Tercera PM
Presenta:

Se enreda caso de Fernanda Bachelet: Formalmente no es agregada comercial en Nueva York, es una suplente

“Todas las personas destinadas actualmente, incluida Fernanda Bachelet, son funcionarios que se desempeñan en plantas en carácter de suplentes”, concluye la declaración que envió la Direcon a La Tercera PM.


Pese a que el 1 de junio de 2018, Fernanda Bachelet Coto asumió, por designación del Presidente Sebastián Piñera, como agregada comercial en Nueva York, según consta en la página de transparencia del Ministerio de Relaciones Exteriores, la Contraloría General de la República no tomó razón del nombramiento, trámite que, por ley, debe realizarse.

La información fue cotejada por La Tercera PM con destacados abogados administrativos que destacaron que según la normativa vigente se establece que “quedarán afectos a toma de razón los decretos y resoluciones que se dicten” sobre funcionarios públicos respecto de “calidad de titular”, “suplente en cargos de exclusiva confianza” y “promociones”, entre otros. Fuentes de gobierno, en tanto, aseguran que sólo se requiere un decreto exento que ya ha sido cursado.

Como sea, al requerir antecedentes, desde Contraloría precisan que sólo existe un trámite asociado a Bachelet Coto, pero no para el cargo que detenta. En el expediente 355 de 2018 que ingresó el 10 de octubre y salió el 11 de ese mes, se hace referencia que asumirá como suplente del funcionario Andrés Alliendes Rocco, con un grado 5 en la escala única de sueldos de la Direcon que dista del salario que actualmente percibe la ingeniero comercial. De hecho, la persona de la cual sería suplente, pese a haber estado años en el servicio público, no era de planta sino que trabajaba a contrata como asistente de la sección Operaciones del Subdepartamento de Red Externa con un salario bruto de $3.210.402.

El caso de Bachelet Coto no es único. Fuentes consultadas por La Tercera PM precisan que hasta ahora no ha ingresado al organismo fiscalizador nombramiento alguno respecto agregados comerciales designados en el resto del mundo.

Controversia

Hasta hoy en la mañana, el oficialismo y la oposición habían optado por mantener silencio sobre la designación de Bachelet Coto como agregada comercial en Nueva York, Estados Unidos. Una nominación que generó controversia al interior de Cancillería por su juventud (27 años), su acotada experiencia laboral y por ser hija de Ricardo Bachelet, amigo del Presidente Sebastián Piñera. La ingeniera comercial accedió sin concurso a uno de los cargos técnicos más apetecidos en el servicio exterior y con uno de mejores sueldos de la administración pública: $10.350.000 al mes.

El fair play, sin embargo, duró hasta hoy, complicando a La Moneda con un caso que a algunos personeros oficialistas hizo recordar la situación vivida en abril pasado con la finalmente frustrada designación de Pablo Piñera, hermano del Presidente, como embajador en Argentina.

Aunque ahora no se trata de un pariente directo del Mandatario, en Palacio son conscientes de que la polémica le impacta directamente, más allá de que en el círculo cercano a Piñera aseguran que si bien conoce a Ricardo Bachelet desde los años ochenta, él no forma parte de su entorno más cercano.

A primera hora, en Palacio aseguraban que no había ninguna novedad con la situación de Bachelet y que cualquier información respecto a la funcionaria quedaría en manos de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), dependiente del ministerio de Relaciones Exteriores. Promediando la mañana, sin embargo, los ánimos cambiaron luego de que se enteraran de las declaraciones del presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, quien en La Moneda, antes de entrar a una reunión con la vocera Cecilia Pérez, tomó distancia de la decisión del gobierno.

“Yo no lo habría hecho”, afirmó respecto a la pregunta de si era correcta la designación. Fuego amigo que luego fue refrendado en la habitual reunión de los viernes de los partidos de Chile Vamos, donde con distintos matices, reprocharon la nominación. El Presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte, transparentó que incluso le representaron su parecer al gobierno. “Consideramos que daña la reputación y la credibilidad del servicio público, y le hemos solicitado (al gobierno) con mucho respeto, que vuelva a evaluar las condiciones de esta designación”, sentenció.

Al cierre de esta edición, Rodrigo Yáñez, jefe de la Direcon envió a La Tercera PM una declaración en la que abordó uno de los puntos controvertidos de la situación de Bachelet: que en noviembre, a cuatro meses de asumir como agregada comercial, la joven profesional –que originalmente estaba a contrata- fue ascendida a funcionaria de planta. El contrato, así, se extendía entre el 1 de noviembre de 2018 y el 16 de octubre del año 2023 y su nivel en la escala única de sueldos ascendía a grado 5, equivalente a un consejero de tercera categoría del servicio exterior, representando el aumento de sueldo con el que llega a recibir más de diez millones de pesos al mes.

En la declaración, la Direcon señala que “conforme al DFL 53 de 1979 (Art. 16), los jefes de las 8 oficinas comerciales en el exterior – dentro de la cual se encuentra Nueva York– deben pertenecer a la Planta Directiva profesional y técnica de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (DIRECON)”.

“La razón del cambio de calidad jurídica obedece única y exclusivamente a que fue designada en un cupo presidencial que le permite ser destinada al exterior, pero este no le permitía dirigir técnica y administrativamente la oficina comercial de acuerdo lo establecido por el DFL 53, el cual requiere sean funcionarios de la planta DIRECON”, adujo Yáñez.

“Todas las personas destinadas actualmente, incluida Fernanda Bachelet, son funcionarios que se desempeñan en plantas en carácter de suplentes”, concluye la declaración.

Al ser consultados por La Tercera PM sobre si existía la posibilidad de que la suplencia en el caso de Bachelet concluyera antes de 2023 –fecha de término de su contrato- en la Direcon se limitaron a asegurar que esa información no correspondía entregarla a ellos.

Durante la tarde, después de publicada esta nota, desde La Moneda señalaron enfáticos que no necesariamente los nombramientos de los agregados comerciales tienen que pasar por Contraloría. E hicieron hincapié en que todos quienes en este cargo entran a planta aparecen como “suplentes”, lo que no significa necesariamente que sea reemplazantes de un titular.

*Esta nota fue actualizada  a las 15:46 horas.

Seguir leyendo