Valentín Díaz (Cenabast): "No tenemos comunicación formal de algún director de servicio de salud o de hospital que nos señale que no tienen insumos”

El director de la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast), Valentín Díaz aseguró que a la fecha han efectuado compras por $12.000 millones en insumos para combatir la pandemia del coronavirus. Aclaró, también, que el organismo dependiente del Ministerio de Salud no ha recibido denuncias por escasez de mascarillas o alcohol gel, como se ha divulgado en redes sociales.




Por estos días la agenda de Valentín Díaz, director de la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast), no para. Trabaja con un equipo reducido y, en paralelo a la emergencia del coronavirus, también debe hacer frente a la influenza. No cuenta con reuniones agendadas y todas las citas -cuenta- se realizan el mismo día en su despacho, dependiendo de la premura.

En conversación con La Tercera PM, cuenta que su mayor objetivo es abastecer a toda la red pública de insumos para enfrentar la pandemia en un momento en que “todo está muy frágil", pero “no ha existido, gracias a Dios, quiebre de stock”.

Díaz detalla que, a la fecha, Cenabast ha efectuado compras por $12.000 millones en insumos, como guantes, delantales de manga larga, mascarillas y alcohol gel, respecto de las cuales afirma que no ha observado un "comportamiento monopólico” o “colusión” por parte de los importadores en Chile. A su parecer, el alza de precios proviene de los fabricantes a nivel internacional debido a la fuerte demanda.

¿Desde cuándo comenzaron a realizar compras para hacer frente a la pandemia?

Partimos a finales de enero, cuando se supo que la cosa era seria a nivel mundial y cuando dejó de ser una enfermedad de China y llegó a oriente y Europa. A finales de enero empezó a moverse la gestión de abastecimiento y empezamos a comprar elementos de protección personal. Hicimos algo muy importante, que creo que fue clave en ese momento: rehabilitamos nuestra bodega de Quinta Normal, que estaba casi cerrada, y decidimos concentrar todo el stock que fuéramos comprando con contratos o compras directas. Eso ha permitido asegurar el abastecimiento para los hospitales.

Sin embargo, hay varias denuncias por escasez de insumos, como mascarillas y cotonas, en algunos centros de salud que han encontrado eco en las redes sociales.

No tenemos ninguna comunicación formal de algún director de servicio de salud, ni de hospital que nos señale que no tienen insumos. Hemos comprado y distribuido lo que nos ha instruido la Subsecretaría de Redes en su totalidad. Los servicios están abastecidos.

¿Podría dimensionar en cifras a cuánto asciende la adquisición de insumos para la emergencia?

Te voy a hablar solamente de los despachos que hemos hecho a los hospitales. Sólo desde el 10 de febrero hemos entregado a hospitales 9.5 millones de guantes. Hemos hecho ocho despachos. 2 millones 800 mil mascarillas. A eso se suman también, 1 millón 36 mil delantales de manga larga e impermeables de color azul. También hemos distribuido 60 mil protectores faciales y 2 mil frascos de alcohol gel a la red pública.

Esto exige bastante a la administración, ¿cierto?

Claro. Esto no había ocurrido nunca antes en la historia. Los volúmenes superan con creces lo que se manejó para la influenza AH1N1. Supera también lo que se requirió para los incendios de 2017 y todas las emergencias anteriormente. Bajo la emergencia del coronavirus se han equipado más camas, hospitales y liberado otras camas. Todo esto va requiriendo esfuerzos logísticos y financieros. Esto no tiene precedentes.

¿Cómo se ven los precios? ¿Han cambiado fuertemente?

Sí. No hay ninguna comparación con los precios de noviembre del año pasado. Nosotros comprábamos esta mascarilla cuadradita de tres pliegues, la quirúrgica, a $20. Hoy en China, esa misma mascarilla ya está en $100 y $200. A eso debes sumar los costos de envío y ganancias lógicas para el importador. La mascarilla más barata llega a Chile a $350 y es la más barata que compra Cenabast. Si preguntas cómo la está comprando el resto, es mucho más cara.

¿Existe un aprovechamiento por parte de los proveedores?

