de la mesa de trabajo y apuesta en ella el incipiente capital político que ha construido en estos meses.“Si el ministro Briones viene a este acuerdo a hacer más de lo mismo, creo que esto va a fracasar. Y puede generar como resultado una crisis política y social de tal envergadura que post pandemia podemos terminar sumidos en algo aun más complejo que el estallido del 18 de octubre”, advierte el presidente de la DC Fuad Chahin.




“Si el acuerdo fracasa, el ministro Ignacio Briones quedará totalmente debilitado y será el responsable de la crisis política y social que podría venir después”. El presidente de la DC Fuad Chahin resume así cuánto se juega el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, en la mesa de negociación que busca concordar un Plan de Emergencia para enfrentar la crisis del Covid, y que reúne al gobierno con políticos y técnicos de la oposición.

A ocho meses de asumir como ministro de Hacienda, el exdecano de la Escuela de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez y fundador de Evópoli pondrá a prueba su capacidad efectiva de amarrar acuerdos y convencer a la oposición de que es necesario establecer un techo de gasto para enfrentar lo que queda de la crisis. Y deberá intentarlo cuando la relación con ese sector muestra signos de desgaste.

Ya no es la misma de hace unos meses, cuando en tiempo récord logró amarrar el acuerdo tributario. Hoy los parlamentarios y dirigentes de la oposición lo acusan de “intransigente” y “tozudo”. Y fuera de micrófono plantean un intento de compartir la responsabilidad ante decisiones equivocadas para enfrentar la crisis. Uno de los últimos impasse del ministro con la oposición fue por el instrumento para ir en ayuda de los independientes. Él defendía ayudar vía prestamos a ese sector con ingresos inferiores a $500 mil.

Al desafiante panorama que enfrenta el ministro se suma el “fuego amigo” que quedó en evidencia esta semana a través de la pública discrepancia del ministro con el presidente de RN, Mario Desbordes, que abogaba por incluir la condonación del CAE en la mesa de negociación.

En la Moneda aseguran que Briones tiene confianza en el resultado de la mesa de trabajo con la oposición y apuesta en ella el incipiente capital político que ha construido en estos meses. Otros miembros del gabinete miran con más cautela los resultados.

Chahin:“Esto puede terminar en una crisis más compleja que el estallido del 18-O”

El timonel DC insiste en que “hasta ahora el gobierno ha mostrado una actitud tremendamente cerrada y poco dialogante de cara a la crisis y por eso esta mesa es una prueba de fuego porque debe ser capaz de un acuerdo satisfactorio para la gente. ¡Esta es una crisis humanitaria y requiere un esfuerzo distinto".

Por lo mismo advierte: “Si el ministro Briones viene a este acuerdo a hacer más de lo mismo, creo que esto va a fracasar. Y puede generar como resultado una crisis política y social de tal envergadura que post pandemia podemos terminar sumidos en algo aun más complejo que el estallido del 18 de octubre”.

El presidente de la DC asegura que “Briones se acostumbró a hacer lo que se le antoja y, aunque tiene un discurso muy abierto, en los hechos ha demostrado un dogmatismo bastante fuerte”.

El senador Carlos Montes (PS), miembro de la comisión de Hacienda del Senado, plantea que lo que se discute en la mesa convocada por el gobierno no es otra cosa que un “plan de rectificación" de la estrategia desplegada hasta ahora para enfrentar los efectos sociales del Covid. El parlamentario asegura que si el diálogo fracasa en principio el primer damnificado será el propio Briones: “Al ministro se le puede ir abajo toda la imagen positiva que había acumulado”.

“Hay un intento de generar una base más sólida para enfrentar la situación tremenda que estamos viviendo", dice el parlamentario, quien asegura que el resultado de las tratativas dependerá de la disposición del Ejecutivo que -a su juicio- “va a tener que aumentar mucho la cantidad de recursos que se gasta porque este es el periodo donde se requiere más protección social”.

En su calidad de integrante de la comisión de Hacienda del Senado, Jorge Pizarro (DC), sostiene que la mesa es “una oportunidad para que el propio gobierno corrija lo que no se ha hecho bien...”.

El ministro de la escasez

El analista Carlos Correa asegura que Briones pasó a convertirse en “el ministro de Hacienda de la escasez”, como lo fueron los titulares de Hacienda que enfrentaron la crisis de los 80 en dictadura.

Correa sostiene que si Briones no llega a un acuerdo de hasta cuánto se puede gastar, el ministerio de Hacienda se va a convertir en una oficina de peticiones. Pero si logra consenso sobre hasta qué porcentaje del PIB se puede desembolsar en estos meses, logrará un marco para trabajar. “Si el ministro no tiene ese marco va a colapsar. Este acuerdo es una garantía y un voto de confianza político. No es un problema de capital político sino de la necesidad de tener un marco en el que trabajar”, asegura.

El presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte, en tanto, plantea que la crisis social hoy no permite que haya alternativa a un acuerdo amplio y que la evaluación posterior de los actores debe ser en base a los resultados. “El acuerdo no es una opción, es una obligación. Lo fundamental después será evaluar los resultados de lo que hagamos, del instrumento que este acuerdo genere, de que realmente logremos mitigar los desafíos de ingreso para las familias y para las Pymes... tenemos que sacar un plan de reactivación económica de verdad potente y audaz”.

Comenta