Identity Check: el siguiente paso para hacer pagos seguros online en Chile

Para tener una capa de seguridad mayor en las transacciones en línea, Mastercard desarrolló esta herramienta que próximamente permitirá a los comercios del país operar los pagos de sus clientes con más seguridad y protegiendo sus datos.



La expansión de los pagos digitales está acelerando la velocidad de irrupción de nuevas tecnologías que aporten seguridad en las transacciones. Una de ellas es Identity Check, un proceso de validación que Mastercard está próximo a traer a Chile y cuyo objetivo es brindarle al usuario una mayor seguridad a la hora de comprar en línea o realizar pagos recurrentes.

Esta herramienta está basada en EMV 3DS, un protocolo mundial estandarizado antifraude, que gana terreno en el comercio mundial. Su objetivo es permitir a los consumidores autentificarse a sí mismos con el emisor de su tarjeta de pago en el momento de la realización de transacciones no presenciales.

“Identity Check es la forma en que Mastercard implementa el protocolo de autenticación 3DS. Consiste primero en analizar los datos de la transacción y luego complementarlos con el historial de compras del cliente. Todo ello alimenta sistemas que decidirán si será necesaria una segunda verificación. Si es así, se solicita la interacción del comprador, por ejemplo, pidiendo una huella dactilar o una contraseña adicional”, dice Gerardo Urra, director Desarrollo de Negocios de Mastercard.

La implementación de este protocolo ha demostrado interesantes resultados. En Europa, la tasa de aprobación en transacciones electrónicas subió del 80% al 90% gracias a la autenticación frictionless (sin fricción) con la versión 3DS 2.0, obligatoria desde enero de este año en los países que integran la Unión Europea. El Latinoamérica, en tanto, su uso ha sido más lento, pero avanza a paso firme en países como Perú, Colombia y Chile.

“En Chile el ecosistema está creciendo rápidamente con la adopción del protocolo 3DS en prácticamente todos los adquirentes locales y la implementación en muchos de nuestros emisores, además pronto veremos un incremento de las transacciones domésticas online usando este protocolo, generando beneficios para los comercios y tarjetahabientes. Una señal positiva para su implementación fueron las instrucciones de carácter general que dictó el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia sobre las condiciones de competencia en el mercado de los medios de pago. Con esto, se ordenó ‘a los emisores que adopten el protocolo 3DS en un plazo máximo de 90 días hábiles, de manera de fomentar la interoperabilidad entre los emisores y todos los adquirentes en transacciones no presenciales’”, agrega Urra.

Hoy son más de un millón los comercios, en 122 países, que aceptan transacciones realizadas con Identity Check, herramienta que soporta todos los canales digitales para pagos seguros en cualquier dispositivo. Identity Check busca también aumentar la tasa de aprobación de compras online de manera segura, ya sea con tarjetas de crédito, débito o prepago.

El objetivo final de esta innovación es mantener procesos fluidos y simples para el usuario, pero disminuyendo al máximo los riesgos de fraude y las fricciones en el pago, como falsos rechazos, no lectura de datos o cualquier acción adicional a la esperada para completar una transacción.

“Esta herramienta traerá muchos beneficios a los comercios: facilitará la experiencia de compra, permitirá aumentar la conversión de los pagos y vender más, aumentando sus ingresos de manera segura; mientras que las instituciones financieras que emiten tarjetas pueden estar seguras de que quien compró es quien dice ser, reduciendo significativamente los casos de fraude”, afirma Gerardo Urra.

El futuro será biométrico

Si bien la biometría aplicada en transacciones comerciales aún no está disponible en Latinoamérica, en abril de este año, Mastercard lanzó el Programa de Pago Biométrico para establecer un marco tecnológico único que fije estándares para las nuevas formas de pagar en negocios de toda envergadura, desde mayoristas hasta almacenes de barrio. A ese marco adhieren bancos, comerciantes y proveedores de tecnología.

Los participantes del programa ofrecen a los consumidores la opción de inscribirse en sus servicios de pago biométrico, ya sea en la tienda o en casa, por medio de una aplicación. Una vez inscritos pueden hacer uso de los beneficios de la biometría, ya que no tendrán que buscar sus tarjetas o dispositivos, sino que les bastará con mirar una cámara o agitar una mano sobre un lector para poder hacer una transacción.

Mastercard está trabajando con socios como NEC, Payface, Aurus, PaybyFace, OpoID y Fujitsu Limited para garantizar el lanzamiento y difusión de estas nuevas formas de pago, adhiriendo a un conjunto de estándares mínimos que garanticen la seguridad y la protección de datos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La agencia espacial está realizando los preparativos finales para estrellar un aparato espacial contra una roca interestelar, en lo que será la primera prueba de defensa planetaria del mundo.