Derechos digitales y ética en un mundo hiperconectado

Todo se digitalizó: educación, salud, banca, trabajo, vida social. Es por eso que uno de los desafíos más importantes de la sociedad actual es el resguardo de los datos en lo digital, materia que además apunta a ser una hoja de ruta para Chile en el uso responsable de tecnologías.




El futuro es hoy. Los avances ocurren tan rápido que antes de poder digerirlos ya se encuentran entre nosotros y parece un reto entenderlos del todo. Internet redefinió completamente lo que significa vivir en comunidad invadiendo las esferas de lo público y privado.

Nuestras relaciones ahora se ven alteradas por la presencia de smartphones, tablets y aplicaciones cada día más. Según las Estadísticas de la situación digital de Chile en el 2020-2021 presentadas por We Are Social y Hootsuite, el país posee una población de 19,16 millones de personas, del cual el 87.8% vive en zonas urbanizadas pero hay 25,31 millones de dispositivos móviles, cantidad que supera a la población total: 132,1%, superando a Argentina (121,6%), Colombia (119%) y México (89,1%).

A las empresas, en tanto, esto ha significado una transformación en la manera de hacer negocios con nuevas demandas que exige la población. Por ejemplo, el estudio de Latam Insights 2021 realizado por PageGroup, posiciona a Chile como el segundo país con mayor crecimiento digital en Latinoamérica con un 71% aludiendo al impacto de las medidas decretadas sobre el teletrabajo a nivel nacional, que produjeron la migración a dicha modalidad.

Pero a ello es necesario agregar el componente público. Aquí es donde pueden verse afectados los derechos más básicos de las personas y su dignidad como seres humanos respecto a la intimidad y privacidad. Entonces, ¿qué riesgos existen y qué responsabilidades le caben a las empresas y organismos públicos para salvaguardar los derechos de la ciudadanía?

Esta temática es la que trata el panel “Derechos digitales y Ética en un mundo hiperconectado” del 9° Summit País Digital 2021, reconocido evento que por segundo año consecutivo se presenta en formato 100% online por medio de una transmisión multiplataforma, y que está enmarcado en el 20° aniversario de Fundación País Digital (FPD).

Una conversación moderada por Nicolás Majluf, profesor Emérito del Departamento de Ingeniería y de Sistemas UC, en la que participan grandes exponentes como Susana Sierra, Directora Ejecutiva BH Compliance; Felipe Harboe, convencional Constituyente, abogado, académico y ex senador; Claudio Ruiz, director de Criti.ca, asociado al Berkman-Klein Center, universidad de Harvard; Fernando Saiz, Director de Asuntos Públicos y Regulación de Movistar Chile.

La sociedad digital empoderó al ciudadano común y corriente permitiéndole, sin conocimiento previo, organizarse junto a otros en pos de un objetivo común. En esta línea, para Harboe, el concepto de ciudad digital incluye una nueva relación entre poder y ciudadanía, más horizontal. Debemos entenderla como un espacio en donde la tecnología y el desarrollo están al servicio de las personas, de la interoperabilidad desde el punto de vista de los servicios públicos, de la empresa en sus desarrollos comerciales y con sus consumidores. Para el constituyente es importante comprender la tecnología no como una herramienta ni un instrumento u objetivo en sí, sino como un mecanismo de integración social.

Una opinión similar expresa Ruiz, quien asegura que las tecnologías digitales, más allá de Internet, no son un fin en sí mismo. Y esto, a su juicio, es uno de los principales desafíos a nivel de reflexión en el aparato público e incluso, de forma ampliada, a aspectos tan sensibles como la mantención y promoción de las democracias en todo el mundo. En este sentido, indica que es importante ver la tecnología no solamente como el desarrollo de hardware y software, sino como un habilitante para nuevos contextos sociales.

Por su parte, Saiz argumenta que, a su juicio, los derechos digitales, no son algo nuevo, sino que una aplicación de los derechos fundamentales a esta nueva realidad. Conceptos como acceso, privacidad, protección de los datos, transparencia y la reflexión en torno al acceso a información veraz y el derecho a la libertad de expresión, entre otros, son los que actualmente forman parte de la conversación de quienes se encuentran en los espacios que regulan de qué forma convivimos en sociedades más tecnológicas, conectadas y digitalizadas. Otros como los derechos laborales en contextos de teletrabajo o los de la niñez en el uso de dispositivos, también forman parte del trabajo que hay que realizar en esta materia.

En relación con los riesgos asociados a aspectos como la neutralidad de la red, la Directora Ejecutiva BH Compliance afirma que es importante poner atención en los sesgos que existen detrás de quienes, por ejemplo, desarrollan dispositivos que funcionan con Inteligencia Artificial. En este sentido, argumenta que es clave asegurar que los algoritmos sobre los cuales opera la IA, estén exentos de esos sesgos, para que la experiencia de los usuarios sea lo más transparente posible.

Durante el panel se abordan otros aspectos como: la concentración de poderes, regulaciones, burbujas ideológicas en tiempos de digitalización, la búsqueda de varias fuentes de información y las dinámicas en la creación de algoritmos. Esto sumado a la libre competencia en las industrias tecnológicas, el respeto a los derechos, privacidad y la mejor creación de estándares de seguridad, además de una correcta consolidación de una economía digital impulsada por un trabajo intersectorial, son los desafíos que es necesario mirar con atención para un futuro ya presente.

Todo sobre el evento lo podrán encontrar desde el sitio web https://summit.paisdigital.org/.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.