Las ventajas de la telemedicina en vacaciones

La llegada del verano trae consigo el descanso esperado por muchos y también algunas patologías asociadas a la temporada. Dolencias que hoy pueden ser tratadas desde cualquier lugar del país y desde el celular gracias a los tratamientos de telemedicina que ofrece el Centro Médico Virtual UC CHRISTUS.




Si estás de vacaciones en un camping en cualquier lugar del país y tienes buena señal con tu celular, no solo puedes disfrutar de los últimos episodios de tu serie favorita, también puedes tomar una hora de telemedicina si estás con dolores estomacales, te insolaste e incluso si tienes síntomas de Covid-19. Hoy, con la tecnología todo es posible.

Una atención a distancia que el Centro Médico Virtual UC CHRISTUS ofrece hace años y que durante la pandemia ha perfeccionado, ofreciendo más de 60 especialidades, incorporando a 400 profesionales de distintas áreas e incluyendo atención personalizada a través de programas como: ‘Angioplastia coronaria’, ‘Dolor crónico no oncológico’, ‘Libérate del tabaco’ y muchos otros.

Sobre cómo ha sido el proceso de atención por telemedicina, el Dr. Sebastián Valderrama, director del Centro Médico Virtual UC CHRISTUS, explica que ha sido “un aprendizaje de todas las partes, de los doctores por un lado y de los pacientes por otro. Nosotros partimos con pacientes agudos que tenían Covid-19 y que no podían salir, entonces ellos se fueron dando cuenta de que podíamos tratarlos de manera segura y efectiva. Lo otro importante es que durante la pandemia aprendimos que podíamos controlar a muchos pacientes crónicos y acercarnos todavía más a los pacientes de región”.

El Centro Médico Virtual UC CHRISTUS ha sumado a su atención a distancia especialidades en las áreas de psiquiatría, kinesiología, cardiología, oncología, entre muchas otras. “Las que más ha costado incorporar son las que dependen de un examen físico, sobre todo oftalmología, otorrinolaringología y dermatología. Pero con todo el resto ya tenemos dos años de experiencia y ha funcionado muy bien”, señala el facultativo.

Sebastián Valderrama, director del Centro Médico Virtual UC CHRISTUS.

Enfermedades estivales por telemedicina

La cobertura que ha alcanzado el programa de telemedicina UC CHRISTUS es un gran aliado para quienes salen de vacaciones a lo largo de nuestro país y se enfrentan a las clásicas enfermedades estivales y a un posible contagio de ómicron, la nueva variante de Covid-19. Al respecto, el Dr. Valderrama comenta que “estamos justo en pleno ascenso de ómicron y hasta el momento no se han saturado los servicios de salud, pero sí es muy contagiosa. Por eso, la primera recomendación es cuidarse en las vacaciones y ante cualquier duda, ya sea de contacto, de contagio o de diagnóstico, la telemedicina es una alternativa”.

Según el facultativo durante este tiempo también han aumentado otros virus respiratorios. “Hemos visto incluso algunas influenzas, que eran muy de invierno y que produce laringitis; también adenovirus que es un virus que produce aftas y conjuntivitis; parainfluenza, y virus respiratorio sincicial que obstruye y provoca neumonía en los niños”.

A los virus respiratorios se suman también las clásicas dolencias del verano como diarreas, otitis, picaduras de araña, quemaduras de sol y otras. “Lo primero es mantener todavía los cuidados que todos sabemos con respecto al coronavirus. Lo segundo es ser muy cuidadosos con el tema de cadena de frío y la refrigeración de alimentos. Y lo tercero es que, si se llega a enfermar se contacte con nosotros por Ucchristus.cl y pueda tomar una hora por telemedicina”, señala el facultativo quien acá comparte una guía preventiva para pasar unas vacaciones en tranquilidad:

Diarreas infecciosas:

Las diarreas son más frecuentes en verano debido a que el clima favorece la diseminación de las bacterias que las provocan; y también porque las altas temperaturas aumentan el riesgo de deshidratación. Estas enfermedades infecciosas se transmiten por la ingesta de partículas de materia fecal, infectadas a través del consumo de alimentos o agua contaminados o mediante el contagio de persona a persona a través de las manos. Por eso, es clave tener una higiene adecuada.

Alergias:

Los síntomas de alergias por el polen u otros alérgenos son similares a los síntomas de un resfriado común: picazón y lagrimeo en los ojos, estornudos, goteo y congestión nasal. Las alergias suelen durar todo el tiempo que se está expuesto al alérgeno, mientras que los resfríos no suelen durar más de una o dos semanas. Las alergias de verano pueden ser una molestia, pero con el conocimiento, la preparación y el tratamiento adecuado, no tienen por qué arruinar tu diversión.

Infecciones respiratorias:

El calor hace que las defensas del cuerpo se debiliten y, por tanto, aumentan los riesgos de contraer enfermedades. Dentro de las infecciones más comunes en esta época están la faringitis, bronquitis y otitis (inflamación de oídos). Para evitar algún problema respiratorio es importante evitar exponerse a cambios de temperatura muy drásticos, ya que se produce una congestión en nuestras vías respiratorias. La exposición a aires acondicionados funcionando a temperaturas extremas en espacios cerrados favorecen las infecciones respiratorias. Es importante saber las medidas de prevención contra estas enfermedades durante este período, como el lavado de manos, ventilar los espacios cerrados y aumentar la hidratación.

Picaduras de insectos:

La época estival trae consigo un gran número de actividades al aire libre, lo que conlleva a estar más expuestos a insectos y a la eventual posibilidad de sufrir alguna picadura. Inflamación, picazón, enrojecimiento y/o dolor en la zona afectada son algunos de los síntomas que las personas pueden experimentar tras sufrir una picadura o mordedura de insecto. La mayoría de las veces, la reacción inflamatoria desaparece en 48 horas y no requiere consulta médica. No obstante, hay personas que tienen antecedentes de alergia o desarrollan cuadros de mayor compromiso cutáneo con varias lesiones, picazón o edema; en tales situaciones la recomendación es consultar con algún especialista y una buena alternativa es hacerlo a través de telemedicina, sin tener que interrumpir o cancelar tus vacaciones.

Quemaduras solares:

El buen tiempo es la mejor invitación a disfrutar de distintas actividades al aire libre. Sin embargo, los peligros de exponerse al sol sin la debida protección pueden ser graves para cualquier tipo de piel sin importar las características, no existen pieles que sean inmunes al sol. Por lo mismo es fundamental el uso de factor protector solar 30+ ó 50+, que incluya protección de rayos UVA y UVB, sobre todo en esta época del año que la radiación ultravioleta (UV) es mayor, especialmente entre las 11 y 17 horas, periodo en el que hay que tener mayor cuidado de la exposición directa al sol.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.