Primer hito del Metro de Santiago cumple 55 años en medio de reconocimiento de deportistas de los Panamericanos

Las delegaciones de los países en competencia de los Panamericanos celebraron las instalaciones de Metro de Santiago.

Fue en 1968 cuando el Presidente Eduardo Frei Montalva firmó el decreto que creó al Metro de Santiago. Desde esa fecha, el sistema de transporte ha crecido hasta llegar a las 7 líneas, con más de 2,3 millones de pasajeros al día. Un hito que pone a nuestro tren subterráneo como uno de los más importantes de Sudamérica. El decano de la Facultad de Ingeniería, Arquitectura y Diseño USS, Federico Casanello, se refiere a la necesidad de extender su cobertura a comunas de mayor movimiento; y el presidente del tren urbano, Guillermo Muñoz, plantea los desafíos de la empresa estatal.



El reconocimiento a las instalaciones del Metro de Santiago que han hecho los deportistas que conforman las delegaciones de los Juegos Panamericanos 2023 ha llenado de orgullo al país. Sin duda, la decisión de trasladar a los 7 mil deportistas en sus trenes fue una decisión acertada, a juicio del ministro de Transportes, Juan Carlos Muñoz: “Si muchos van al mismo lugar a la vez, el transporte público es la mejor opción”.

Este mes Metro cumple 55 años. Fue un 24 de octubre de 1968, durante la administración del Presidente Eduardo Frei Montalva, cuando se firmó el decreto que creó al Metro de Santiago. Las obras comenzaron en mayo de 1969, y la primera línea se inauguró en septiembre de 1975.

El 24 de octubre de 1968, el Presidente Eduardo Frei Montalva firmó el decreto que creó al Metro de Santiago.

El actual presidente de Metro, Guillermo Muñoz, explica que son muchos los avances que ha experimentado el servicio en estos años. El primero tiene que ver con la cobertura. “En 1975 partimos con una red de 8 kilómetros, que realizaba 35 mil viajes al día. El 2023 Santiago cuenta con una red de 144 kilómetros, la que mueve a diario cerca de 2,3 millones de personas, dando trabajo a 4 mil 300 trabajadoras y trabajadores con los que cuenta la compañía”, señala el ejecutivo.

Juan Parrochia primer director de Metro de Santiago.

Con el paso del tiempo, Metro se convirtió en el eje estructurante de la movilidad en el Gran Santiago. “Ya no solo transportamos personas, sino que las acercamos a oportunidades, estudios, trabajos, o bien, al ocio, aportando a una mejor calidad de vida para los habitantes de la capital. Hablamos, por tanto, de desafíos que van más allá del transporte, y que nos obligan a seguir mejorando nuestro servicio, para continuar con esa ruta”, agrega el ministro.

Reflejo de ese aporte a la calidad de vida fue la inauguración el pasado 25 de septiembre de los 3,8 kilómetros de extensión que unió por primera vez a Quilicura con el sistema de redes, permitiendo viajar desde esa comuna hasta La Reina en 30 minutos. Las nuevas estaciones de la línea 3 son un hito, así como un reto para el trabajo silencioso que se realiza al interior de la empresa.

Juan Carlos Muñoz, ministro de Transportes y Telecomunicaciones. Foto: Mario Tellez / La Tercera.

En el caso de Quilicura, las tres nuevas estaciones registran cerca de 23 mil viajes diarios, de los cuales, cerca de 60 por ciento lo hacen desde la nueva estación Plaza Quilicura. “Este punto es relevante, ya que demuestra el rol que cumple el acercar nuestra red al punto céntrico de dicha comuna, facilitando desplazamientos que muchas veces implican otro tipo de modos, con mayores tiempos de viajes”, relata Muñoz, quien en términos simples explica que pasar de una hora de viaje a 20 minutos, entre Quilicura al centro de Santiago, “es una ventaja más que evidente sobre las mejoras que trae el Metro para los habitantes de la zona norponiente de la capital”.

Guillermo Muñoz, presidente de Metro de Santiago.

