“Uno de los carabineros dijo ‘dejen de pegarle, este ya está muerto’”: El crudo relato del joven golpeado en Puente Alto

agresión-a-joven-en-puente-alto-810x540

En su testimonio ante la fiscalía, Matías Soto (18) detalló cómo fue el trayecto que hizo la tarde del pasado miércoles para escapar de Carabineros, luego de haber participado en una manifestación en el Metro Protectora de la Infancia. Dijo que cuando lo atraparon intentaron subirlo a un retén. Trató de resistir el arresto y fue entonces cuando entre ocho policías le empezaron a pegar en el suelo.


El 31 de enero, dos días después de haber sufrido una violenta agresión por parte de siete funcionarios de Carabineros en Puente Alto, Matías Soto Ramos (18) entregó su testimonio a la Fiscalía Sur. Su caso se hizo conocido luego de que se viralizara el video, en que se le ve recibiendo patadas y golpes con el bastón policial de varias personas de forma simultánea. "Es una denuncia bastante grave porque son hechos cometidos por funcionarios públicos que, abusando de su oficio, cometen apremios ilegítimos contra esta víctima", dijo ayer el fiscal del caso, Milibor Bugueño.

Soto declaró que ese 29 de enero, cerca de las 19.00, "fui con mis amigos Carla y Bastián a una manifestación pacífica que se realizaba en las afueras del Metro Protectora de la Infancia en homenaje al hincha del Colo Colo que asesinaron". Dijo que todo transcurrió de manera normal, hasta que a las 20.15 llegó Carabineros. "Eran entre 30 y 40 funcionarios, quienes llegaron en retenes policiales. Aparecieron por Av. Concha y Toro desde el norte y el sur. Rodearon las manifestación y comenzaron a lanzar bombas lacrimógenas y gas pimienta. La gente comenzó a escapar por la calle Ángel Pimentel hacia el oriente y al poniente", aseguró.

El joven añadió que perdió a sus amigos de vista y empezó a correr hacia el oriente. Tras avanzar dos cuadras, se detuvo y esperó que Carabineros se retirara del sector. "Pasaron unos minutos y caminé por calle Nemesio Vicuña en dirección a calle San Hugo. Por calle San Hugo caminé hasta Av. Concha y Toro, de ahí miré hacia la estación de Metro Protectora de la Infancia y vi que aún estaban los furgones de Carabineros en el lugar. En un momento Carabineros comenzó a avanzar hacia donde estábamos, algunos carabineros iban caminado, otros en retenes, nos rodearon por todos lados y nuevamente comenzaron a disparar".

El estudiante -que cursa segundo año de Ingeniería Mecánica en Inacap- dijo que volvieron a correr por calle San Hugo hacia el oriente y tres furgones policiales comenzaron a seguirlos. "Mientras iba corriendo también vi que mi amiga Carla iba corriendo y desde las ventanas de los furgones Carabineros disparaba con pistolas de aire comprimido hacia las personas que íbamos corriendo", declaró.

Soto dijo que los policías se bajaron de los furgones y empezaron a perseguirlos. Cuando no logró escapar, "un carabinero me agarró del cuello e intentó subirme a un retén, yo opuse resistencia, no lo golpeé, solo forcejé con él. Como no pudo subirme al retén me tiró al suelo y comenzó a pegarme patadas en diferentes partes del cuerpo y en la cabeza. Llegaron alrededor de ocho carabineros, quienes también empezaron a patearme y a golpearme con lumas. Uno de los carabineros en un momento dijo 'dejen de pegarle, si ya está muerto'", detalló Soto.

Luego, indicó que los policías se fueron y que él quedó tirado en el suelo. Aseguró que llegó una señora, que era vecina del sector, y le preguntó cómo estaba. "Yo como pude me paré, estaba aturdido, veía todo negro", declaró. Más tarde señaló que llegó gente de la Cruz Roja, quienes le prestaron los primeros auxilios. Y después otro vecino lo subió a su auto y se lo llevó al Sapu Manuel Villaseca, "donde me diagnosticaron múltiples contusiones en zona dorsal y fractura costal izquierda".

Respecto a quiénes le pegaron, declaró que "los carabineros que me golpearon vestían de Fuerzas Especiales, no llevaba identificación visible, eran de la 38° Comisaría de Puente Alto, ya que eso decían los retenes en los cuales se movilizaban".

El domingo, luego de viralizarse el video a través de Facebook, el coronel de Carabineros Eduardo Witt informó que la institución tomó la decisión de dar de baja a dos oficiales y cinco carabineros por su participación en los hechos. "Es una situación inaceptable e intolerable, fuera de todo protocolo o norma y al margen de la ley", dijo Witt. La fiscalía, en tanto, decretó las primeras diligencias y está a la espera de un informe del SML con las lesiones y acreditar la participación de los uniformados. Pese a la sanción, Carabineros continuará desarrollando el sumario.

Comenta