Tercera PM
Presenta:

Se cae negocio de ministro Valente en La Dehesa: Dirección de Obras de Lo Barnechea rechaza proyecto de venta de canchas de tenis

Autor: Ivonne Toro

El anteproyecto del colegio Monte Tabor, asociado a la venta por parte de la empresa San Nicolás Limitada, de propiedad del ministro, de un terreno por más de $2.500 millones, fue rechazado por la Dirección de Obras Municipales el pasado 5 de marzo. La compañía del secretario de Estado puede ahora, para salvar la transacción inmobiliaria, presentar una nueva propuesta o reclamar ante el Seremi de Vivienda.


Era una venta por 92 mil UF, más de $2.536 millones, entre Inversiones y Comercial San Nicolás Limitada -empresa en cuya sociedad participan en 99,9% Injoval S.A, de la cual el ministro José Ramón Valente es dueño y controlador; y en un 0,01% Verónica Stein Riedel, su esposa- y el Colegio Monte Tabor y Nazaret, ligados al movimiento religioso de Schoenstatt, sin embargo la Dirección de Obras Municipales (DOM) de Lo Barnechea frenó el portentoso negocio inmobiliario.

Así lo certifican desde el municipio a La Tercera PM ante la consulta de este medio por el anteproyecto presentado para construir en el actual complejo deportivo de Valente en La Dehesa un anexo del establecimiento educacional, iniciativa que genera reparos en la Junta de Vecinos del condominio Santuario del Valle, en el sector de Los Trapenses, organismo ciudadano que tiene un permiso de servidumbre vigente en el terreno y que se opuso a la transacción.

La propuesta de San Nicolás Limitada y el colegio se entregó a fines de 2018 ante la DOM y tuvo un acta de observaciones el 26 de diciembre de ese año que estableció un plazo hasta el 25 de febrero de 2019 para ser resuelta por parte de los interesados. Sin embargo, el 5 de marzo se determinó que el plan debía ser rechazado “porque las observaciones efectuadas en el acta no se cumplieron en el plazo establecido”.

Frente a esto, existen dos alternativa para “salvar” el negocio: ingresar una nueva solicitud resolviendo los temas observados; o presentar un reclamo ante la Secretaría Regional Ministerial de Vivienda Metropolitana, organismo de cual depende la DOM de Lo Barnechea. Esta alternativa implica que la resolución quedaría en manos de un organismo que responde administrativamente ante el ministro Cristián Monckerberg, colega de Valente en el gabinete ministerial.

Fuentes de Economía precisan que el ministro no está manejando directamente este tema, pero que hasta ahora no se ha adoptado ninguna acción frente al fracaso de la operación inmobiliaria.

El origen de la disputa

13.863,42 metros cuadrados en los que hoy se emplazan canchas de tenis, de paddle, salas multiuso para clases de yoga y otras disciplinas e inclusive un espacio para celebrar cumpleaños infantiles en calle Boulevard Jardín de Los Pájaros Norte 4.666 son los que están hoy en disputa.

El terreno fue adquirido por Valente a través de Injoval en 2005 en 23 mil UF, unos $640 millones de hoy, a la inmobiliaria Manso de Velasco. La oferta actual por el paño es de 92 mil UF, es decir, 400% más que la inversión inicial, pero la transacción no se ha podido concretar porque los vecinos del sector Los Trapenses tienen a su favor un permiso de servidumbre, vigente desde antes de que Valente adquiriera el predio, que lo obliga a mantenerlo como terreno de uso deportivo sin poder realizar divisiones.

Así consta en la escritura pública otorgada en la Notaría de Santiago de Enrique Morgan Torres, con fecha 7 de enero del año 2005 donde se lee que la anterior propietaria, Inmobiliaria Manso de Velasco Limitada, constituyó dos beneficios de forma perpetua e irrevocable: 1) “el uso del suelo del predio sirviente será única y exclusivamente del carácter deportivo o de equipamiento deportivo. Cualquier construcción que se realice en el predio sirviente no podrá alterar sustancialmente el estilo arquitectónico de la construcción existente. Los propietarios o usuarios a cualquier título del predio sirviente, no podrán dar al sitio un destino diferente al indicado”; y 2) que “no se permitirá disminuir la superficie individual del predio”.

Tales derechos han generado roces desde hace un par de años. De hecho, Valente intentó hace un tiempo que se alzara la servidumbre para construir un bloque de 5 casas en el lote, pero las tratativas fracasaron y fue en ese momento en que se determinó poner en venta el terreno. La junta de vecinos ofertó por el paño, pero la puja no alcanzó lo propuesto por el colegio.

Seguir leyendo