Tras interpelar a Kast: la distendida comida de Boric con parlamentarios en que insistió en “valorar la democracia”

La delegación de parlamentarios en Alemania.

Durante la noche del martes, el Presidente invitó a los ministros y congresistas de la delegación a una cena en un restorán español. En el lugar hablaron de las primarias, de fútbol y también hicieron un análisis del momento político europeo.


Pocos minutos después de que el avión del Presidente Gabriel Boric aterrizó en Múnich, Alemania, el Presidente Gabriel Boric invitó a los ministros y parlamentarios de la delegación a un restorán de tapas españolas que quedaba cerca del hotel.

No fue la primera instancia en que compartieron fuera de los encuentros oficiales. Antes habían visitado el museo Story Bunker de Berlín, pero los parlamentarios -los senadores Sergio Gahona (UDI) y Ximena Órdenes (PPD), y los diputados Tomás de Rementería (PS), Vlado Mirosevic (PL), Alberto Undurraga (DC), Érika Olivera (Demócratas), Marlene Pérez (UDI), Diego Schalper (RN) y Enrique Lee- no quisieron interrumpir la concentración del Jefe de Estado.

Por eso, en la instancia en Múnich recién tuvieron un espacio para conversar en profundidad y abordar las primarias de las municipales que se realizaron el domingo.

El Presidente y los parlamentarios junto al canciller federal alemán, Olaf Scholz.

En la reunión, en que algunos de los presentes bebieron cerveza, Boric pidió que “se relajaran”.

Los parlamentarios y ministros que participaron en la charla valoraron el tono. Incluso, Boric también tuvo un espacio para conversar de fútbol con los diputados De Rementería y Schalper.

Pero también hubo momentos para hablar de política. Y fue en medio del análisis de los resultados de las elecciones europeas, marcados por el avance de la extrema derecha en países como Francia y Alemania, que el Presidente profundizó en su llamado a valorar la democracia en Chile. Esa intervención, dicen los presentes, duró alrededor de cinco minutos.

Durante la gira a Alemania, Boric ha realizado en más de una ocasión ese análisis, en el que ha interpelado al excandidato presidencial José Antonio Kast, en circunstancias en que además no hay parlamentarios del Partido Republicano en la gira.

“Sobre la extrapolación que se puede hacer a Chile, por cierto que nos preocupa el avance de fuerzas que cuestionan o no valoran, como nosotros, la democracia, que relativizan la importancia de los derechos humanos o que creen que hay ciudadanos de primera o segunda categoría”, respondió el lunes en Berlín tras ser consultado por la posibilidad de que Kast pueda irrumpir en la próxima elección.

Mientras que el martes volvió a hablar del republicano. “Yo me pregunto constantemente qué sería diferente si no fuéramos gobierno, o si hubiese ganado en la elección el candidato de ultraderecha, (José Antonio) Kast”, dijo Boric en la Fundación Ebert.

El Mandatario además interpeló al partido del exabanderado presidencial. “Muchas veces algunos parlamentarios de derecha, con los cuales tenemos una relación de diferencias, pero también de diálogo razonable, me decían ‘no podemos porque estamos muy tensionados por los republicanos’, que es el grupo de ultraderecha en Chile”, aseguró, y planteó que se puede trabajar en conjunto con la “derecha democrática”.

Kast, por su parte, no ha estado ajeno a los comentarios de Boric, y respondió. “Boric se pregunta: ¿Qué sería diferente si yo hubiera ganado la elección presidencial? Por lo pronto, no estaría de gira de estudios con 7 ministros y 10 parlamentarios, sino en La Moneda trabajando para enfrentar la crisis de seguridad, económica y social”, escribió el republicano en X.

Los dardos cruzados entre Boric y Kast no han pasado desapercibidos por la delegación y hay quienes le han planteado al Presidente que no debería caer en ese juego. Sin embargo, el análisis en el gobierno es diferente: creen que sí es necesario interpelar a la derecha y ese fue uno de los enfoques de la cuenta pública.

El ministro Cordero este miércoles también abordó la discusión. “A mí me parece que es una expresión fruto del desconocimiento, probablemente de la falta de experiencia ejecutiva y en el gobierno, le permite no comprender lo que son las giras presidenciales. Todas las giras presidenciales de los presidentes de la República desde el retorno a la democracia han sido significativas para el país, tanto desde el punto de vista de la dimensión económica como de la dimensión política”, dijo el titular de Justicia.

El análisis de Undurraga

En la cena los parlamentarios también realizaron un análisis de los resultados de las primarias de la elección municipal en Chile.

En esa conversación varios querían escuchar al diputado Undurraga, quien preside la Democracia Cristiana, ya que ha recibido críticas internas por los resultados de los comicios en los que perdió el cupo en Peñalolén.

Pero Undurraga le quitó dramatismo y planteó que habían mantenido dos de los tres cupos en los que peleaban y que en Peñalolén todos tenían claro que la derrota era inminente, así que no lo sorprendió.

Al finalizar el encuentro -que duró más de dos horas- Boric les manifestó a los parlamentarios que su intención es hacer otra reunión de trabajo en Estocolmo, Suecia, donde aterrizará durante la tarde de este miércoles, para hacer un balance general de la gira.

Eso sí, puede que no todos los diputados estén presentes. Tanto Marlene Pérez como Schalper se han mostrado inquietos por el sistema frontal en sus regiones y han evaluado la posibilidad de adelantar el regreso a Chile.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.