MetroArte

Lo cierto es que el Metro no es solo movilidad, sino que se ha vuelto un espacio para la contemplación de arte en sus estaciones. Otro hito en estos años es MetroArte, iniciativa que nace en 1992. “Solo como ejemplo, hace unos días atrás inauguramos en la estación Estadio Nacional un megamural para recordar la épica del Mundial de 1962, como una acción previa a la realización de otro evento de similar envergadura, como lo son los Juegos Santiago 2023″, ejemplifica, siendo la obra número 75 del catálogo desplegadas en nuestras estaciones, lo cual demuestra el compromiso por ir más allá de una oferta de transporte.

Dimensión a nivel internacional

Federico Casanello, decano de la Facultad de Ingeniería, Arquitectura y Diseño de la Universidad San Sebastián (USS), recuerda que fue a finales de los 70 ‘s cuando se subió a la entonces única línea del metro. Hoy, tras visitar metros de América y Europa, considera que debemos poner en valor este medio de transporte que quizás no se dimensiona en el diario vivir producto de la rutina. “Tenemos un sistema de transporte de metro de alto estándar e incluso supera a muchos de los metros a nivel mundial. La cobertura no es menor. Que tengamos del orden de 150 kilómetros de distancia si lo comparamos con algunos países desarrollados, con algunos estamos bastante cerca en extensión”, asegura.

Federico Casanello, decano de la Facultad de Ingeniería, Arquitectura y Diseño USS.

Dejando de lado metros como el de Londres o París, que rozan los 500 y 219 kilómetros de red de metro, respectivamente, el académico USS toma como ejemplo el de Berlín, con 151 kilómetros de red, siendo el octavo tren subterráneo creado en el mundo.

Casanello también mira a Sudamérica. Chile tiene el segundo sistema más extenso en Latinoamérica después de Ciudad de México, con 226 kilómetros y 195 estaciones, y supera al metro de Sao Paulo, de 104 kilómetros de red y 91 estaciones, siendo este último el que mayor cantidad de pasajeros mueve diariamente.

Asimismo, el académico USS valora la conexión que tiene con otros medios de transporte, siendo el Tren Rancagua-Estación Central o el Tren Nos-Estación Central, componentes vitales a la hora de moverse por comunas alejadas de los puntos centrales.

Lo desafíos de Metro de Santiago

Guillermo Muñoz comprende los desafíos que enfrentan con la extensión de la red, siendo el objetivo principal “avanzar de forma constante en los proyectos de expansión de la red, entendiendo los plazos y expectativas que genera en las personas la llegada de nuestro servicio a sus comunas”.

Mucho se ha hablado de las líneas 7, 8 y 9, teniendo expectativas de funcionamiento recién para inicios de la década del 2030. “El trabajo de desarrollo precisamente está enfocado a cumplir con nuestros cronogramas, a través de mejoras en las técnicas constructivas, además de incluir en nuestros trabajos una mirada integral, donde los vecinos y vecinas de las futuras líneas sean parte esencial de dichas labores”, menciona, frente a un proyecto que escuchará la voz de los futuros beneficiados.

Plano de las líneas y estaciones de Metro de Santiago.

Dentro de los futuros proyectos está la extensión de la línea 2, mientras que para 2028 se espera la futura línea 7 y la extensión de la línea 6. La nueva línea 8 estará plenamente operativa en el año 2030, al igual que el primer tramo de la línea 9 entre Biobío y La Pintana, planes que aún están en proceso de desarrollo de la Ingeniería Básica de las Obras Civiles, junto a los estudios asociados a la tramitación ambiental, las modelaciones de flujos y modelos 3D del proyecto.

El decano USS, en tanto, cree que los esfuerzos también deben estar puestos en extender algunas líneas de metro para dar mayor cobertura a comunas de mayor movimiento. Con 585.684 habitantes según el más reciente Censo, Casanello cree que Maipú es una comuna que debiese ser otra de las prioridades, misma petición que en octubre pasado realizó Tomás Vodanovic, alcalde de esa comuna, quien pidió un avance de tres kilómetros hacia el Parque Tres Poniente, a tres kilómetros al oeste de la actual estación terminal Plaza de Maipú.

Mientras tanto, otra de las metas del tren subterráneo es avanzar hacia la modernización de la red, dotando de herramientas que actualmente la gente puede notar en las líneas automáticas (3 y 6) hacia el resto de la red, como sistemas de control de acceso para reemplazar los torniquetes, explorar el uso de puertas en los andenes, para así evitar incidencias en las vías.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.