No. No tengo duda de los proveedores chilenos, porque son importadores y están sufriendo el alza internacional de los precios. Quienes subieron los precios, son los fabricantes: Estados Unidos, China y, acá en la región, Colombia y Perú. Ellos son los que han subido los precios. Yo he hecho consultas directas a fábricas chinas y me dicen que está a US$0,3. Súmale después los recargos.

Tanto el Presidente como el Minsal han acusado el alza de precios por parte de proveedores. ¿Qué ha visto al respecto? ¿En qué rubros y productos específicos? ¿De qué alza estamos hablando?

En una economía abierta y de mercado es muy difícil regular esto, porque en el caso de las mascarillas, nosotros no somos fabricantes. Si hubiera una fábrica de mascarillas, yo podría -no sé si la ley lo permitiría-, pero podría acordar un precio con esa empresa, pero no puedo ir a acordar un precio con los chinos. No puedo decirle a los fabricantes chinos: Mira, yo no te voy a comprar la mascarilla a más de $200. El no me la va a vender. Va a encontrar 500 interesados por su mascarilla a $600. ¿Dónde hemos encontrado alza de precios? En las mascarillas, pero no producto de los importadores chilenos, sino que debido al origen de la mascarilla

¿Cómo se puede anular esto?

Estamos descartando cualquier oferta de mascarillas que no reúnan la calidad o trazabilidad del producto. Estas mascarillas no serán empleadas por personas que andan en la calle, sino que serán usadas por personas de la salud, personas que estarán en contacto con pacientes contagiadas con coronavirus. Vale decir, tenemos que entregar un producto que reúna las condiciones de seguridad y que asegure que no por la mascarilla se va a contagiar, puede que se contagie por otras situaciones, pero no por la mascarilla que le entrega el Estado de Chile. Eso significa que antes de ver compras, nosotros le exigimos al importador todos los antecedentes de certificación. Una vez hecho eso, negociamos el precio y si está fuera de los rangos que hemos establecido, descartamos la oferta y nos ha ido bien.

¿Hasta ahora, ve algún indicio de comportamiento irregular o monopólico por parte de proveedores?

No, porque no hemos evidenciado comportamiento monopólico ni colusión. Hemos visto un alza de precio asociada a que como son importadores y no fabricantes, los precios que ellos reflejan son los que les está colocando el fabricante en China. Lo que sí hemos hecho son acciones en el portal Mercado Libre para que baje de su market place aquellos productos que están con un alza desmedida, como mascarillas. Mascarillas que están a $1.000, que debieran costar como máximo $400 o $500. Amazon y E-Bay lo hicieron en sus plataformas y bajaron sus productos para no fomentar el mercado negro, y le pedimos a Mercado Libre que lo hiciera. En los próximos días se lo voy a pedir al sitio Linio (de Falabella), que es otro que tiene productos extremadamente caros.

¿Las empresas chinas se han mostrado interesadas en vender insumos a Chile por la emergencia?

A finales de enero China cerró sus mercados. Vale decir, el gobierno chino cerró la venta a terceros de todos los elementos de protección personal y no autorizó exportaciones. Por lo tanto, cerró la posibilidad de que podamos comprarle. India hizo lo mismo a mediados de febrero. Esos son los dos grandes proveedores. De hecho, teníamos una compra gigantesca y millonaria con la India, donde participó la embajadora de India en Chile, nuestro embajador allá en Delhi y cuando íbamos a cerrar el acuerdo, salió una orden de la presidencia y se prohibió la exportación. Hasta el día de hoy está prohibida. No así China que hace dos semanas abrió los mercados.

¿Ha visto un alza del lobby entre laboratorios o empresas cuyos productos podrían ser utilizados en la crisis?

No. Nosotros nos reunimos el otro día al alero del Ministerio de Economía junto a cuatro grandes asociaciones de laboratorios. No hemos detectado ninguna alza de medicamentos y hemos visto una voluntad de los laboratorios para cuadrarse con la salud pública. Este mes estamos implementando un plan en el que los laboratorios entregarán las necesidades de los próximos tres meses para los pacientes crónicos. De manera que el paciente vaya una sola vez al consultorio u hospital y retire los fármacos de abril, mayo y junio de una sola vez. El 73% de los productos serán entregados en un solo paquete en el mes de abril.

Comenta