La inclusión financiera se expande de la mano del boom de las tarjetas de prepago

Las ventas con tarjetas de este tipo tuvieron un fuerte incremento hasta marzo de este año. Su flexibilidad como instrumento de pago, accesibilidad para diferentes públicos y la seguridad que entregan al realizar transacciones, aparecen como las razones que explican este auge.



Un crecimiento del 42% en ventas, tanto presenciales como digitales, tuvieron las tarjetas de prepago entre enero y marzo de este año, según el informe razonado que dio a conocer Transbank. Se trata de una buena señal para una economía que todavía se está recuperando de la pandemia y todas sus repercusiones, pero también se pueden hacer más lecturas. Sobre todo cuando se agrega otro dato: el ítem “Fintechs y otros” tuvo un aumento de ventas de un 35,8%, llegando a los $ 1.895 millones si se comparan las cifras del primer semestre de 2021 y 2022.

Así, se puede ver que el mercado de las Fintech, y más específicamente las tarjetas de prepago, ha continuado con su crecimiento en Chile, trayendo consigo la inclusión financiera. “Es una manera de incorporar a las personas a la economía más digital y que puedan consumir ciertos productos que de otra manera no están al alcance, como por ejemplo Netflix o Spotify. Que tal vez no califican como de primera necesidad, pero que si ves que todo el mundo lo utiliza, democratizan el acceso”, resume Cristián Ramírez, académico de la Escuela de Administración de la Universidad Católica sobre los atributos de estos métodos.

Simplicidad y seguridad son parte de lo que ofrecen y que atraen a los consumidores según añade Ramírez. “Es más sencillo que andar con grandes cantidades de efectivo. Y es menos riesgoso, porque sin la contraseña no pueden retirar el dinero. Además, es una puerta de entrada al mercado financiero, antes de acceder a instrumentos más complejos. Con ellos puedes empezar a interactuar con el sistema, para luego acceder a otras herramientas”, explica.

Por lo pronto, el mercado local ya está viendo a nuevos productos uniéndose a la competencia. Uno de ellos es la tarjeta de prepago Global66, que ya fue aprobada por la Comisión de Mercado Financiero. “Es la representación de una alternativa que conecta múltiples servicios de un ecosistema de fácil acceso para los ciudadanos globales. Ahora las personas pueden tener una herramienta transparente, económica y segura que les permitirá poder usar el dinero que cargan, a través de la billetera multimoneda en cualquier parte del mundo”, explicó Tomás Bercovich, CEO y Cofundador de la Fintech chilena Global66, sobre los atributos de su instrumento, que permitirá transacciones físicas y digitales, hacer pagos de servicios, retirar dinero de cajeros automáticos, pagar suscripciones a apps, y transferencias a más de 70 países, entre otras funcionalidades.

Visiones de futuro

En este contexto de crecimiento Global66 lanzó su tarjeta junto a Mastercard. “Somos el socio tecnológico que les permite a las Fintechs poder entregar mejores experiencias a sus clientes. Seguir trabajando en conjunto para fortalecer la inclusión financiera y el ecosistema de los medios de pago es para nosotros un gran compromiso”, apuntó Patricio Sandoval, Country Manager de Mastercard para Chile y Paraguay sobre su participación en el negocio.

Global66 es una Fintech con operaciones en ocho países, incluyendo Chile, Colombia, Perú, y Argentina. La tarjeta tendrá costo cero de mantención si se realiza una compra al mes. No tendrá tope de saldo e incluye beneficios asociados a Mastercard.

Y sobre las proyecciones a futuro de estas herramientas, podrían ir en la dirección precisamente de funcionar como una puerta de entrada para más alternativas. Tal como detalla Cristián Ramírez: “Una de las gracias de la inclusión financiera es que tengas acceso al crédito. Entonces la idea es que puedas acceder a mejores tasas, a mejores alternativas”, ejemplifica, agregando que “también puede existir un factor de educación financiera, donde se produzca un paso, de a poco, a servicios más complejos que son importantes para la economía y que la banca pueda ofrecer”, como las cuentas corrientes, tarjetas de crédito o de consumo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La iniciativa permite a cientos de niños ir al colegio en bicicleta, con la finalidad de generar consciencia a través de la entretención y la sustentabilidad.