Se les acabaron los megas: A una semana de clases online, universidades compran chips y gestionan becas para pagar planes a estudiantes

Las universidades chilenas han debido implementar clases a distancia por la emergencia del Covid-19.

Universidad de Chile y Universidad Católica han debido afrontar la realidad de alumnos que no cuentan con las herramientas para la educación a distancia. Reforzar la capacitación y la entrega de notebooks son algunas de las formas en que las casas de estudio se preparan para el inicio del año académico de mechones y novatos.


Debutaba el sistema de clases online, a propósito de la suspensión de clases presenciales por la emergencia del coronavirus, cuando casi un curso completo de ingeniería de la Universidad de Chile se quedó sin plan de datos. La situación develó una de las complejidades de realizar clases vía web: no todos los estudiantes cuentan con wifi en sus casas o un plan de internet que soporte el gasto de gigas que se generan mediante esta modalidad.

Como es la primera vez que se implementa un sistema de este tipo para 33 mil estudiantes de pregrado y 10 mil de postgrado, la Universidad de Chile tomó medidas al respecto. El Servicio de Tecnología e Informaciones de la casa de estudios encargó la compra de más de 2 mil chips con planes ilimitados por un periodo de seis meses, que serán entregados a los más de 500 estudiantes que han reportado tener problemas en la calidad de su internet para cumplir con sus clases online.

La misma situación se ha detectado en la Universidad Católica y, en estos casos, comenta la subdirectora del centro de desarrollo docente, Chantal Jouannet, la institución ha puesto a disposición de estos alumnos 750 becas de internet en que la casa de estudios costea un plan para el hogar de ese estudiante. Otra situación que se develó sobre la marcha es que muchos de los estudiantes ocupan su celular para las clases. En esos casos, señala la académica, se comenzó a hacer compra de notebooks. Al día de hoy ya van más de 300 de estos computadores portátiles que han sido entregados a quienes lo han requerido y la UC -adelanta Jouannet- tiene previsto comprar más según la necesidad de los 27 mil estudiantes que tienen en pregrado.

La Universidad de Chile esta semana implementará nuevas medidas para acompañar a estudiantes que requieran equipos para el sistema de educación a distancia. Cabe recordar que los alumnos no sólo pueden presentar problemas de cobertura, sino también de residir en territorios aislados y en esos casos se buscará solución para el avance de sus clases.

Adaptación

La incertidumbre se ha apoderado, principalmente, de quienes este año ingresan por primera vez a la universidad. Es así como la Universidad de Chile se ha enfocado, a una semana de que ingresen virtualmente a sus cursos los “mechones”, en impartir cursos de inducción a la vida universitaria. También se creó una mesa de ayuda para resolver las dudas y se ha reforzado la capacitación a los académicos y docentes para perfeccionar su manejo en las distintas plataformas de clases virtuales.

Chantal Jouannet explica que generaron material para los profesores de la UC para que se desarrollen distintas estrategias para afrontar las clases a distancia. “No todo tiene que ser sincrónico, es decir el profe y sus alumnos conectados, también la idea es que ellos puedan hacer un video narrado y que, por ejemplo, luego los estudiantes debatan sobre él e ir diversificando estas formas de conferencia”.

Ambas universidades ocupan la aplicación Zoom para la conectividad de su comunidad académica y a ello, en el caso de la UC, se suma Canvas, la que los estudiantes tienen en su celular. "Zoom ayudó a los problemas de conectividad que se presentaron a nivel mundial y en la universidad lo han estado usando diversas unidades académicas. En un momento se realizaron más de 145 conferencias simultáneas”, dice Jouannet.

Hoy, en tanto, sólo durante la mañana, la Universidad de Chile registraba 10.500 personas conectadas en Zoom de U-cursos, herramienta que será indispensable para adaptar la nueva forma en que los universitarios chilenos deberán educarse en tiempos de la pandemia del Covid-19.

Asimismo, la subdirectora también destaca las otras herramientas ofrecidas por Canvas y que fueron muy usada por docentes, como la mensajería, foros y las presentaciones con audio.

Comenta